Las rutinas: ¿demasiado control o demasiado necesarias?

La rutina es un concepto que puede ser visto desde varios puntos de vista. Por un lado se ven  como la falta de espontaneidad y como algo aburrido. En muchas ocasiones relacionamos una vida aburrida con una vida rutinaria. Sin embargo, las rutinas son una parte fundamental de una vida organizada y funcional; esto es particularmente cierto cuando hay niños y niñas en casa ya que son tantas las actividades a realizarse que de otra manera sería imposible  llevarlas a cabo.

Imagen

 

Las rutinas son:

  • La estructura de las actividades de un día. Lleva un orden y es planeada con anterioridad. Se anticipa a los eventos o actividades a desarrollarse con el fin de tener una mejor idea de cómo se llevarán a cabo.
  • Similar a un horario que permite conocer qué y cuándo se va a hacer. A pesar de que puede parecer un poco tedioso planear todos los días de esta forma, al conocer el qué y cuándo se hacen las cosas permite liberar tiempo que de otra forma se utiliza en organizar el caos.
  • Se ajusta a las necesidades específicas de cada niñ@ y de cada familia. Cada familia tiene necesidades y actividades diferentes por lo que la rutina se planea en base a estos mismos.

Las rutinas son recomendables en el trabajo con l@s niñ@s por varias razones, entre las cuales la principal es la seguridad que obtienen l@s niñ@s al saber qué y cuándo va a suceder en sus vidas. Cuando l@s niñ@s conocen las actividades a realizarse durante el día ellos se pueden desenvolver sin la incertidumbre de lo que pasará después. En muchas ocasiones los problemas de conducta de l@s niñ@s se relacionan mucho con esta incertidumbre. Por ejemplo un niño puede estar muy renuente a dejar de jugar ya que no sabe si en el futuro tendrá la posibilidad de hacerlo. Cuando el niño conoce que hay tiempos para cada actividad puede realizarlas adecuadamente.

Adicionalmente a la seguridad, las rutinas tienen la ventaja de traer orden y organización a la vida familiar. Si todas las actividades se calendarizan será menos probable que se olviden eventos o tareas. De este modo algunos problemas de convivencia a diario como por ejemplo la hora de ir a dormir podrán suceder diariamente sin conflicto debido a que todos saben cuándo se necesitan hacer qué cosas.

Para implementar una rutina se pueden seguir los siguientes pasos:

  1. Establecimiento de prioridadesà papá y mamá necesitan estar de acuerdo en las actividades y tareas importantes para la familia
  2. Establecimiento de los horarios
  3. Implementación de la rutinaà es importante que cuando se va a implementar una nueva rutina se platique con toda la familia para que todos conozcan la nueva dinámica. Cuando hay hij@s adolescentes, pedir su opinión ayuda a disminuir su resistencia ante la misma.
  4. Establecimiento  de consecuenciasà es importante que todos los miembros de la familia conozcan qué sucederá cuando se cumplan las actividades (recompensas) y qué sucederá cuando no se cumplan.
  5. Poner la rutina a la vista de todosà una vez establecido el horario es muy útil ponerlo en una cartulina o pizarrón para que este a la vista de toda la familia en todo momento.
  6. Una vez implementada la rutina es necesario revisarla cada mañana para anticipar las actividades del día y revisar en la noche el cumplimiento o incumplimiento de las actividades para otorgar las consecuencias diariamente.

Imagen

Implementando una rutina diaria la calidad de vida de una familia aumentará de forma significativa. De este modo el tiempo utilizado en la organización y en los conflictos puede ser utilizado como un tiempo de calidad en familia.

Lic. Mariana Zavala Mota

Terapeuta Cognitivo-Conductual Infantil

mariana@sepimex.com.mx

Anuncios

DESARROLLANDO UNA AUTOESTIMA SANA EN L@S NIÑ@S.

Imagen¿Qué es la autoestima?

La autoestima es una serie de creencias o sentimientos hacia nosotros mismos, las percepciones que tenemos de nosotros. La manera como nos definimos influye en nuestras motivaciones, actitudes y comportamientos, e influye en nuestra respuesta emocional.

Los patrones de autoestima empiezan muy pronto en la vida. Por ejemplo, un niño o niña pequeñ@ que aprende a hacer algo nuevo experimenta un sentimiento de logro que refuerza la autoestima. Aprender a darse la vuelta después de un montón de intentos fallidos enseña a un bebé una actitud de “puedo hacerlo”.

El concepto de éxito como consecuencia de la perseverancia empieza pronto. Cuando l@s niñ@s intentan algo, fracasan, prueban de nuevo, fracasan otra vez y finalmente lo consiguen, se forman ideas sobre sus propias capacidades. Al mismo tiempo, están creando un concepto de ell@s mism@s basado en las interacciones con otras personas. Por eso, la implicación parental es fundamental para ayudar a l@s niñ@s a formarse percepciones de ell@s mism@s sanas y verdaderas.

La autoestima también puede definirse como sentimientos de capacidad combinados con el sentimiento de ser amado. Un niño y niña que es feliz cuando logra algo pero no se siente querido puede llegar a experimentar baja autoestima. De la misma manera, un niño o niña que se siente amado pero que duda de sus capacidades puede también acabar sintiendo baja autoestima. Para desarrollar una autoestima sana, se necesita alcanzar un equilibrio correcto.

¿Cómo pueden ayudar los padres  y madres a fomentar una autoestima sana?

