CÓMO AYUDARTE A CONTROLAR TU PESO

México es uno de los países Latinoamericanos con mayor prevalencia de sobrepeso y  obesidad, los cuales se han incrementado a lo largo de los últimos 30 años y afectan a Hombres y mujeres de diferentes edades y niveles socioculturales. El sobrepeso y la obesidad son condiciones médicas de origen multifactorial que actualmente tienen un impacto importante tanto en quien las padece como en el sistema de salud.

obesidad en México

Entre los factores que se han relacionado a la Obesidad se encuentran los familiares, puesto que las personas con padres o abuelos obesos tienden a subir de peso más fácilmente que quienes no los tienen, el estilo de vida (ingesta de alimentos en grandes cantidades o con predominio en harinas, azucares y grasas, así como el sedentarismo), realizar dietas continuas no indicadas por un nutriólogo certificado (varias de las cuales reducen la velocidad del metabolismo), así como altos niveles de estrés, ansiedad y depresión.

obesidad familia

El padecer obesidad no sólo es una cuestión de estética, puesto que aumenta el riesgo de padecer enfermedades como Diabetes, Hipertensión Arterial, Colesterol o Triglicéridos altos, Enfermedades cardíacas y algunos tipos de Cáncer, además de que la presencia de un exceso de grasa corporal puede complicar el diagnóstico de alguna tumoración debido a que los rayos X o el ultrasonido no penetran la grasa corporal tan fácilmente. Muchas personas que tienen obesidad o sobrepeso, al acudir al médico les es indicada la modificación de la dieta y un incremento en la actividad física, sin embargo, la mayoría de las veces el adquirir nuevos hábitos es complicado.

 

ejercicio-obesidad

En el caso de la dieta, algunas personas  se pueden enfrentar a pensamientos como “no voy a poder hacerlo”, “siempre he comido así y ahora quieren que cambie mi forma de comer” o “yo así me siento bien” y “quien me quiera debe quererme como estoy”, otras personas inician la dieta indicada, pero con el paso de los días compensan algunos alimentos prohibidos por otros. También hay quienes después de la primera recaída pierden toda esperanza y renuncian a continuar con las indicaciones del médico o que la abandonan porque han identificado cambios en su estado anímico. En el caso del ejercicio nos podemos enfrentar a que nos sea recomendada alguna actividad que no nos agrade, no tengamos acceso a ella debido a que el realizarla implique trayectos largos o costos económicos elevados, una vez que la iniciamos nos provoca algún malestar (dolor muscular o cansancio) o nos desanimamos porque no vemos los resultados que deseamos en poco tiempo. Para sortear algunas de las dificultades en las indicaciones para el mantenimiento de un estilo de vida más saludable podemos seguir algunas recomendaciones:

  • Establece algo que te motive a realizar el cambio: si tenemos alguna meta que nos motive será más fácil seguir con los nuevos hábitos cuando alguna situación o pensamiento nos quiera sabotear. Esto puede ser desde mejorar nuestra condición física para pasar más tiempo de calidad con nuestros hijos, sobrinos o nietos, evitar alguna enfermedad que sepamos que podemos desarrollar o simplemente sentirnos con más energía. Para recordarlo podemos tener alguna nota o imagen que nos recuerde esta motivación cerca de nosotros (la cartera, el espejo de la recamara, la puerta del baño, etc.).
  • Busca un objetivo alcanzable: si pensamos en bajar 10 kilos en un mes y no lo logramos es más fácil desanimarnos y no continuar con la dieta y ejercicio, por lo que pensar en pasos pequeños y alcanzables (como por ejemplo 250 o 300 gramos al mes) nos brindará una sensación de confianza y control cuando lo logremos. Además recuerda que si bajamos de peso muy rápido es más fácil tener efecto rebote.
  • Busca apoyo de personas importantes para ti: cuando tenemos apoyo social es más fácil continuar con conductas nuevas, por lo que si le hablamos con nuestros familiares y amigos que necesitamos realizar ejercicio o adherirnos a una dieta y logramos su ayuda podremos alcanzar nuestros objetivos más pronto.
  • Premia tus logros sin importar su magnitud: no importa si lograste bajar 2 kilos o 200 gramos en un mes, lo importante es que iniciaste y mantuviste tus nuevos hábitos. ¡felicítate y recuerda que eres capaz de lograr lo que te propones!.

peso

  • Evita compararte con otras personas: recuerda que cada organismo es diferente, así como también lo es la forma en que reacciona tu cuerpo al ejercicio y régimen alimenticio, tu mejor comparación es contigo mism@.
  • Lleva un registro mensual de tus resultados: de esta manera podrás observar a mediano y largo plazo los frutos que has logrado, incluso puedes hacer una gráfica y ponerla en algún lugar estratégico para que te sirva de motivación en la consecución de tu objetivo.
  • Considera aquellas situaciones que te hayan hecho recaer en el pasado: recuerda que toda recaída es una oportunidad para mejorar, por lo que saber que te ha hecho recaer puede ayudarte a tomar en cuenta aquellas situaciones que hay que aprender a manejar. ten en cuenta que el que hayas recaído algunas veces no implica que nunca lograras tu objetivo.

obesidad

Esperamos que si buscas controlar tu peso corporal estas recomendaciones te sean de gran ayuda. Recuerda que es muy importante buscar ayuda de un experto en Nutrición para iniciar una dieta adecuada para ti, pero si aún tienes problemas en adquirir un nuevo estilo de vida más saludable en SEPIMEX podemos ayudarte, puesto que contamos con profesionales de la Psicología especializados en este ámbito.

 

Elaborado por:

Mtro. Alberto Gómez Zarco

Especialista en Medicina Conductual

alberto@sepimex.com.mx

 

Referencias

  • Campos, I. et, Al. (2018). Epidemiología de la obesidad y sus principales comorbilidades en México. En: Rivera, J. et Al (Eds.). La Obesidad el México: Estado de la Política Pública y recomendaciones para su Prevención y Control. Instituto Nacional de Salud Pública. Cuernavaca, Morelos, México.
  • Morrison, V. y Bennett, P. (2008). Psicología de la salud. Madrid: Prentice Hall.
  • Oblitas, L. (Coordinador) (2006). Psicología de la Salud y Calidad de Vida. Segunda Edición. México: Thomson.
  • Taylor, S. (2006). Psicología de la Salud. Sexta Edición. México: Mc Graw-Hill.

 

Pie de página

 

altonivel

 

distribuidormanualmoderno