Graffiti: desclasificaciones y menciones de una misma esencia

Graffiti: desclasificaciones y menciones de una misma esencia

“La energía está todavía ahí

energía para crear,

energía para ser vista,

energía para ser escuchada”.

Anónimo

En el texto anterior “GRAFFITI UNA ALTERNATIVA DE EXPRESIÓN JUVENIL”, se hablo principalmente del origen y algunas de las causas que tienen los adolescentes para realizar dicha actividad, tratando de dar un bosquejó de esta actividad, como forma de expresión y canalización de emociones, energías y búsqueda de identidad y pertenencia en la cual se viven los jóvenes la cultura contemporánea.

Siguiendo en esta misma dinámica, ahora se abordan las clasificaciones que existen de este fenómeno.

Como ya se menciono el sociólogo francés Jean Braudillard en el 1974, hizo una dicotomía del grafiti, más tarde lo retomaría Jesús Diego, y muchos otros investigadores más, estas fueron que hay 2 tipos de graffiti:

El modelo francés o europeo

El modelo americano o Hip-Hop

Modelo Francés o Europeo

Este modelo responde a un tipo de graffiti donde el componente verbal es mayoritario.  Ya que muchas veces dentro de una frase se puede sintetizar toda un situación política,  una frustración íntima o un deseo insatisfecho. Puede resultar insultante en algunas ocasiones, y anónimo en otras, pero con un gran contenido de posibilidades comunicativas.

Es importante señalar que este tiene su exponente más conocido y emblemático en el ingente corpus de las calles de París y otras partes del mundo, donde se ocasionaron revueltas estudiantiles en 1968. Donde a través de la pinta empiezan a expresarse realidades que quedan fuera de los medios habituales. Por lo que es importante mencionar que este tipo de graffiti era el predominante hasta la irrupción de la moda venida de Nueva York.

Características:

Armando Silva señala en un artículo titulado “la ciudad como comunicación”, que publicara en junio de 1987, la revista Diálogos de la comunicación-: para que una inscripción urbana pueda llamarse pinta o graffiti, debe estar acompañada de las siguientes características:

  • Marginidad: traduce la condición del mensaje de no caber dentro de los circuitos oficiales, por razones ideológicas o simplemente por su manifiesta privacidad.
  • Anonimato: implica un necesaria reserva en autoría.
  • Espontaneidad: alude a una circunstancia psicológica del graffiter@ de aprovechar el momento para elaborar su pinta.

Tipos de Graffiti   Francés o  Europeo:

Para Armando Silva existe una amplia y certera tipología de esta modalidad de graffiti y él los divide de la  siguiente manera:

  • El graffiti político
  • El graffiti definido en la agresión
  • El graffiti definido en la sexualidad
  • El graffiti que exalta los derechos
  • El graffiti definido en su poeticidad
  • El graffiti informativo

Ejemplos:

“2 de octubre no se olvida”.

“Cuando la historia no se puede escribir con tinta.

“Escríbela con la punta de un fusil”.

Modelo Americano.

El modelo americano, es identificado a partir de los famosos graffiti de Nueva York,  se inicia aproximadamente  a finales de los sesentas cuando, un joven de Washington Heisghts llamado Demetrius empezó a escribir su apodo, Taki, y el número de su casa, 183, en las paredes, los autobuses, monumentos públicos y en las estaciones del metro de Manhatan.

Así la odisea inicial de Taki, daría paso a una explosión de formas y colores, que lejos de disminuir a pesar de los esfuerzos policiales, traspasaría fronteras dejando huella en el inventario de las grandes urbes.

Las características más evidentes del graffiti americano, de acuerdo con Joan Garí (1995), son el predominio de los signos icónicos sobre los verbales –sin que estos últimos desaparezcan del todo-; la importancia consiguiente de factores como el color o la audacia figurativa; la influencia de los modelos procedentes de la televisión y el cómic.

Tipos De Graffiti:

Aunque existen cientos de estilos de graffiti, los formatos básicos son seis. Estos se distinguen por su tamaño, complejidad en el diseño o lugar donde se elaboran. A continuación, aparecen los seis tipos de estilo de graffiti.

