La ecología emocional

Leyes de la gestión ecológica de las relaciones

 

Por: Psic. Benito Zarazúa Quevedo

Terapeuta Cognitivo Conductual, Centro SEPIMEX

 

La idea sobre la “Inteligencia emocional” nace a partir de que en 1983 Howard Gardner en su Teoría de “Inteligencias múltiples” introdujo la idea de incluir la inteligencia intrapersonal (la capacidad para comprenderse uno mismo, apreciar los sentimientos, temores y motivaciones propios) e interpersonal (la capacidad para comprender las intenciones, motivaciones y deseos de otras personas).

Por lo que la inteligencia emocional se define como la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos.

 Nuestras emociones tienen un impacto directo en el mundo, y aunque no podemos decir que somos plenamente responsables de estas emociones, sí lo somos de su gestión y de ser capaces de transformarlas en positivo, con una acción creativa.

 

Según los autores, las emociones mal gestionadas son fuente de contaminación, agresión, destrucción, enfermedad, muerte interior y muerte exterior; por ello, no basta con enfrentar nuestros estados de ánimo de una manera inteligente, sino hacerlo también sin perder la perspectiva del mundo que nos rodea y el compromiso responsable.

 

La ecología emocional.

La ecología emocional o psicoafectividad es el arte de transformar positivamente nuestras emociones.

Hay que gestionar nuestras emociones para que nuestros afectos promuevan conductas sanas, que enriquezcan nuestro desarrollo y crecimiento personal de forma equilibrada y plena en nuestro entorno.

Las 7 leyes de la gestión ecológica de las relaciones son principios del pensamiento que nos ayudarán a comprender cómo mejorar nuestras relaciones sociales, afectivas y laborales.

1. Ley de la autonomía: Ayúdate a ti mismo, y todos te ayudarán.

Sí somos capaces de ayudarnos a nosotros mismos, también seremos capaces de encontrar ayuda en los demás, pues los respetaremos y no los ahogaremos con nuestras demandas.

2. Ley de la prevención de las dependencias:No hagas por los demás aquello que ellos puedan hacer por sí mismos.

 

El hecho de no aplicar esta ley promueve la creación de relaciones de dependencia en las cuales una de las personas cede el control y el otro la asume. Por lo que, es importante aprender a respetar el crecimiento propio  de cada persona, de modo que se favorezca que sea ella la que asuma el control de su vida, tome las decisiones de forma congruente con sus recursos, su historia y estrategias personales.

3. Ley del boomerang o de la correspondencia: Todo lo que haces por los demás también lo haces por ti mismo.

Nuestra construcción personal tiene lugar a partir de nuestra relación con los demás. Lo que emitamos recibiremos, si damos alegría, nos llegara alegría, si damos ira nos llegará ira, lo que cosechemos eso mismo sembraremos.

4.    Ley del reconocimiento de la individualidad y la diferencia: No hagas a los demás aquello que quieres para ti, pueden tener gustos diferentes.

Esta ley es la ley de respeto a la diferencia. Los seres humanos somos diferentes y eso es algo bueno, buscamos la igualdad pero eso no es posible debido a nuestras diferencias, aunque si podemos lograr la equidad.

La aplicación de esta ley pide poner en práctica la empatía. Aprender a captar que siente y piensa nuestro interlocutor, estar atentos, escuchar de forma activa y preguntar, será lo que nos permita ser más sensibles y respetuosos con su momento vital. Solo en este caso podremos ayudar de verdad, si es eso lo que buscamos.

5.    Ley de la moralidad natural: No hagas a los demás aquello que no quieres que te hagan a ti.

Esta ley va de la mano con la del boomerang, hay ciertas cosas o hechos que no nos gustaría que nos pasaran, como lo serían: agresiones, falta de respeto, abandono, ofensas, gritos, amenazas, etc. por lo que lo negativo que hemos emitido podría acabará rebotando contra nosotros mismos.

6.    Ley de la autoaplicación previa: No podrás hacer ni dar a los demás aquello que no eres capaz de hacer ni darte a ti mismo.