  • Ponga atención en lo que dice. L@s niñ@s son muy sensibles a las palabras de los padres y madres. Recuerde elogiar a su hij@ no sólo por el trabajo bien hecho, sino también por el esfuerzo. Pero sea sincero. Si su hij@ no fue admitido en el equipo de fútbol, evite decir algo como “Bueno, la próxima vez trabajarás más y lo conseguirás”. En vez de esto, dígale algo como “Bueno, no entraste en el equipo, pero estoy orgulloso del esfuerzo que has hecho”. Reconozca su esfuerzo y el trabajo realizado en vez del resultado.
  • Sea un modelo positivo. Si usted es excesivamente duro con usted, pesimista o no realista sobre sus capacidades y limitaciones, su hij@ acabará siendo su reflejo. Cuide su propia autoestima y su hij@ tendrá un buen modelo a seguir.
  • Identifique y corrija las creencias erróneas de su hij@. Es importante que los padres, madres o cuidadores primarios identifiquen las creencias irracionales que tienen l@s niñ@s sobre ellos mism@s, tanto si tienen que ver con la perfección, su atractivo, capacidad u otros aspectos. Enseñar a l@s niñ@s a establecer criterios más precisos y a ser más realistas al evaluarse les ayudará a desarrollar un concepto más saludable de ell@s mism@s. Las percepciones erróneas de ell@s mism@s podrían fijarse y convertirse en una realidad para l@s niñ@s. Por ejemplo, un niño o niña que va bien en la escuela pero tiene dificultades con las matemáticas podría decir: “No puedo con las mates. Soy un mal estudiante”. Esto no es sólo una falsa generalización, es también una creencia que predispondrá al niño o la niña al fracaso. Hazle notar a tu hijo que esa es una generalización de pensamiento.  Una respuesta útil podría ser: “Eres un buen estudiante. Vas muy bien en los estudios. Las matemáticas es sólo una asignatura a la que necesitas dedicar más tiempo. Trabajaremos juntos en ello”.
  • Sea espontáne@ y afectuos@. Su amor puede ser enormemente importante para estimular la autoestima de su hij@. Abrácelo y dígale lo orgullosa u orgulloso que está de él. Déjele una nota junto a su cama que diga “¡Eres maravillos@!”. Elógielo con frecuencia y de manera honesta, sin exagerar. L@s niñ@s saben reconocer cuando algo sale del corazón.
  • Hágale comentarios positivos y precisos. Comentarios como “¡Siempre acabas perdiendo el control!” hará que su hij@ sienta que no tiene control sobre su emoción y su conductas. Un comentario más adecuado sería: “Te has puesto muy enojado con tu hermano. Pero qué bien que no le has gritado ni le has pegado”. De este modo reconoce los sentimientos de su hij@, le recompensa por la elección que ha hecho y le anima a que la próxima vez elija actuar de la misma manera.
  • Cree en su casa un ambiente de seguridad y amor. L@s niñ@s que no se sienten seguros o son víctimas de malos tratos en su hogar sufrirán inmensamente de baja autoestima. Un niño o niña que es testigo repetidamente de las discusiones y peleas de entre padre y madre puede volverse depresiv@ y retraíd@. Esté atento también a los signos que puedan revelar malos tratos de otros, problemas en la escuela, dificultades con l@s compañer@s y otros factores que pueden afectar la autoestima de l@s niñ@s. Aborde estos temas con sensibilidad pero sin demora. Y recuerde siempre respetar a sus hij@s.
  • Ayude a l@s niñ@s a participar en experiencias constructivas. Las actividades que favorecen la cooperación en vez de la competencia son especialmente valiosas para fomentar la autoestima. Por ejemplo, los programas de tutoría en los que un chico mayor ayuda a uno más pequeño a aprender a leer pueden hacer maravillas para los dos.

Imagen

Si sospecha que su hij@ tiene baja autoestima, considere solicitar ayuda profesional.

La terapia puede ayudar a los niños y niñas a aprender a verse a ell@s mismos y al mundo de manera más positiva. Cuando l@s niñ@s se ven a ell@s mism@s de una manera más realista, pueden aceptar quiénes son realmente.

Con un poco de ayuda, l@s niñ@s pueden desarrollar una autoestima sana para tener una vida más feliz y plena.

Elaborado por:

Psic. Yadira Martinez Ortiz

Terapeuta Infantil Cognitivo-Conductual

Especialista en Psicología Positiva  

yadira@sepimex.com.mx

 

L@S NIÑ@S EN LA RED: ¿EXISTE UNA NAVEGACIÓN SEGURA?

L@S NIÑ@S EN LA RED: ¿EXISTE UNA NAVEGACIÓN SEGURA?

Imagen

El internet, es visto mundialmente como una herramienta básica de comunicación; incluso se ha llegado a pensar por algunas personas que podría ser considerado derecho universal. Lo que es claro y se ha comprobado a través del tiempo, es que es una fuente de aprendizaje y conocimiento muy importante y que ha causado gran impacto en las nuevas generaciones.

A pesar de las grandes ventajas en su uso, es imprescindible tomar en cuenta, los riesgos y desventajas, que principalmente impacta en las niñas y niños de todo el mundo. Para los niños y niñas el internet se ha convertido en una ventana para descubrir el mundo; un juego animado y muy bien ilustrado, un libro y un maestro, un acompañante, incluso un amigo.

Imagen

¿Es el Internet un entorno seguro?

El que el Internet sea la herramienta más utilizada de comunicación en el mundo, no significa que sea segura; no importa que por más programas de computadora, antivirus, bloqueo, actualización supermoderna etc. que instalemos prometa ser 100% segura para las niñas y los niños al momento de navegar. Debemos de reconocer que estos programas de computadora son una gran ayuda, y sobre todo si los padres o madres son conocedores del tema y  poseen los conocimientos que les permita crear este escudo de protección, sin embargo, muchas veces no suele ser así.

La verdad es que los padres y madres de hoy necesitan saber que los niños y niñas deben ser supervisados y acompañados en el uso del Internet así como conocer los peligros reales y potenciales a los que están expuestos. Para ello, los cuidadores primarios (padre, madre abuel@s) deberán ser los primeros en levantar la mano y participar de este aprendizaje.

