DEPENDENCIA EN LAS RELACIONES DE PAREJA

Las relaciones interpersonales son fundamentales en la vida de las personas, pero las relaciones de pareja tienen un lugar especial. El afecto que nos proporciona la pareja es sin duda distinto al que nos proporcionan nuestros padres o amigos, de igual manera el apoyo que recibimos de la pareja es especial  y aunque valoramos la ayuda de nuestros padres, hermanos o amigos, sabemos que el acompañamiento que recibimos de nuestra  pareja es diferente y por lo tanto tiene un lugar especial.

las-10-cosas-que-hacen-a-una-relacion-de-pareja-mucho-mas-feliz

En una relación de pareja no todo es miel sobre hojuelas, una relación se conforma de aspectos positivos y negativos. Los aspectos complicados o difíciles nos ayudan a movernos de nuestra zona de comfort para poder redefinir la relación y buscar acuerdos, crecer juntos co-contruyéndonos.

En este blog intentamos que puedas hacer un autoanálisis y reflexión de ti mismo como persona, ya es que la mayoría de personas que acuden a terapia por motivos de consulta relacionados a su pareja comparten algunas características: sienten desconfianza, miedo, incertidumbre, ansiedad de su relación y en ocasiones pueden expresar e identificar de donde vienen estos sentimientos pero en muchas otras ocasiones no lo saben.

pareja-1-1024x465

La forma en la que vivimos nuestra relación de pareja está muy asociada con la forma en que nuestros seres queridos más cercanos se han vinculado con sus parejas, hemos aprendido de nuestros padres a amar y ellos lo han aprendido de sus padres, y sus padres de sus padres, que a la vez lo han aprendido a hacer de acuerdo con las normas y las reglas sociales que aprendemos desde niños, normas que nos dicen cómo los hombres y las mujeres debemos comportarnos, es por eso que desde pequeños aprendemos a como mostrarnos como hombres y como mujeres, dependiendo de nuestro sexo vamos estrechando y fortaleciendo lazos, primero con nuestra madre o con cualquiera que haya sido nuestro cuidador primario (nuestro padre, abuelos, tíos o tías, etcétera) y por si no lo sabías este lazo definirá el tipo de lazos que conformemos cuando seamos adultos. Déjame compartirte un poco más sobre este tema…

Nuestras relaciones de pareja adulta están definidas por los apegos que generamos de pequeños, si tuvimos unos cuidadores o figuras de amor que cubrieron nuestras necesidades proporcionándonos apoyo y protección en el momento en que lo requeríamos y nos daban espacio en el momento justo seguramente nos formamos como personas seguras, que confiamos en que aquellos a quienes queremos van a estar ahí en el momento en que los necesitemos, por lo que podemos sentirnos tranquilos y por eso nos distingue un apego seguro.

Por otro lado, podemos habernos formado como personas ansiosas debido a que nuestros cuidadores pudieron haber sido intermitentes al momento de cubrir nuestras necesidades, a veces estaban otras no,  o simplemente tardaban en acudir a nosotros, eso nos volvió ansiosos, no podíamos tener la certeza en qué momento si estarían esos cuidadores para cubrir nuestras necesidades, por lo que nos formamos un apego ansioso.

O bien, un tercer tipo es aquel que conformamos a partir de la desatención de esa figura de protección, que no acude a cubrir nuestras necesidades de amor y protección, ante lo cual desarrollamos un apego evitativo para protegerse a sí mismos y a su vez rechazan o evitan cualquier tipo de cercanía (Bowlby, 1973).

IMG_0185-amor-620x274

De acuerdo con esto, conformaremos una imagen de nosotros mismos y una imagen del otro, y  por lo tanto crean ahora cuatro tipos de apego (Bartholomew & Horowitz, 1991):

  1. Apego seguro: se caracteriza por la valorización de las amistades íntimas, la capacidad de mantener relaciones cercanas sin pérdida de la autonomía, y la coherencia en el pensamiento para discutir aspectos vinculados a la relación.
  2. Rechazante: es caracterizado por una subestimación de la importancia de las relaciones cercanas, emocionalmente restringido, hay énfasis en la independencia y autoconfianza y una falta de claridad o credibilidad al abordar el tópico de las relaciones.
  3. Preocupado: es caracterizado por un sobre involucramiento en las relaciones que establece una dependencia con la aceptación de las personas para lograr sentirse bien, tendencia a idealizar a otra gente, incoherencia y exagerada emocionalidad al hablar de la relación.
  4. Miedoso: caracterizado por una evitación de las relaciones cercanas debido al miedo o rechazo, sentido de inseguridad personal y desconfianza de los otros.

Las personas con apego miedoso y rechazante coinciden en la evasión de las relaciones cercanas y de confiar en los otros, pero difieren en autoestima, el miedoso es asociado con inseguridad y falta de asertividad.

dt.common.streams.StreamServer

Ninguna persona muestra un único estilo de apego, la mayoría presenta un tipo de apego de acuerdo con el tiempo y través de sus diferentes relaciones va cambiando.

Existe una tendencia en que los hombres se pueden mostrar más seguros o evitantes, mientras que las mujeres tienden a ser preocupadas, miedosas y rechazantes, esto parece indicar que los hombres están en su rollo o piensan que todo está bien en general, mientras que las mujeres, son independientes o muestran una alta vulnerabilidad emocional.