La psicoafectividad parte de la idea de que uno debe empezar por si mismo y que las principales responsabilidades del adulto sano y maduro es aprender a cuidarse en el sentido más global del término. Cuidarse significa buscar y crear el mejor entorno para el desarrollo  de sus potenciales humanos.

7. Ley de la limpieza relacional: Tenemos el deber de hacer limpieza de las relaciones que son ficticias, insanas y que no nos dejan crecer como personas.

Es importante revisar que tipos de relaciones tenemos, que aportamos y que nos aportan, si favorecen o dificultan, facilitan o  bloquean nuestro desarrollo, es un trabajo de mantenimiento personal que no podemos rehuir.

Este proverbio chino lo explica muy bien: Quien se acerca al pescado seco, apesta; quien se acerca a una orquídea huele bien; quien se acerca al fuego es el primero en quemarse, quien se acerca al bermellón rojo se vuelve rojo y quien se acerca a la tinta negra se vuelve negro.

 

Lo que puedes hacer para mejorar:

  • Revisa tus relaciones, procura te enriquezcan y favorezcan en tu desarrollo.
  • No puedes dar lo que no tienes, procura desarrollar en ti todas las habilidades, cualidades o virtudes que buscas en los demás.
  • Respeta las diferencias entre tú y los demás, eso enriquecerá tus relaciones.
  • Si ayudas los demás procura no estar haciendo algo que ellos pueden hacer por si mismos, los puedes perjudicar.
  • Sobre todo hazte responsable de ti mismo.

 

Fuente:

Mercé Conangla I. Marin, Jaume Soler i Lleonart. (2009) “La ecología emocional: El arte de transformar relaciones, más allá de la inteligencia emocional”; España: AMAT

 

Psicólogo Benito Zarazúa Quevedo

Terapeuta Cognitivo Conductual de Centro SEPIMEX

Tel. 56891419

E-mail: benito@sepimex.com.mx

 

Anuncios

Claves para generar un Clima Laboral Saludable.

Por la revista Alto nivel.

Mantener la moral de un empleado es indispensable para las empresas, ya que un trabajador motivado por su labor tiende a involucrarse con la misión y visión de la compañía. De hecho, un empleado que se siente apreciado se “pone la camiseta” de la empresa y toma responsabilidad propia por el éxito de la misma.

Sin embargo, no todos los lugares de trabajo se preocupan por el bienestar y la motivación del empleado y al contrario, fomenta situaciones que hacen que se quiebre el espíritu de la persona bajo el nombre de un falso liderazgo.

La experta Kim Bashin de Open Forum de American Express señala que muchos gerentes y directores no se preocupan por estimular a sus equipos y no se dan cuenta que un empleado con una moral baja puede dañar la productividad de la empresa.

Según Entrepreneur, una compañía que tiene empleados desanimados puede sufrir efectos en el resultado final de sus servicios, una alta rotación de elementos y una débil cultura corporativa.

Audra Starkey, autora de “Surviving Crazy Hours”,  destaca que una mala motivación puede llegar a afectar la salud del empleado.

Aunque la cultura corporativa de cada empresa es diferente, hay situaciones que en general pueden contribuir a la destrucción de la moral de un empleado.

Por DoctorSepimex

En muchas ocasiones queremos que el o la trabajadora se motive o que venga motivad@ de casa, pero no contemplamos que quizá nosotr@s como líderes de empresa, es lo que hemos mostrado con nuestro ejemplo, pongamos un caso: queremos que el o la trabajador@ que presta servicios, sonría, su lenguaje verbal y no verbal sea positivo, que sea proactiv@ y servicial, que tenga la camiseta puesta,  además que resuelva los problemas que se presenten mejor que nosotr@s mism@s y lo mejor de todo, es que este content@ con lo que gana. Esto es lo que esperamos, ahora veamos como es que el trabajador puede estar en este canal, frecuencia o actitud, sí el líder de esa empresa, esta de mal humor por la gastritis, por el insomnio o los problemas financieros de la empresa, con nuestra cara de mal humor por el trafico que solo a nosotr@s nos toca y porque no mencionarlo, nuestras expectativas de ser recibidos con una taza de café como nos gusta, un vaso con agua fría después del tráfico, cosas que nosotr@s l@s que estamos a cargo del personal merecemos, pero quizá estamos recibiendo lo que merecemos, analiza las siguientes frases, dichos o máximas y reflexiona:

“Trata a los demás como quieras ser tratado”

“Ojo por ojo y diente por diente”

“El buen juez por su casa empieza”

“Dime con quién andas y te diré quién eres”

“Juntos pero no revueltos”

“El hábito no hace al monje”

Te va mi consejo y como le digo a l@s participantes de los cursos o talleres que impartimos en SEPIMEX®, en las retroalimentaciones y en la comunicación efectiva aprende a filtrar solo lo que nos sirve. Empieza la semana llegando temprano y con una mejor actitud (comienza desde el domingo en la noche), aquí te presento 10 acciones básicas muy sencillas para lograr este cambio, intenta hacer por lo menos 6 y observa los cambios, espero tus comentarios!

  • Comienza el domingo por la tarde a elaborar una lista de actividades para la semana, no olvides contemplar espacio para ti, familia, pareja y trabajo, prepara las cosas que utilizarás el siguiente día 20 minutos de planeación te ahorrará horas.
  • El domingo ya no veas la televisión, no escuches la radio o trabajes en la computadora después de las 8:00 pm, bañarse con agua caliente o tibia te ayudará a relajarte y prepararte para descansar completamente.
  • Levántate temprano y regálate tres minutos de acicalamiento, te ayudará a recordar quién eres y quién quieres ser ese día.
  • Cuando manejes o tomes el transporte público regálale una sonrisa a las personas de alrededor no te sorprendas si no recibes lo mismo de regreso, no todas las personas durmieron tan bien como tú.
  • Cuando llegues a la oficina saluda a quien normalmente no saludas, exprésale a esa persona con la que normalmente tienes conflictos, lo importante que es en tu equipo, por eso esta ahí, envía un e-mail de agradecimiento por esta nueva etapa y por el pasado.
  •  Se servicial atiende a tus trabajadores recuerda que como dice Carlos Kazuga “los más importantes son los proveedores, teniendo una buena materia prima, un buen personal, los clientes que son muy inteligentes se darán cuenta que tu equipo es el mejor y vendrán por si solos”, a tus compañeros o subordinados invítales un café  o por lo menos un vaso con agua del garrafón de la oficina, muestra mucha proactividad.
  • Pregunta como se encuentran, conoce a tu trabajador@, preocúpate por lo que le pasa pero no seas parte del problema (no te involucres de más), así podrás ser objetivo.
  • Utiliza el reforzamiento verbal positivo, frases como: que bien te ves hoy, que gusto verte, oye que bien resolviste el problema con el cliente, cada día lo haces mejor, tu trabajo ayuda mucho al equipo, que bueno que llegaste tan temprano, no cabe duda lo que haces es lo que distingue a nuestro equipo.
  • Provoca un espacio agradable para el trabajo, con sonido, olor, con la impresión de una frase o fotografías que te hagan sentir o recordar sensaciones agradables.
  • Revisa el planificador que realizaste el domingo y califica como vas, si vas retrasado piensa como resolverlo y vas muy adelantado ponte nuevas metas evita la pereza mental.
  • Cierra tu semana agradeciendo de forma verbal o escrita la labor del equipo y no se te olvide que el lenguaje verbal y  no verbal tienen que estar sincronizados para no enviar mensajes distorsionados.

Las sesiones de coaching laboral pueden ser telefónicas o en persona, en nuestras oficinas o en su empresa, en un formato individual o de grupo.

César Martínez Ortiz – COACH LABORAL

Centro SEPIMEX

Pensamiento 16 . Col. Ciudad Jardín. Delegación Coyoacán/ Miguel Ángel de Quevedo no.785

Telefono: 5689 1419

http://www.sepimex.com.mx

cesar@sepimex.com.mx

contacto@sepimex.com.mx