Ansiedad en los niños

Dentro de la población infantil en México, los trastornos relacionados con la ansiedad ocupan dos de los primeros cuatro lugares en cuanto a prevalencia. Los que más se encuentran en la población  infantil son las fobias específicas y la ansiedad de separación (Medina-Mora, 2003). Al inicio de la vida adulta, los trastornos de ansiedad se desarrollan en edades más tempranas que otro tipo de trastornos. La ansiedad suele presentarse  en conjunto con síntomas depresivos, lo que hace su tratamiento y detección más complicados.

Los trastornos relacionados con la ansiedad en los niños pueden presentar los síntomas que presentan los adultos cuando padecen de ansiedad, sin embargo, también pueden presentar terrores nocturnos (pesadillas), episodios de enuresis (hacerse pipí ya sea durante el día o la noche), y algunos problemas de conducta como los berrinches con el fin de evitar las situaciones temidas. Los niños pueden sufrir diversos tipos de trastornos de ansiedad, algunos de los más comunes son las fobias y la ansiedad de separación.

-Las fobias se definen como miedos irracionales ante diferentes situaciones. Lo  que distingue a una fobia del miedo común y corriente es que es desproporcionado a la situación a la que se teme; las personas que las sufren, muchas veces comienzan a experimentar síntomas de ansiedad tan solo con la anticipación del suceso temido. En ocasiones, la persona que sufre la fobia sabe que el objeto temido no le puede causar un daño grave y aun así presenta un miedo descontrolado. Cuando una persona sufre de una fobia evita a como dé lugar situaciones en las cuales tenga que enfrentarse al objeto o situación temida. Entre los niños, las fobias suelen ser específicas a ciertas situaciones como la obscuridad, insectos, albercas, etc. También puede presentarse la fobia social que se refiere al miedo a estar expuesto a situaciones con mucha gente o con gente que no pertenece al círculo de confianza del niño.

-La ansiedad de separación se presenta cuando  un niño presenta severos síntomas de ansiedad ante la separación de la familia, particularmente al asistir al colegio. Este tipo de ansiedad sólo se considera un trastorno si es desproporcionado a la circunstancia. Los niños que presentan este trastorno muestran una intensa negación y resistencia ante no solamente la asistencia al colegio sino también ante las rutinas previas como dormir la noche anterior o ponerse el uniforme.

El tratamiento de la ansiedad infantil normalmente incluye el  entrenamiento en técnicas de relajación y de autocontrol. Así mismo, es de suma importancia que los padres de niños que  padezcan de ansiedad sean parte del tratamiento ya que en muchas ocasiones ellos también presentan síntomas ansiosos que requieren ser tratados para  que no se conviertan en un factor de riesgo adicional para sus hijos.

Anuncios

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una respuesta natural del cuerpo humano ante situaciones de peligro; es una respuesta que nos permite sobrevivir ante situaciones que ponen en peligro nuestra integridad o incluso nuestra vida. Cuando nos encontramos en situaciones amenazantes es normal que presentemos la reacción de ansiedad (comúnmente conocida como “nervios”), que se compone por síntomas psicológicos y fisiológicos. Dentro de los síntomas psicológicos podemos encontrar mucha preocupación, miedo, inseguridad, dificultad para concentrarse o pensamientos negativos. Los síntomas fisiológicos pueden incluir taquicardia, temblores, sudoración excesiva, sensación de ahogo, entre otros. Todos estos síntomas suceden debido a que al presentarse una situación amenazante, nuestro cuerpo se prepara para las dos respuestas instintivas que podría utilizar: el ataque o la huída; y por lo tanto el episodio de ansiedad es clave para la supervivencia en situaciones peligrosas.

Sin embargo, la mayoría de las personas en un momento u otro de sus vidas presentan episodios ansiosos frente a situaciones que son realmente amenazantes o peligrosas y es ahí donde se presenta el problema. Nuestro cuerpo está constantemente activado para enfrentar situaciones peligrosas sin que realmente las estemos experimentando y perdemos la capacidad de controlar esta sensación de ansiedad. Cuando esto sucede, es cuando podemos hablar de una ansiedad patológica.