-Firmas o Tags: Su diseño es simple y sus letra corresponden a las del nombre o seudónimo del autor. La traducción de la palabra inglesa tag es “placa o etiqueta”. Los tagers, tageros, o plaqueros son aquellos individuos que sólo pintan palabras, letras o mensajes. No realizan murales, simplemente se dedican a “rayar” las paredes. El tag es el nombre que adoptan para identificarse y ser conocidos dentro de los círculos de sus compañeros. Son rebeldes que, al parecer, sienten la necesidad de representarse a sí mismos marcando su territorio con un seudónimo. No manejan ningún tipo de regla ortográfica, e incluso llegan a inventar sus propios códigos y tipos de letra.

-Vomitados o Throw-up: Son letras gruesas, simples, incompletamente pintadas en un solo color y contorneadas sin mucha precisión con otro más. Craig Castleman (1987), en su libro Los graffiti, que en el caso de los vomitados nunca se plantea la cuestión del estilo, por lo cual los autores que lo hacen son juzgados por el número de ellos que consiguen pintar.

-Obras o Pieces: (abreviatura del término obra maestra) Nombres que constan de más de cuatro letras y que algunas veces van acompañados por paisajes o imágenes, generalmente lleva al menos dos colores o más.

-Obras de arriba-abajo o Top-to-Bottoms: Se trata de nombres o paisajes que ocupan toda la altura de la pared, más no todo el largo.

-Obras de extremo a extremo o End-to-Ends: De acuerdo con Craig Castleman, se llama así a los nombres, paisajes o imágenes que se extienden de un extremo a otro de la pared.

-Los sucios: Son rayones en los cristales. Los sucios pueden ser la placa o las siglas del tagger o algún crew, hechos con una piedra que ellos llaman de azúcar que sirve para limar cuchillos o loseta.

Estas clasificaciones nos muestran que sus prácticas y sus representaciones parten de la misma base individual y se desarrollan en direcciones múltiples. Imágenes que los graffiter@s crean como representación o como símbolismos del mundo social, natural o sobrenatural en el que viven.

Además de que “podemos ver” que el ser humano es una especie que se ha caracterizado por adaptarse y evolucionar como las otras, pero es la única que enfrenta voluntariamente sus estructuras psicológicas, socioeconómicas, políticas y culturales, para modificarlas, cuando estas estructuras se paralizan, o son insuficientes para responder a las necesidades de todas sus partes, es aquí cuando surgen en  el sistema  la aparición de sujetos o grupos de individuos que concretan en algún momento nuevas opciones o salidas alternas más satisfactorias para una vida “placentera”. Ya que como algunos teóricos lo mencionan la creatividad se considera como una fortaleza del carácter porque hace a una persona sentirse bien. Y la creatividad que se emplea en la realización del graffiti o el dibujar o encontrar una solución original y eficaz a un problema motivan a los adolescentes o cualquier persona, de estas actividades surgen emociones  como: el sentirse orgulloso de sí mismo, ayudan a pasar un buen rato, a utilizar el tiempo libre de una manera alternativa, en general aporta sentido a la vida. Por otro lado también con esta actividad de la realización de graffiti puede ser también terapéutica en sí misma, como las terapias basadas en el arte, la escritura o la música, ya que con esta se pueden expresar emociones, procesarlas y superar conflictos de manera creativa y productiva.

Y el arte del graffiti nace y se desarrolla de manera creativa, con una manifiesta función de servir de apoyo expresivo de la construcción social de la realidad de sus productores y construcción emocional de los mismos. Se plantea el mundo como una lucha de representaciones, un estado dialéctico en el que se pugna por el espacio y las vías vitales de la expresión artística y emocional. El espacio en que el individuo urbano maniobra es determinado por su inclusión en el grupo de pares o colaboración con otros grupos o individuos. Dando un giro a los problemas sociales o emocionales que vive el individuo,  transformándolo en algo creativo, que le ayuda a entender lo que le sucede, o la vida, o el dolor en general, siendo un modo de superación y crecimiento personal.