¿Cuáles son los riesgos para los niñ@s y jóvenes?

Niñ@s y jóvenes se enfrentan diariamente a una amplia gama de riesgos cuando navegan en internet. Es importante asegurarse y enseñarles que deben hacer para reconocer y actuar frente estos peligros, entre los que se encuentran principalmente:

  1. Una exposición a contenidos e imágenes inadecuadas (contenido sexual y/o violento incluso de manera inadvertida).
  2. Solicitud de amistad por parte de desconocidos en redes sociales, salas de chat o correo electrónico.
  3. Acoso u hostigamiento en línea (sexual y/o violento: ciberbullying).
  4. Publicación inadecuada de información personal (números de cuentas, uso de tarjetas de crédito, fotografías y/o video).
  5. Exposición a publicidad excesiva (que generan una tentación a probar ciertos productos dañinos tanto física como psicológicamente como son música, videojuegos, videos etc.)

Imagen

¿Porqué los niñ@s y jóvenes son vulnerables ante el Internet?

Los niños y niñas, y en especial los adolescentes (grupo de edad con más uso de la red) cuentan con una capacidad limitada para evaluar riesgos y tomar decisiones acerca del contenido que deben o no explorar, lo que los convierte en vulnerables.

La mayoría acceden a internet desde ubicaciones distintas, no seguras o supervisadas por los cuidadores primarios. Utilizan diferentes dispositivos (celular, tabletas electrónicas, incluso algunos videojuegos ya cuentan con conexión a internet) en donde no pueden instalarse filtros o software para protección.

Es parte importante señalarles y mostrarles las consecuencias del uso descontrolado de la red, ejemplo: no toda la información en internet es verdadera ya que existen personas que mientan acerca de su edad o apariencia física (extorsión, abuso sexual, etc.) hasta evitar un contacto cara a cara con una persona desconocida.

Uno de los mayores factores de riesgos, además de los peligros mismos que hay en el internet, es que las niñas y los niños no tienen supervisión en el momento de navegar. Y para que esto ocurra puede haber infinidad de factores como son: problemas de comunicación en la familia; que el niño o niña pase mucho tiempo solo dando oportunidad a que pase un largo rato frente a la computadora; problemas de autoestima y/o depresión que los orillen a pasar largas horas encerrados en su habitación en el internet; problemas para socializar, lo que los orilla a buscar amigos o “atención”, cariño o comprensión en internet, esto los hace sumamente vulnerables y fácilmente manipulables.

Imagen

¿Qué puedo hacer como padre, madre o cuidador primario?

Antes de comenzar debemos tomar en cuenta que las nuevas generaciones de niñas, niños y jóvenes tienen tácticas para evadir y resistirse a una supervisión y acompañamiento en el uso de la red, además del hecho de que ellos tienen más conocimientos en materia de tecnología.

A menudo ellos suelen confiar en la relación que tienen con adultos y/o compañeros cuyos consejos y opiniones son una influencia importante para el uso del internet. Con el tiempo y mientras crecen, sus amigos se convertirán en los influenciadores más importantes.

El primer paso para un padre, madre o cuidador primario es: abrir una línea de comunicación y confianza con tu hijo para convertirte en un influenciador, lo que nos lleva a segundo paso: ser un “conocedor del medio” por lo que deberás aprender algo de computadoras e internet, comenzar a utilizar el lenguaje cibernauta y mantenerte actualizado.

Imagen

Enséñales a:

Imagen

  • Pensar antes de pulsar, principalmente con los más pequeños; saber seleccionar la página a visitar e identificar la seguras o permitidas.
  • No dar información personal que los identifique a otra persona o “sitio” en el Internet o  conocer en persona a alguien a quien conoció en línea. Hablarles acerca de las consecuencias de hacerlo.
  • Como comportarse en línea también significa promover y marcar los límites y reglas de casa ahora en internet:

o   Lenguaje: significa que no por el hecho de que la relación social sea “virtual” nos olvidemos de valores esenciales tales como: respeto (lenguaje en salas de chat, etc.)

o   Tiempo de uso y espacio: aunque el tiempo pase rápido en internet existen reglas de tiempo y espacio para conectarse (30 minutos a 1 hora). Establece un espacio y momento específico de acceso a internet  sin interrumpir las rutinas establecidas (hora de comer, jugar o solo conversar).

Imagen

  • Que hacer cuando se topen con contenido inadecuado, identificar el contenido  y marcar una ruta de acción y cierre de ventanas.
  • Discutir acerca de las actividades en línea, cuáles son las redes sociales del momento y aprender juntos a utilizarlas o crear nuevas cuentas, respetando siempre los límites de edad para su uso.  Un niño en edad escolar (6 a 13 años) no necesita facebook o twitter para socializar, primero debe saber como hacerlo; no contribuyas a enseñarle a construir y fomentar una mentira acerca de su edad.
  • Mantener una comunicación constante con ell@s, conocer a sus amig@s e indagar si se les conoce personalmente o se conocieron por la red (recordar consecuencias y riesgos)
  • Si los niños, niñas o jóvenes ya han sido víctimas de algún depredador en línea, explicarle y brindarle la confianza de expresarlo recordándole que no habrá problema si lo comunican a la familia
  • Explica la importancia de crear un alias para entrar a salas de chat oImagen juegos, con el fin de proteger su información confidencial. La diversión no tiene porque prohibirse si puede ser segura.
  • Identifica páginas adecuadas a su edad, o si tienen contenido educativo para proporcionarle alternativas de exploración en la red. No todo en la red es malo.
  • Si descubres que ha visto contenido “prohibido” o no permitido, no le regañes esto hará que pierda la confianza en ti. Habla con él, ella y explica porque no debe verlo dándole otras alternativas.