¿Cómo podemos identificar nuestro apego con la forma en que nos relacionamos con nuestra pareja?

En particular podemos mostrar conductas positivas, es decir, conductas de apoyo y ayuda a la pareja, demostración de afecto a través de besos, caricias y abrazos, presencia y convivencia, cercanía intimidad. Por otro lado, las conductas negativas que se presentan pueden ser comportamientos de agresión física y verbal como golpear, insultar o gritar, o también conductas de rechazo y exclusión, tales como mantener alejado, reprimir o simplemente no poner atención a las comunicaciones de la pareja.

descarga (1)

El estilo rechazante y el miedoso producen niveles moderados de conductas positivas y negativas, el estilo seguro incrementa las positivas y disminuye las negativas, mientras que el estilo preocupado dispara incrementos en conductas positivas sobre todo en los hombres (Díaz-Loving & Sánchez Aragón, 2001). Los rechazantes no muestran mucha diferencia en conductas positivas en comparación del resto de los apegos, sin embargo, privilegian conductas que aseguran la distancia de su pareja y el mantenimiento de su autonomía dentro de la relación, esto quiere decir son personas que saben comportarse dentro de la relación, pero prefieren mantener estos contactos en su mínima expresión. Por el contrario, los inseguros (preocupados y miedosos) buscan a toda costa la cercanía con sus parejas, mostrando altos índices de conductas positivas, pero al mismo tiempo su vulnerabilidad e inseguridad emocional al ser propensos a conductas negativas cuando sienten que están en peligro de perder a su pareja. Este patrón tiene también un efecto de acuerdo con el sexo, los hombres se inclinan hacia conductas positivas y las mujeres hacia las negativas.

5836193586fcc.r_1479940878453.0-164-700-515

Esto nos lleva a concluir que las mujeres y los hombres seguros o evitantes consideran  que indican que si hay conflicto o desamor en la relación de pareja uno debe alejarse o separarse. Los seguros saben que el amor y las relaciones deben ser agradables y como están seguros de sí mismos están conscientes de que si no es con este amor, será con otro. Esto indica que pueden ser capaces de distinguir la importancia de las relaciones humanas y saben que si los dejan sentirán tristeza, pero prefieren eso a continuar en una relación insoportable.

 

Los rechazantes son de mecha corta, no creen que con el amor se sufra y si no están a gusto esto les da la perfecta excusa para dejar la relación.

1438360193_amor

Vivir en la constante angustia de que la pareja se va, o de que no somos dignos de la atención otorgada por el ser amado, lleva a los de apego miedoso y preocupado a tener una madeja de creencias e ideas irracionales sobre el mundo de pareja. Las personas inseguras prefieren permanecer o aferrarse a la relación, por más conflicto que tengan o desamor y conductas negativas que perciban de su objeto de amor, a eso, añaden una postura fatalista que les indica que el amor se sufre, de lo que se puede predecir una difícil relación, pero calma los demonios de la inseguridad (Díaz Loving & Sánchez Aragón, 2004).

Como podrás notar, la relación se torna más complicada cuando en una pareja uno es seguro y el otro es inseguro.

violencia-parejas-mismo-sexo-770-3

Si ya te has logrado identificar con algún tipo de apego y crees que te está llevando a generar problemas en tu relación de pareja es momento de buscar ayuda psicológica.

En SEPIMEX contamos con especialistas en pareja que te ayudarán a identificar tus principales premisas en torno a la relación de pareja con el objetivo de poder modificar aquellas que tienen una estructura rígida. Aprenderás a comunicarte de manera asertiva con tu pareja para expresarle tus necesidades y por lo tanto a vivir una mejor relación de pareja.

 

Elaborado por:

Lic. Lilian Rueda Rodríguez

Terapeuta Cognitivo- Conductual

lilian@sepimex.com.mx

 

Referencias:

  • Bowlby, J. (1973). Attachment and loss: Vol. 2.
  • Bartholomew, K., & Horowitz, L. M. (1991). Attachment styles among young adults: a test of a four-category model. Journal of personality and social psychology61(2), 226.
  • Díaz Loving, R., Rivera Aragón, S., & Sánchez Aragón, R. (2001). Rasgos instrumentales (masculinos) y expresivos (femeninos), normativos (típicos e ideales) en México. Revista latinoamericana de Psicología33(2).

Lecturas recomendadas:

  • Díaz Loving, R. & Sánchez Aragón (2004). Psicología del amor: Una visión integral de la relación de pareja. Miguel Ángel Porrúa: México.
  • Noriega, G. (2011). ICOD. Instrumento de codependencia.  El Manual Moderno: México.
  • Noriega, G. (2013). El guión de la codependencia en relaciones de pareja: diagnóstico y tratamiento. El Manual Moderno.
  • Riso, W. (2014). ¿Amar o depender?. Colombia: Planeta.
  • Ritvo, E. C. & Glick, I. D., (2003). Terapia de pareja y familiar: Guía práctica. El Manual Moderno.

 

Pie de página

 

altonivel

 

distribuidormanualmoderno

Anuncios

Autor: SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México "Enciende tu bienestar" www.sepimex.com.mx

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s