Así pues Iseo Noyola Isgleas comenta:

Este testimonio nunca será suficiente ante una realidad activa y cotidiana, misma que fluye y se construye a cada instante en múltiples facetas que se visten de arcoiris, pero este testimonio es un camino que tiene huella para ser caminado, gritado, borrado y vuelto a rayar.    

Dentro de este también entra en juego la construcción de la identidad, que es el propósito que lleva al adolescente a experimentar nuevas actividades que lo lleven satisfactoriamente del mundo de los niños al de los adultos,  es ahí donde los especialistas de SEPIMEX pueden ofrecer ayuda para guiar o encausar esas emociones, inquietudes o deseos que traen los jóvenes y canalizarlas de maneras alternativas para un mejor desarrollo.

Elaborado por:

Oscar Julio Trejo

Esp. en Adolescentes y Adicciones

Contacto:

oscar@sepimex.com.x

Anuncios

EL PAPEL DE LA COMPASIÓN EN EL PLANETA EN QUE VIVIMOS

EL PAPEL DE LA COMPASIÓN EN EL PLANETA QUE VIVIMOS

El Dalai Lama, en una amplia exploración de la compasión, de la naturaleza humana y la ética, aboga por un sentido de la responsabilidad universal que se basa en la idea de que todas las personas son seres humanos que desean felicidad. Si reconocemos que los demás seres también tienen ese mismo anhelo por la felicidad y que desean evitar el sufrimiento, podremos desarrollar una mayor tolerancia y aceptación hacia ellos. Sea cual sea el rol de una persona en el universo, lo más importante es contemplar la interdependencia de estas funciones y responsabilidades y la necesidad de una cooperación mutua. A pesar de los conflictos que se presentan inevitablemente en la vida cotidiana, la experiencia que predomina es la cooperación: sin ella la sociedad no puede funcionar. Así mismo, arguye que la compasión es intrínseca a la naturaleza humana; es evidente en los cuidados y atenciones de los padres hacia los hijos, en un desconocido que se detiene en la carretera para ayudar a otro conductor, en una charla entre vecinos.  La compasión es el estado natural de la vida humana y aún así esta se ha de cultivar. La educación de los hijos ha de incluir  una formación ética para que cuando crezcan puedan contribuir íntegramente a la sociedad y a la humanidad.

La compasión y el altruismo son cualidades necesarias para ser atraídos de forma natural hacia nuestros propios recursos internos y desempeñar adecuadamente los roles y funciones en el mundo que ocupamos. Un factor de lo  más esencial sería que los niños estuvieran en contacto con los valores de la compasión, la bondad, el altruismo desde temprana edad y comenzar el cultivo de una vida ética para uno mismo y para los demás.

Imagen

Así mismo el afecto es la base o fundamento de la naturaleza humana. Sin él no se puede obtener satisfacción o felicidad como persona y sin esa base toda la comunidad humana tampoco puede hallarla. Al menos todos intentamos beneficiar a nuestra familia, incluso esta comunidad limitada posee altruismo en sus raíces, por lo tanto la cualidad básica humana es el afecto. A pesar de que la ira el odio y las demás emociones negativas son inherentes al ser humano, la fuerza predominante en el ser humano es la compasión, es la naturaleza básica que todos compartimos.

Este planeta es como un cuerpo humano  y de algún modo cada uno de nosotros somos como un componente menor; como una célula, sin coordinación una entidad individual no se puede sostener, no puede estar sana, no puede sobrevivir. De igual forma, el planeta se puede considerar como un cuerpo humano y cada ser como una célula. A veces algunas de ellas pueden ser muy conflictivas, pero otras pueden ayudar a salvar el cuerpo. Todos los seres humanos, ya sea científicos, religiosos, comunistas o ateos, todos somos seres humanos, todos miembros de esta comunidad humana. Todos tenemos la responsabilidad de preocuparnos por toda nuestra comunidad, esto no es sólo un principio religioso, tiene relación con nuestro propio interés, con nuestra propia supervivencia, con nuestro propio bienestar, debemos hacerlo porque es el planeta en el que vivimos. Por consiguiente, todos los campos de la medicina, la ciencia, la tecnología han de estar conectados con nuestro sentimiento humano básico de afecto, entonces todas estas actividades humanas serían constructivas para el ser humano y el planeta por igual.
Imagen

De este modo, nuestro bienestar en última instancia no está separado del de los demás.  Haciendo cosas que alimenten nuestra felicidad, podremos ofrecer felicidad a los demás, no podremos hacer felices a alguien si somos infelices.