Resumen y Tips

Recuerda que no existe mejor programa de computadora o control que un padre que supervise la actividad de tu hij@ en la red.

El internet NO es malo. Aprender a utilizarlo es una forma de adaptarse a las situaciones nuevas, a lo que sucede en la sociedad actual, enséñale a tus hij@s una nueva forma de independencia y control sobre sus propios actos. Recuerda mismas reglas y  límites, solo que ahora on line.

La comunicación y la confianza siempre será tu mejor aliado, a demás del conocimiento de la red, involúcrate en que es lo que ven y aprenden tus hij@s. No le tengas miedo a la computadora, te aseguramos que no muerde.

Imagen

Elaborado por:

Lic. Berenice Candia

Psicología Infantil Cognitivo Conductual

berenice@sepimex.com.mx

 

Referencias:

  • García-Piña, C. (2008). Riesgos del uso de internet por niños y adolescentes. Estrategias de seguridad. (Spanish). Acta Pediatrica De Mexico, 29(5), 273-279.
  • http://www.internetsociety.org
  • Los riesgos para los niños que usan Internet. (Spanish). (2001).Chasqui (13901079), (76), 48-51

El Mutismo Selectivo

cp-KeepQuiet1

En algunas ocasiones nos hemos encontrado niños que se rehúsan a hablar en algunas situaciones, ya sea con sus compañeros en la escuela o en algunas otras situaciones sociales. Estos niños sin embargo, hablan perfectamente en otras circunstancias. A esta conducta se le conoce como Mutismo Selectivo.

El mutismo selectivo  es un trastorno conductual que tiene como principal característica la inhibición del lenguaje en situaciones específicas mientras que en otras el lenguaje se presenta de manera normal. El inicio de este trastorno regularmente sucede en los años preescolares.

Este trastorno está incluido en la categoría de los Trastornos de Ansiedad en el DSM 5, los criterios para el diagnóstico son:

  1. Fracaso constante en hablar en situaciones en las cuales es esperada el habla (como la escuela) a pesar de que sí se hable en otras situaciones.
  2. Esta dificultad interfiere con los logros académicos o laborales, así como con la conexión social.
  3. La duración del trastorno es de al menos un mes (no limitándose al primer mes de escuela).
  4. La falta de habla no se puede atribuir a la falta de conocimiento, o  de comodidad con el lenguaje, requeridos para una situación social.
  5. El trastorno no es explicado mejor por un trastorno de la comunicación y no ocurre exclusivamente durante el curso de un trastorno del espectro autista, esquizofrenia y otro trastorno psicótico.

Este trastorno se presenta en raras ocasiones (o.03% a 1% de prevalencia) por lo cual no se diagnostica comúnmente. Anteriormente este trastorno era considerado como exclusivo a la infancia, actualmente se considera que puede ocurrir también en adultos aunque su prevalencia es incluso menor.

Sus factores de riesgo incluyen el temperamento de la persona, el ambiente en el cual se desarrolla la persona y factores genéticos y fisiológicos.

Los niños que sufren de este trastorno presentan muchas dificultades en la interacción con otros niños ya que están muy ansiosos y por lo mismo no responden a las interacciones de otros niños ni las inician.

Existen tres principales métodos para el aumento  del habla en situaciones en las  que el niño se rehúsa a hablar:

Modelamiento: que se refiere a la enseñanza de las habilidades sociales por medio de ejemplos proporcionados por un  modelo que realiza la conducta de modo que el niño pueda observarla y copiarla.

Reforzamiento positivo: se refiere a recompensar las conductas sociales adecuadas cuando sucedan con el objetivo de que se aumente su frecuencia. Las recompensas utilizadas son principalmente elogios y atención; sin embargo se pueden utilizar las fichas como un método para otorgar también recompensas como actividades especiales o incluso algún premio físico.

Instigación: se refiere a la insistencia y guía para que el niño realice la conducta deseada: hablar. Es importante especificar que el instigar una conducta debe realizarse de forma progresiva y en pasos muy pequeños para que sea efectiva.

shy-childCuando este trastorno no es tratado, es posible que a largo plazo se desarrollen  muchas dificultades en ámbitos académicos, sociales y laborales ya que todas estas áreas tienen un importante factor de comunicación social. La atención especializada (psicoterapéutica) para este trastorno brinda la posibilidad de eliminarlo o de reducir significativamente sus síntomas.

En Centro SEPIMEX hay especialistas en Terapia Cognitivo Conductual que trabajan la ansiedad y el entrenamiento en habilidades sociales, que en conjunto pueden ayudar a un paciente con Mutismo Selectivo para que logre una mejor interacción social.

Lic Mariana Zavala Mota

Terapeuta Cognitivo-Conductual Infantil

mariana@sepimex.com.mx

LOS PROBLEMAS DE AUDICIÓN EN LOS NIÑOS

En los primeros años de vida, la audición es un aspecto fundamental para el desarrollo del habla y el lenguaje. Por esta razón, es fundamental controlar y detectar posibles problemas cuanto antes y evitarlos que podría interferir en el desarrollo social, emocional y cognitivo de los niños.

 Imagen           Imagen

¿QUÉ ES UN PROBLEMA DE AUDICIÓN?

Es una alteración en la percepción auditiva, puede ser desde leve, media, severa o profunda. Se caracteriza por dificultades para escuchar.

Su origen  puede ser congénita o adquirida, en algunos casos hereditaria,  afecta aproximadamente entre uno y tres de cada 1000 bebés. Una cantidad de factores puede llevar a la pérdida de audición.

Imagen

 Los problemas de audición afectan el lenguaje, ya que los niños al no escuchar los sonidos de la voz  no se retroalimentan con ella, por tanto no desarrollan adecuadamente su lenguaje.