Ansiedad normal

Ansiedad patológica

Características generales

-Episodios poco frecuentes

-Estos episodios tienen una intensidad leve o moderada

-Los episodios tienen  una duración limitada

-Los episodios son muy frecuentes

-Presentan una alta intensidad

-Duran mucho más tiempo

Situación

La reacción de ansiedad es congruente con la situación que nos ocurrió. Es una reacción esperable ante la circunstancia.

La reacción es desproporcionada a la circunstancia.

Grado de sufrimiento

Limitado, aunque se siente incomodidad, aún nos permite funcionar en nuestras actividades diarias. Esta incomodidad dura poco tiempo.

EL grado de sufrimiento es alto, y prolongado.

Grado de interferencia con la vida diaria

La interferencia con la vida diaria es muy ligera o incluso no se presenta ya que los episodios duran poco tiempo.

La interferencia es alta y con frecuencia impide que se realicen las actividades cotidianas de la persona.

Existen diferentes tipos de trastornos mentales asociados a la ansiedad, como lo son las fobias (miedos irracionales), el Trastornos Obsesivo Compulsivo, el Trastorno de Estrés Postraumático, el Trastorno de Ansiedad Generalizada o las crisis de pánico.

Para todos los trastornos relacionados con la ansiedad, existen diferentes tratamientos, tanto médicos, psicológicos y de estilo de vida; que en muchas ocasiones deben ser administrados en conjunto para mejorar sus resultados

En México, diversos estudios indican que la ansiedad es el trastorno psicológico con mayor prevalencia en la población. Además, en los trastornos relacionados con la ansiedad se observa una tasa de incremento anual superior a la de otros trastornos mentales (Monroy Fonseca, 2010). Esta información hace de suma importancia la pronta detección y el tratamiento adecuado de los pacientes que padecen este tipo de trastornos.

¿Qué es eso de los límites en los niños?

Límites

Últimamente por todos lados escuchamos “Es que ese niño no tiene límites”, “Sus papás no le ponen límites”, “Seguro no tiene límites”. Pero… ¿qué es eso de los famosos LÍMITES?

Todo lo que hacemos tanto adultos como niños, son cosas que hemos aprendido durante el trascurso de nuestra vida. Los bebés aprenden que cuando lloran, mamá los carga o les da de comer, los niños  aprenden que cuando necesitan algo deben pedirlo por favor. Los adolescentes aprenden que tienen que seguir ciertas reglas en casa para poder obtener algún permiso. Y los adultos aprenden que para recibir su quincena deben ir a trabajar todos los días.

De la misma forma en que aprendemos a realizar estas conductas adecuadas en cada etapa de nuestra vida, aprendemos también a realizar conductas inadecuadas.

¿Por qué?

Porque para aprender cada una de las cosas que sabemos hacer nuestro ambiente tiene un papel muy importante. La mamá le da de comer al bebé, las personas responden cuando un niño pide algo por favor, los padres de los adolescentes les dan permisos cuando estos limpian su cuarto, y los jefes pagan a los trabajadores que acuden a trabajar diariamente.

Entonces, que pasaría si un papá le da lo que quiere a un niño cuando hace un berrinche, para que deje de hacerlo. O un jefe pagara a sus empleados a pesar de que faltaran muchos días. Los niños aprenderían que hacer berrinches les consigue lo que quieren, y los empleados aprenderían que asistir o no al trabajo no se relaciona para nada con su sueldo.

Estos precisamente son los límites en un niño, son las pautas que les da su ambiente para comportarse de cierta manera. Cuando mamá dice “NO” y lo cumple está poniendo un límite a la conducta de su hijo, y con cada una de las conductas inadecuadas del niño es necesario ponerlos.

Durante esta  semana iremos entendiendo porque estos famosos límites son tan importantes.

Por: Lic. Mariana Zavala (Terapeuta de Centro SEPIMEX)