Podemos empezar nuestra práctica de compasión primero cultivando la amabilidad y aceptación hacia uno mismo, luego hacia las personas que se sientan más próximas, después hacia los desconocidos  y personas más neutras y finalmente hacia todos los seres que habitan el planeta.

Cada vez que nos encontremos con una dificultad, cada vez que nos encontremos con una emoción difícil corremos el riesgo de sumirnos profundamente en nosotros mismos y entonces sentirnos aislados y desconectados de la intrincada red que representa la propia humanidad y el universo. En tales casos es útil aprender a abrir nuestra amabilidad y compasión hacia nosotros y todas las personas que han atravesado dificultades similares; después de todo no somos los únicos en este planeta que pasa por ciertos altibajos en la vida, todos lo hemos hecho en mayor o menor medida.

Podemos continuar cultivando nuestra compasión con nuestros propios actos al actuar amablemente ayudando a los demás, sobre todo a aquellos que lo necesitan, mostrándonos empáticos, compasivos y altruistas. Cada uno de nosotros conforma una unidad que le da forma al universo y de este modo podremos influenciarlo de forma positiva y constructiva.

Imagen

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

Goleman, D. (1997). La salud emocional. Conversaciones con el Dalai Lama sobre la salud, las emociones y la mente. Barcelona: Kairos.

Hicks, F. y Bien, T. (2010). Mindfulness y psicoterapia. Barcelona: Kairos.

Posted by: Psic. Joselyn Olvera

SEPIMEX

56-89-14-19

http://www.sepimex.com.mx

OBTENER Y MANTENER UN PESO SALUDABLE: LA CLAVE ESTÁ EN EL PENSAMIENTO

A pesar del énfasis creciente en un estilo de vida saludable en la actualidad, el sobrepeso y la obesidad continúan incrementándose en personas de cualquier edad debido al incremento de la alimentación poco saludable, el estrés, el sedentarismo y del enlentecimiento natural del metabolismo.

Existen numerosos métodos que prometen una solución rápida y fácil a este problema (dietas restrictivas, suplementos alimenticios, pastillas, cremas, fajas, aparatos deportivos, cirugías, etc.); sin embargo, con frecuencia no son saludables, tienen efectos secundarios indeseables o mejoran el problema sólo a corto plazo.

Esto se debe a que el éxito de los esfuerzos para obtener y mantener un peso saludable (sin importar el método o producto que se utilice) depende del ESTADO PSICOLÓGICO de la persona que los lleva a cabo, el cual casi nunca se enfatiza en las opciones que se ofrecen hoy en día.

Se ha demostrado que nuestra motivación y nuestras emociones determinan las conductas que realizamos para obtener y mantener un peso saludable. A su vez, nuestra motivación y nuestras emociones se determinan por nuestros PENSAMIENTOS, los cuales en términos de dieta y ejercicio físico pueden ser:

1) P E N S A M I E N T O S   S A B O T E A D O R E S : sabotean nuestros acciones saludables ya que justifican y nos dan permiso de comportarnos inadecuadamente  en nuestra dieta y actividad física (por ejemplo: “No pasa nada”, “Me lo merezco”, “Sólo es una vez” o “Es una ocasión especial”). Sin embargo, también nos hacen sentir mal después de haber caído en la tentación (por ejemplo: “Siempre caigo”, “No me puedo controlar”, “Jamás lograré bajar de peso” o “Es muy difícil”), lo cual disminuye nuestra motivación por continuar realizando acciones saludables y así hace más probable caer en acciones poco saludables en el futuro.

2) P E N S A M I E N T O S   P R O D U C T I V O S : promueven realizar acciones saludables con respecto a nuestra alimentación y actividad física, dejando atrás excusas y pretextos; además mantienen nuestra motivación elevada debido a que nos ayudan a identificar y valorar nuestros logros y a aprender de nuestros errores de forma empática. Así, aumenta la probabilidad de continuar realizando acciones saludables en el futuro.