CAUSAS DE LA PÉRDIDA AUDITIVA

Puede ocurrir la pérdida de audición si un niño:

Imagen

  • Nació de manera prematura.
  • Permaneció en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU).
  • Tuvo complicaciones en el parto.
  • Si la madre tuvo Rubeola durante el embarazo.

Imagen

  • Recibió medicamentos que pueden causar la pérdida de audición (ototóxicos)
  • Tuvo una alta concentración de bilirrubina y necesitó una transfusión.
  • Tiene antecedentes familiares de pérdida de audición infantil.

Imagen

  • Estuvo expuesto a sonidos o ruidos muy fuertes, incluso por un tiempo corto,  o  a una exposición breve a sonidos de impacto repentino.
  • Tuvo infecciones frecuentes en los oídos.
  • Tuvo infecciones, como meningitis o citomegalovirus.
  • Tuvo  malformaciones congénitas en sus oídos.

¿CÓMO DETECTAR UN PROBLEMA DE AUDICIÓN EN MI HIJO?

A continuación se mencionan algunos signos de alerta:

Las conductas que puede presentar un niño con problemas de audición son las siguientes:

  • El recién nacido no se sobresalta o “asusta” ante los ruidos fuertes y repentinos.
  • 1-4 meses: no hace sonidos parecidos a los del habla (prosodia). Curvas melódicas escasas y producciones de baja duración.
  • 3-8 meses: el bebé, al contrario de los niños de su edad, solo hace producciones en frecuencias graves.
  • 5-10 meses: retraso en la aparición del balbuceo con, al menos, una vocal y una consonante.
  • A los 8-12 meses el niño no vuelve la cabeza hacia los sonidos familiares o no balbucea.
  • Aproximadamente 14 meses: No se produce una estructuración del balbuceo, lo que da paso a la estructuración sintáctica más adelante.
  • A los 2 años no entiende órdenes sencillas sin apoyo visual.
  • A los 3 años no localiza la fuente del sonido y no es capaz de repetir frases.
  • A los 4 años no sabe contar lo que le pasa.
  • A los 5 años no puede mantener una conversación sencilla.
  • Dice ‘¿qué?’ con demasiada frecuencia.
  • Su falta de atención es frecuente y le cuesta concentrarse.
  • Pone la música muy alta.
  • Orienta la cabeza hacia la fuente del sonido y mira fijamente a la cara cuando le hablan.
  • No entiende cuando se le habla desde otra habitación.
  • El niño no reacciona a sonidos fuertes o no mira cuando sus familiares le llaman.
  • Se observa un retraso en la adquisición de los fonemas del lenguaje muy notable.
  • Se sienta cerca de la televisión o sube mucho el volumen.
  • Falta de respuesta al nivel ruido conversacional o respuesta inadecuado.
  • Tiene un retraso del lenguaje, limitaciones en el habla, habla deficiente o falta de habla.

ImagenImagen

 Imagen

En general, resulta difícil detectar el trastorno ya que los niños que los sufren aprenden a compensar su falta de audición  al volverse más sensibles a otros tipos de señales informativas a su alrededor, como por ejemplo, los cambios de luz al abrir o cerrar una puerta, las vibraciones del suelo y los movimientos del aire.

Imagen

Además, la pérdida de esta capacidad sensorial suele pasar inadvertida en los primeros meses de vida ya que es asintomática en una fase inicial, previa al lenguaje.

Esto podría acarrear problemas de lenguaje,  comprensión y alterar a largo plazo la integración social.

Imagen

Una detección precoz es muy importante para que el niño pueda “reengancharse” a la adquisición del lenguaje y al desarrollo cognitivo normal.

Si sospechas que tu hijo tiene problemas de audición ponte en contacto con especialistas, ellos te ayudarán.

En centro SEPIMEX contamos con terapeutas capacitados que te pueden asesorar en cómo tratar los problemas de audición de tu hijo, canalizar a los especialistas para una atención adecuada, así como dar posteriormente un tratamiento de rehabilitación para los problemas del lenguaje ocasionados por las pérdidas auditivas.

Elaborado por:

Karen Anaid Retes Cethorth

Terapeuta en Comunicación Humana

(Terapia de lenguaje, audición, aprendizaje, voz  y habla)

Karen@sepimex.com.mx

SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México

Tel: 56891419

EL DESARROLLO DEL LENGUAJE

EL DESARROLLO DEL LENGUAJE

El lenguaje es el principal medio de comunicación de los seres humanos, a través de el podemos intercambiar información, mensajes, ideas y sentimientos. Es una destreza que se aprende de manera natural en los primeros años de vida, pues el niño empieza a hablar en interacción con su madre y con los adultos.

 Imagen  Para el desarrollo del lenguaje existen dos factores necesarios e importantes:

La maduración biológica: este se refiere a los órganos que intervienen en el habla, que nos hacen capaces de emitir sonidos, palabras, frases y comunicarnos oralmente.

Y las influencias ambientales: se refiere a que los niños necesitan de oportunidades que brinda el entorno y de una estimulación adecuada, al utilizar el lenguaje oral, el niño recibirá el afecto y la atención de los padres y se dará cuenta que hablar es necesario para comunicar sus necesidades y deseos.

¿CÓMO SE DESARROLLA EL LENGUAJE?

El lenguaje se desarrolla en dos principales etapas:

  1.   Etapa Pre-lingüística: Es considerada como la etapa del nivel fónico puro, comprende las expresiones vocales y sonidos que realiza el bebé desde el llanto hasta el  balbuceo en el primer año de vida. Esta etapa que muchas veces es dejada de lado, es la que permitirá formar las bases necesarias para la producción de sonidos, sílabas y palabras.

De 0 a 1 mes: El bebé prestará atención a los sonidos o gritos. Se comunicará a través del llanto buscando la satisfacción de sus necesidades.