En SEPIMEX te ofrecemos participar en el Entrenamiento para Modificar el  Pensamiento y Tener un Peso Saludable para aprender a identificar tus pensamientos saboteadores, convertirlos en pensamientos productivos y así tomar decisiones saludables de forma constante acerca de tu alimentación y actividad física.

Este entrenamiento se basa en técnicas científicamente comprobadas como efectivas y prácticas para lograr cambios notorios y duraderos en tu peso. Con otros métodos que no optimizan el estado psicológico para obtener y mantener un peso saludable la mayoría de las personas recuperan el peso perdido 1 año más tarde después mientras que el 92% de los participantes de este entrenamiento pierden peso y lo mantienen 1.5 años después.

¡Anímate a dejar atrás excusas y pretextos para obtener y mantener un peso saludable!

ELABORADO POR

Mtra. Psic. Patricia Quevedo Cubillos

Terapeuta Cognitivo-Conductual

Especialidad en Psicología de la Salud

Servicios Psicológicos Integrales de México (SEPIMEX)

56891419

http://www.sepimex.com.mx

patricia@sepimex.com.mx

ANSIEDAD E HIPE…

ANSIEDAD E HIPERTENSIÓN

Qué es hipertensión

Se define como la elevación de la presión arterial (PA) a niveles mayores de 140/90mmHg sin un referente orgánico que de cuenta de la misma.

Esta enfermedad frecuentemente está asociada con comorbilidades como:

  • Diabetes mellitus,
  • Enfermedad cardiovascular,
  • Insuficiencia cardiaca crónica,
  • Accidente vascular cerebral,
  • Accidente isquémico transitorio,
  • Enfermedad vascular periférica e
  • Insuficiencia renal crónica.

Qué es ansiedad

La ansiedad se describe como una respuesta o patrón de respuestas ante situaciones o estímulos externos (ambiente) y/o internos (pensamientos, creencias, expectativas) y que las personas perciben como eventos amenazantes,  engloba aspectos como:

Cognoscitivos:
Miedo o temor excesivo, creencias negativas, dificultades en la toma de decisiones, problemas de concentración, sensación de desorganización, sensación de pérdida de control sobre el ambiente.
Fisiológicos:
Temblores, fatiga, tensión muscular, hormigueo, sudoración excesiva, palpitaciones, incremento de la tensión arterial, malestar gastrointestinal, opresión torácica, entre otros.
Motores:
•Movimientos torpes, tartamudeo, conductas planificadas de evitación, retraimiento, aislamiento social, rituales y comportamientos compulsivos.

 

Por qué existe asociación entre ansiedad e hipertensión

Se ha demostrado que las emociones involucran cambios fisiológicos; en este caso, la ansiedad y el miedo están asociados con el aumento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial; influyen en el desarrollo y pronóstico de enfermedades cardiovasculares e hipertensión en población sana y pueden agudizar los síntomas en quien ya tiene alguna enfermedad.

En la hipertensión, la ansiedad es una dimensión naturalmente asociada con ella por las reacciones fisiológicas que implica. Además, por su sintomatología, son los hipertensos los que tienen más probabilidades de desarrollar un trastorno de ansiedad en comparación con otras condiciones crónicas.

Es por esto que los síntomas de ansiedad deben ser considerados para el tratamiento de pacientes con alguna enfermedad de esta naturaleza.

Por qué es importante el tratamiento psicológico en personas con hipertensión

Es importante mantener en las personas con este padecimiento una buena calidad de vida y, por esta razón las estrategias para mejorar su salud necesitan un manejo consistente e integral de los principales factores de riesgo (entre ellos la ansiedad) que contribuyen a la incapacidad y mortalidad prematura.

Qué podemos hacer

 

  • Es necesario acudir con un médico especialista para obtener un tratamiento adecuado para el manejo de la presión arterial.
  • Cuidar nuestra alimentación 
  • Realizar ejercicio físico diariamente.
  • Elegir alguna actividad de agrado que no ponga en riesgo nuestra salud y nos mantenga relajados.
  • Buscar orientación psicológica que n 

    os guíe en la modificación de nuestro estilo de vida y en el manejo de la ansiedad.

 

“Cuidemos nuestra salud y recordemos que, pedir ayuda no es depender”

 

Lecturas recomendadas

Adiós, Ansiedad. Cómo superar la timidez, los miedos, las fobias y las situaciones de pánico. David D. Burns. Ed. Paidós.

Terapia Racional Emotiva. Albert Ellis y Eliot Abrahms. Ed. Pax México.

 

ELABORADO POR:

Mtra. Psic. María Teresa De Lucio-Tapia

Terapeuta Cognitivo-Conductual

Especialista en Medicina Conductual

Servicios Psicológicos Integrales de México (SEPIMEX)

56891419

 

 

 Psiconeuroinm…

Psiconeuroinmunología y estrés

Una de las áreas más estudiadas por la psiconeuroinmunología sobre las relaciones del sistema inmunológico y los factores psicológicos es el estrés. De hecho, los estudios sobre el efecto del estrés en el sistema inmune han permitido el conocimiento de la compleja interacción entre los sistemas nervioso, endocrino e inmunológico.

El organismo humano, ante situaciones de estrés o que afecten a funciones orgánicas, tiene mecanismos de protección para conservar la homeostasis o equilibrio corporal, mediante la activación sobre todo de los sistemas nervioso, endocrino e inmunológico.  

El sistema nervioso central, el sistema inmunológico y el sistema endocrino, actúan recíprocamente respondiendo a los estímulos opresivos de una manera coordinada, soportado por las citoquinas, los péptidos hormonales y los neurotransmisores. De tal forma que una situación estresante que altere uno de los sistemas del funcionamiento humano afecta a los demás sistemas debido a las numerosas conexiones entre la mente y el cuerpo.

Desde la Antigüedad se ha observado la asociación entre situaciones de estrés físico y psicológico con la génesis de enfermedades fundamentalmente las infecciosas, lo cual fue reconocido por Hipócrates (460-370 a.C.) al subrayar la existencia de la puesta en marcha de mecanismos fisiológicos para defendernos de las agresiones externas e hizo popular el tándem “Mens sana in corpore sano”.

El término estrés comienza a emplearse en el siglo XIV, para referirse a situaciones difíciles, adversas, de sufrimiento y negativas, etc. Pero no será hasta el siglo XIX cuando en 1857 Claude Bernard afirmó que los cambios ambientales, pueden alterar el organismo. En 1929 el neurólogo Walter Cannon reconoció que los estresores que provocan reacciones fisiológicas fruto de situaciones amenazantes o adversas podían ser físicos y/o emocionales. Cannon además advirtió, posteriormente en 1932, sobre la importancia de que la persona guarde un equilibrio interior al que denomino homeostasis y que en caso de cambios intensos se producía un reajuste a través del sistema endocrino y vegetativo.

Posteriormente, Hans Seyle, fisiólogo y médico, considerado por muchos como el padre del concepto moderno de estrés, lo definió en 1936 en el British Journal Nature el Síndrome General de Adaptación (SGA), también conocido como Ley de Seyle, como un mecanismo automático que se dispara ante cualquier situación estresante y que involucra un conjunto de reacciones que movilizan las reservas energéticas que implica una activación del eje hipotálamo-hipofísico-suprarrenal y del sistema nervioso central, que hace que el cuerpo pase por tres fases: alarma, resistencia o adaptación del organismo y agotamiento, pudiendo, si la amenaza es suficientemente severa y prolongada, producir incluso la muerte.

La mayoría de los estudios encuentran que el estrés puede alterar el sistema inmune aumentando la vulnerabilidad del organismo (procesos infecciosos, cáncer y enfermedades autoinmunitarias) fruto de vivencias de eventos vitales estresantes (McEwen, 2008; Ray, 2004; Rosenthal, 2002; Sandín, 2008; Sierra et al., 2006; entre otros).