2 meses: Produce ruidos y llantos diferenciados según la necesidad del niño o la causa que lo produce.

3 meses: Emite vocalizaciones y sonidos guturales “ga, ga” “gu, gu”, empezará a producir balbuceos con algunas consonantes y vocales.

4 meses: Existirá mayor interés por parte del bebé hacia las personas y los objetos, empezará a darse cuenta que los sonidos que emite producirán un efecto en su entorno, aprenderá la función de la comunicación verbal, por ende las vocalizaciones aumentarán.

6 meses: Por medio de los balbuceos empezará a conversar con las demás personas, emitirá más vocales unidas a consonantes para formar sílabas pa/, /ma/, /ba/, /ta/.

8 meses: Es la etapa del parloteo, emitirá más silabas seguidas a modo de respuesta a sus conversaciones, por ejemplo: “da-da”, “ba-ba”, “ma-ma”.

10 meses: Responde a su nombre y a consignas simples tales como “no”, “ven”. Vocaliza de manera más articulada, empieza a imitar palabras.

Imagen

      2.  Etapa Lingüística: Esta etapa empieza cuando el niño expresa la primera                         palabra, ya no solo realiza emisiones fónicas sino que empezará a expresarse                   verbalmente a través de palabras y frases con contenido semántico y sintáctico.

12 meses: Imita las palabras y la entonación de los adultos. Comprende órdenes y prohibiciones y dice 2 o 3 palabras en promedio.

18 meses: Su nivel de comprensión mejora notablemente, empieza a pedir las cosas señalando o nombrando los objetos, puede pronunciar correctamente un promedio de 10 palabras, señala algunas partes de su cuerpo cuando se lo piden.

2 años: Se interesa más por la comunicación verbal, ya es capaz de expresar frases de dos a tres palabras y utilizar algunos pronombres personales (mío, tú, yo).

3 años: Existe un incremento rápido del vocabulario, cada día aprende más palabras, su lenguaje ya es comprensible. El uso del lenguaje es mayor y lo utiliza al conversar con los demás o cuando está solo.

4 años: A esta edad el niño prácticamente domina la gramática, su vocabulario sigue desarrollándose, utiliza pronombres, verbos, artículos. Esta edad es caracterizada por las preguntas ¿qué es? ¿Por qué? ¿Para qué?

Imagen

Este es el proceso normal del desarrollo del lenguaje en los niños, es posible que algunos salgan de los estándares establecidos, pero es común, ya que cada niño es diferente como también su entorno.

¿Qué pasa si un niño no ha adquirido su lenguaje correspondiente a su edad? 

No todos los niños adquieren y desarrollan el lenguaje a la misma edad, es probable que en algunos se retrase un poco, pero si el desfase de su lenguaje es por un tiempo considerable, es probable que tenga un retardo de lenguaje que puede ocasionarse

Imagen

por varios aspectos como: la falta de estimulación, alteraciones en el aparato fonoarticulador, problemas en la audición, alteraciones neurológicas , entre otras.

Cualquier retraso en el lenguaje se debe atender lo más pronto posible para no desarrollar alguna patología de lenguaje.

Es importante aprender a estimular el lenguaje en los niños desde que son bebés, ya que es fundamental para que puedan tener una comunicación eficiente al crecer.

¿Cómo estimular el lenguaje en los niños?

  • Háblele y comuníquese con su bebé, el empezará a conversar con usted por medio de balbuceos, sonidos y luego palabras.
  • Responda verbalmente y con mucho afecto a los sonidos producidos por el bebé.
  • Haga juegos de labio para que él lo imite, haga sonidos y soplos, imite y refuerce también los sonidos producidos por el bebé tratando de estimular la producción de palabras. Por ejemplo si dice “ma”, diga usted “ma”…. ¡mamá!”.
  • Ponga énfasis al vocalizar las sílabas o palabras, la articulación debe ser clara y lenta.
  • Enséñele canciones sencillas y cortas acompañadas de gestos y palmadas.
  • Enséñele cómo se llaman lo objetos que señala o interesan al niño.
  • Juegue a producir sonidos onomatopéyicos (sonidos de animales perro, gato, pato, etc.)
  • Muéstrele láminas, fotos, cuentos, para aumentar el vocabulario del niño.
  • No corrija al niño cuando no pronuncia adecuadamente los fonemas, evite decir “no así no se dice, es así…”, es suficiente con que lo escuche a usted pronunciar dicha palabra de la manera correcta y que intente hacerlo, poco a poco irá mejorando, no lo presione demasiado.
  • Incentívelo a comunicarse, a pedir las cosas a través de palabras o frases. No olvide felicitarlo y mostrarse contenta cuando logra hacerlo.

 

 

En SEPIMEX contamos con terapeutas capacitados para diagnosticar, dar prevención  y tratamiento a todo tipo de alteraciones del lenguaje, audición, aprendizaje, voz, habla y cualquier problema referente a la comunicación.

 

 

Imagen

Imagen

Elaborado por:

Karen Anaid Retes Cethorth

Terapeuta en Comunicación Humana

(Terapia de lenguaje, audición, aprendizaje, voz  y habla)

Karen@sepimex.com.mx

SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México

Tel: 56891419

PROBLEMAS DE LENGUAJE EN LOS NIÑOS


PROBLEMAS DE LENGUAJE EN LOS NIÑOS

¿Qué es un problema de lenguaje?

Los problemas de lenguaje se caracterizan por la dificultad para adquirir y usar el lenguaje hablado, escrito o leído. En los niños suelen ser debidos a problemas congénitos, falta de estimulación, infecciones, problemas en la audición o en algunas ocasiones, niños que son sometidos a abusos o maltrato desarrollan problemas del lenguaje.

niña manos     niño pizarrón

Esto nos da una idea de que las causas de un problema de lenguaje son varias y en ocasiones difíciles de diagnosticar.

¿Cómo saber si mi hijo tiene algún problema de lenguaje?

A continuación se mencionarán algunos signos que pueden alertarnos sobre posibles dificultades de lenguaje en los niños.

  • Desfase cronológico entre las capacidades lingüísticas del niño y las que corresponden a su edad. (Habla menos que otros niños de su edad).
  • Incomprensión al hablar (solo su núcleo familiar cercano le entiende).
  • Poca o nula intención de comunicarse.
  • Pobreza de vocabulario respecto a la edad del niño.
  • Imposibilidad de pronunciar bien los sonidos del lenguaje o de discriminarlos adecuadamente.
  • Utiliza muchos gestos para darse a entender.
  • Errores gramaticales frecuentes.
  • Errores frecuentes en la producción de palabras.
  • Errores en los tiempos verbales.
  • Dificultad para memorizar palabras.
  • Dificultad para construir frases.
  • Evita el contacto visual. (No mantiene la mirada, ni sigue una conversación).
  • Falta de correspondencia entre el discurso y su entonación, gesticulación y mímica.
  • Respiración con la boca.
  • Habla nasal.
  • Dificultades para efectuar movimientos sencillos con labios y lengua.
  • Dificultades para tragar.
  • Escurrimiento de saliva.
  • Incapacidad para discriminar o reconocer sonidos.
  • Dificultades para reconocer o trazar letras en las edades correspondientes.
  • Problemas del desarrollo o sensoriales.
  • Incapacidad para reaccionar ante los gestos o a la entonación de voz de los demás.
  • Imposibilidad de dar sus datos básicos (cuando está en edad de hacerlo).
  • No sigue órdenes sencillas o se necesita repetir varias veces la misma instrucción hasta que la logre comprender.

Education

Éstos son sólo algunos indicadores de alerta para los padres y maestros que probablemente nos ayuden a tomar la decisión correcta para iniciar una evaluación o un tratamiento con un profesional.

¿Qué sucede si no se intervienen a tiempo los problemas del lenguaje?  

El lenguaje se define como una función cognitiva superior, la cual se relaciona de manera estrecha con el nivel de pensamiento  y activación de funciones cognitivas en un niño, por tanto al no ser intervenido un trastorno de lenguaje se espera dificultades en la adquisición del proceso lecto-escrito, problemas de rendimiento escolar, dificultades socio-afectivas, problemas en la comunicación, baja autoestima, rechazo social,  entre otros.

niños 3

Es importante tomar en cuenta cualquier anomalía

que se presente en el lenguaje y comunicación

de un niño, ya que poder comunicarse de manera

eficiente es indispensable para poder lograr una

buena integración y tener una mejor calidad de vida.

Elaborado por:

Karen Anaid Retes Cethorth

Terapeuta en Comunicación Humana

(Terapia de lenguaje, audición, aprendizaje, voz  y habla)

Karen@sepimex.com.mx

SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México

Tel: 56891419

La comunicación entre padres e hijo(a)s

Imagen

Muchos padres tienden a pensar que lo mas importante en la comunicación con los hijo(a)s es proporcionarles información importante para el desarrollo de sus vidas: decirles que coman verduras, que deben ir a la escuela porque es importante o incluso algunas veces tienden a decidir por ello(as). La comunicación tiene una función mucho mas importante de lo que imaginamos; es un puente de doble vía que conecta los sentimientos de los padres con los de los hijo(a)s.

Imagen

La comunicación saludable es crucial para ayudar a los niños a desarrollar una personalidad saludable; genera independencia, buenas relaciones con los padres y los demás (amigos y compañeros de clase). Le da al niño la oportunidad de ser feliz, seguro y sano ante cualquier circunstancia. Una gran mayoría de los problemas de conducta en los niño(as) tiene origen en la forma en como los padres y los hijo(a)s se comunican, más que pensar solamente que el/la niño(a) es la fuente de los problemas.

Debido a que los padres se convierten en modelos a seguir por los niño(a)s; en la forma y medida en que estos se comuniquen con los hijo(a)s, ellos aprenderán a manejar sus sentimientos. Una comunicación saludable permite a los padres sentirse cercanos a sus hijo(a)s y conocer sus necesidades. Además de aprender a manejar la frustración y estrés que les genera el mismo ejercicio de la crianza.

Una comunicación saludable le permite al niño(a): sentirse cuidado y amado; saberse importante y tomado en cuenta; sentirse seguro y no aislado en sus problemas; aprender a decir lo que siente, piensa y necesita directamente en palabras, sin necesidad de sobre actuar: como hacer berrinches, gritar, insultar o pegar.

Imagen¿Cómo establezco una comunicación saludable con mis hijo(as)?

1.-Estar disponible: Significa dedicar tiempo para sus hijo(a)s. Bastarán al menos 10 minutos diarios de comunicación  para fortalecer la relación.  Estar  disponible significa sintonizar y hablar de algo importante. Ser capaz de entender y hablar sobre sus propios sentimientos así como también los de su hijo(a).

2.-Saber escuchar: Pregúntele a su hijo(a) por sus ideas y sentimientos, tratando de comprender lo que está diciendo, esto ayuda al niño(a) a sentirse amado aun cuando el está enojado o triste  y usted no puede hacer nada para arreglar el problema. Saber escuchar lo ayuda a calmarlo y así el/ella podrá escucharlo a usted después.

3.-Trate de ponerse en sus zapatos: Vea la situación desde el punto de vista del niño(a) y hágale saber que a usted le importan sus sentimientos, esto le dará la capacidad de entender lo que su hijo siente en ese momento.

Imagen

4.-Sea un buen mensajero(a): si el niño(a) se siente escuchado y atendido estará mas dispuesto a escucharlo, por tanto, asegúrese que lo que usted diga, su tono de voz y lo que haga, envíen el mismo mensaje.