Segerstrom y Miller (2004) sostienen que en las últimas tres décadas se han realizado más de trescientos estudios sobre el estrés y el sistema inmunológico en personas que demuestran que los retos de orden psicológico son capaces de modificar nuestro organismo provocando que el sistema inmunológico se debilite o agote contra la invasión de virus, bacterias, sustancias químicas tóxicas y priones (sustancias compuestas por aminoácidos que afectan al sistema nervioso central).

Cuando el estrés sobrepasa ciertos límites se afecta el sistema inmunológico, numerosos órganos de nuestro cuerpo, y hay una propensión a la aparición o agravamiento de enfermedades al debilitar ciertas células inmunológicas que hacen que las personas sean más susceptibles a los patógenos que causan las infecciones como el asma, la artritis reumatoide, el herpes simple, la tuberculosis, el cáncer y la progresión del VIH al sida, entre otras. De hecho, Ortega Navas (2006), afirma que el estrés es un factor de riesgo para la salud presente en todas las actividades y aunque es imprescindible a cierto nivel al potenciar capacidades como la creatividad, el sentido positivo, la capacidad de aprendizaje y la toma de decisiones, entre otras, “si se sobrepasa ese nivel por un factor estresante muy intenso o prolongado el organismo se agota, provocando las llamadas enfermedades del estrés”.

La respuesta al estrés se da a tres niveles: fisiológico (taquicardia, hipertensión, enfermedades coronarias, hiperglucemia, asma bronquial o síndrome de hiperventilación, sequedad de boca, aumento del colesterol, diuresis, etc.), cognitivo (dificultades de atención y concentración, irritabilidad, olvidos frecuentes, incapacidad para decidir, etc.) y motor (tartamudeo, temblores, contracturas musculares, tics, predisposición a accidentes, etc.). Otras alteraciones son los desequilibrios intestinales (colitis ulcerosa, úlcera péptica, aerofagia y estreñimiento), problemas dermatológicos (prurito, sudoración excesiva, dermatitis atípica, alopecia) y problemas sexuales (eyaculación precoz, impotencia, vaginismo y alteraciones del deseo). Tampoco hay que olvidar la importancia de los desequilibrios psicopatológicos, como por ejemplo, trastornos de personalidad, fobias, miedos, consumo de drogas, adiciones, trastornos del estrés postraumático, conductas obsesivas y compulsivas, estados ansiosos, cambios en el patrón del sueño, etc.

Entre las consecuencias del estrés crónico en los sistemas inmunológico, nervioso central y endocrino destacan las siguientes:

Sistema

Efectos en la salud

 

 

 

Inmunológico

 

* Actividad inmunitaria deprimida.

* Debilitación del sistema inmune: Aceleración de  procesos infecciosos, resfriados y enfermedades autoinmunes.

* Problemas en la coagulación de la sangre.

* Reactivación de enfermedades inflamatorias: dermatitis atópica y psoriasis.

* Retención incrementada de virus en los tejidos.

 

 

 

 

Nervioso

* Depresión, ansiedad, pérdida del sueño.

* Capacidades cognitivas como la memoria y la habilidad para tomar decisiones pueden verse negativamente afectadas.

* Aumento del riesgo de desarrollar infecciones del sistema nervioso central, enfermedades neurodegenerativas como la esclerosis múltiple y otras enfermedades inflamatorias.

 

 

 

Endócrino

* Aumento de azúcares y grasas en la sangre.

* Hipotiroidismo e hipertiroidismo.

* Síndrome de Cushing.

* Cambios hormonales: aumento de la secreción de catecolaminas y cortisol que tienen un efecto inmunodepresor.

* Modificación de los niveles de prolactina, hormona del crecimiento y ß endorfinas.

Por otra parte, el estrés también es necesario y positivo en el devenir de nuestras vidas a ciertos niveles, pues constituye una parte esencial de la misma. El estrés positivo supone un medio de adaptación a las situaciones diarias, un medio para la productividad, la creatividad, incrementa el estado de alerta, mejora la concentración, la toma de decisiones, lo cual nos hace sentirnos seguros y enfrentarnos mejor preparados, y en definitiva encontrarnos en una situación de mayor equilibrio ante las adversidades y enfermedades.

En resumen, las evidencias experimentales destacan que existe una relación funcional entre el estrés, la inmunidad y las enfermedades mediadas por vía de factores endocrinos, y que neutransmisores, neuropéptidos y hormonas pueden interactuar con los componentes celulares del sistema inmune.

Elaboró: Dra. Araceli Flores

Terapeuta de Sepimex.

RELACIONES DEST…

RELACIONES DESTRUCTIVAS

¿ Q u é   e s   u n a   r e l a c i ó n   d e s t r u c t i v a ?

Es una relación de pareja o entre dos personas que le produce un daño psicológico importante a uno o ambos. El componente principal en una relación destructiva es la agresión emocional rechazo, control, inequidad, etc.) y puede o no existir agresión física (empujones, forcejeos, golpes, etc.) o agresión sexual.

¿ C ó m o   i d e n t i f i c a r  u n a  r e l a c i ó n  d e s t r u c t i v a ?

La agresión emocional que forma parte de toda relación destructiva se caracteriza por las siguientes conductas:

  1. Rechazo: críticas, insultos, burlas y humillaciones acerca del aspecto físico, personalidad, gustos y actividades, opiniones, sentimientos y deseos 
  2. Control: conductas dirigidas a limitar la independencia (posesividad, invasión a la privacidad, etc.) o a forzar conductas que no se quieren realizar (chantajes, amenazas, castigos por “mala conducta”, etc.)
  3. Inequidad: en la relación las necesidades y deseos de una persona son más importantes que las de la otra
  4. Interacciones negativas: falta de comprensión y respeto, peleas intensas frecuentas sin llegar a soluciones que se cumplan y comunicación deteriorada

Un relación destructiva puede tener una, varias o todas las conductas mencionadas de forma frecuente y persistente dentro de la dinámica de interacción o de pareja. Esto con frecuencia genera sentimientos de culpa, miedo, rencor, frustración, tristeza o angustia antes, durante o después de interactuar con la persona y es común que personas cercanas consideran que la persona o pareja no es buena para uno.

 

¿ P o r  q u é  l a s  p e r s o n a s  p e r m a n e c e n  e n  u n a  r e l a c i ó n  

d e s t r u c t i v a ?

Las razones principales por la cuales permanecemos en una relación destructiva son:

  1. No percibir los malos tratos o percibirlos como “normales” (estar acostumbrad@ a ellos, justificarlos, creer que uno los provoca, etc.)
  2. Creer que perder la relación sería insoportable (por miedo al abandono y a la soledad) 

 

¿ Q u é  s e  p u e d e  h a c e r  a n t e  u n a  r e l a c i ó n  d e s t r u c t i v a ?

Si sospechas que vives en una relación destructiva y quieres hacer algo al respecto sigue los siguientes pasos:

  1. Analiza si la persona o pareja cumple los aspectos indispensables que buscas en esa relación y reconoce tu derecho a obtenerlos
  2. Analiza tu satisfacción en la relación (aspectos positivos, crecimiento personal, compromiso, apoyo, etc.)
  3. Si concluyes que tu relación es destructiva acéptalo y reconócelo
  4. Reconoce tus propias conductas que promueven la relación destructiva y esfuérzate por modificarlas
  5. Busca recursos de ayuda (libros, conferencias, seminarios, artículos especializados, etc.)
  6. Si no logras mejorar la situación busca apoyo profesional (psicoterapia cognitivo-conductual individual, familiar o de pareja)

Recuerda que las relaciones destructivas son un círculo vicioso que estanca tu crecimiento personal…

¡Tomas las riendas de tu bienestar emocional y de tu vida!

 

LECTURAS RECOMENDADAS

“El amor no tiene que doler” (como reconocer una relación destructiva)”, Dr. Ernesto Lammoglia. Editorial Grijalbo

“Manual para no morir de amor-10 principios básicos de supervivencia afectiva”,  Walter Riso,  Ed. Océano

“La maestría del amor”, Dr. Miguel Ruiz. Ed. Ediciones Urano

ELABORADO POR

Mtra. Psic. Patricia Quevedo Cubillos

Terapeuta Cognitivo-Conductual

Especialidad en Psicología de la Salud

Servicios Psicológicos Integrales de México (SEPIMEX)

56891419

http://www.sepimex.com.mx