5.-Use palabras y no gritos: para que su  hijo(a) comprenda  lo que usted quiere que el/ella haga, use palabras mientras lo mira a los ojos y le explica la situación; resaltando también las buenas actitudes y comportamientos.No diga las cosas “a gritos”, ellos no sabrán diferenciar claramente lo que está mal.

En Centro SEPIMEX contamos con terapeutas capacitados para apoyar en la mejora de la comunicación entre padres e hijos.

Te ofrecemos diversos talleres con la finalidad de mejorar tu salud y bienestar: Taller a padres; Comunicación asertiva; Manejo del enojo; Manejo del estrés, entre muchos más.

Elaborado por:

Lic. Berenice Candia Ramírez

berenice@sepimex.com.mx

Terapeuta Infantil

Centro SEPIMEX

5689.1419

http://www.sepimex.com

COMO SOBREVIVIR A LAS VACACIONES EN CASA

Por Dra. Andrómeda Valencia

Las vacaciones son una época que grandes y chicos esperamos con mucha ilusión. Para descansar, convivir con nuestra pareja, hijos, familiares y amigos. Unos días antes de salir de vacaciones anhelamos la llegada de estos días de descanso para romper con la rutina  y nos imaginamos haciendo las cosas que nos gustan y que en ocasiones no podemos hacer por falta de tiempo.

Algunas veces las vacaciones incluyen viajes, pero en otros momentos las vacaciones serán en casa Finalmente las vacaciones llegan y si no estamos listos el tiempo que compartimos en casa se convierten en un tiempo que nos desgasta.

Para aprovechar al máximo este tiempo en casa con nuestra familia considera lo siguiente:

1.- Considerar tus intereses, posibilidades económicas e incluso las actividades que se pueden realizar con todos los miembros de la familia, con los niños o con tu pareja. Para lograrlo toma en cuenta sus edades y gustos, de esta manera las actividades que propongas pueden incluir a todos los miembros de la familia.

2.- Identifica lugares de interés cercanos a tu casa, como museos, parques, bibliotecas, exposiciones y espacios recreativos. El periodo de descanso incluye varias opciones que solo están disponibles en esta temporada y que son un excelente pretexto para visitar los sitios de nuestra ciudad que aún no conocemos o bien para recordar y disfrutar nuevamente nuestros lugares favoritos.

4.- Pueden preparar una película divertida para disfrutar en familia, quizá una trilogía, una serie o un maratón de películas resulten una buena opción para pasar una tarde

5.- Organiza rutinas divertidas en las que participen diferentes miembros de la familia, recuerda que estar de vacaciones en casa no es sinónimo de ver la televisión todo el día.

6.- Es una excelente oportunidad para disfrutar de tu propio espacio, por lo tanto leer, escuchar música o preparar una rica cena, pueden ser actividades que se disfruten solos y acompañados.

7.- Saturarte de muchas actividades te dejará sin energía y vas a necesitar vacaciones de las vacaciones, por lo tanto lo mejor es disfrutar de cada momento sin desgastarte de más, así te quedará energía para el día siguiente.

8. – Así como las actividades cambian, nuestra alimentación también es diferente en estos días, sin embargo es importante ser cuidadosos ya que los excesos en la comida o los cambios en nuestras rutinas pueden generar cambios que afecten nuestra digestión.

9. – Evita desvelarte seguido, ya que esta temporada desajusta nuestras rutinas. Si en casa hay niños pequeños prepárense juntos para regresar a las actividades y al menos tres días antes de terminar este periodo vuelvan a retomar sus horarios para dormir y descansar.

10. – Recuerda que los niños se aburren fácilmente y es recomendable estar preparados  si el lugar que visitaremos requiere de largos tiempos de espera, por ejemplo llevándoles colores o crayolas para pintar, un libro para leer o música para escuchar mientras esperan.  

 Planea, organízate y disfruta de estos días al máximo!

CONTACTO: contacto@sepimex.com.mx

Errores frecuentes en la lecto-escritura de niños con déficit de atención.

TDAHDurante la etapa escolar  el niño con escaso control atencional  evidenciará dificultades de la adquisición y consolidación de la lecto-escritura, por lo que los errores frecuentes son:

  • Sustituciones visuales (maleta/maceta) derivacionales (violinista/violín) por cambio inexistente (pontolon/pantalón).

  • Lectura  adivinatoria (partir de la primera sílaba y leer camioneta por camiseta)

  • Equivalencia fonológica (leer seso/queso)

  • Lectura silenciosa superior a la lectura en voz alta

  • Omisiones, sustituciones, distorsiones o adiciones de fonemas, sílabas o  palabras.

  • Reconocimiento espacial de letras (leer lodo/lobo) debido a la impulsividad.

  • Durante la escritura libre se destaca la dificultad para elaborar  historias cuando la información no está visualmente presente y la secuencia no es previsible debido a la escasa capacidad de planificación.

  • Deficiencia en la programación y control de la conducta

  • Nula verificación y corrección de errores

  • Pérdida del objetivo con asociación irrelevante de ideas

  • Inadecuada organización en la copia de textos

  • Pérdida del programa motor

  • Rastreo visual desorganizado

  • Inestabilidad de las ejecuciones con tendencia  a la micrografía o macrografía

  • Cambio en el orden de las sílabas, palabras por impulsividad y falta de verificación.

  • Perseveración de sílabas, palabras durante la copia, dictado y escritura libre.

  • Contaminación con información ajena.

LO IMPORTANTE ES SABER QUE DICHAS DIFICULTADES ESCOLARES SON PREVENIBLES Y CORREGIBLES

Entrada por: Maestra en Neuropsicología Rosinna Gómez Moya