El ABC PARA UNA CONVIVENCIA SANA ENTRE MADRES, PADRES Y ADOLESCENTES.

2.jpg

¡Qué tal papis y mamis! Este blog va dirigido a ustedes que tienen hij@s adolescentes, y porque no, orientar también a tod@s aquell@s que tienen cercanía o trato con ell@s. Espero poderles otorgar algunas acciones de mejora para las relaciones entre madres, padres e hijos.

Me gustaría comenzar invitándolos a que reflexionen lo siguiente para despertar la empatía y el reconocimiento del ser humano que tienen como hij@ (Barocio, 2014):

Cierren los ojos… ¿Se acuerdan cuando tenían su edad? Imagínense que están en su recámara o lugar favorito, rodeados de lo que les gustaba: su música, sus fotos, su gente, etc. ¿Qué más?…

¿Con quién les gustaba salir?, ¿a dónde les gustaba ir?, ¿qué hacían para divertirse?, ¿qué cosas no les contaban a sus papás? y ¿qué dudas tenían?

Tal vez sus respuestas oscilen entre estar con sus amig@s, hablar por teléfono, andar de vag@s, ver la televisión, salir a pasear, escuchar música, hacer deporte, bailar y dormir. Contrario a pensar, en las nuevas responsabilidades, la tarea, los “sermones o choros”, las reuniones familiares, entre otros temas. ¡Y qué creen!, para su sorpresa, no hay mucha diferencia entre lo que su hij@ prefiere.

3.jpg

Seguro recordarán que en esos momentos les invadía una sensación de experimentar cosas nuevas, de querer vivir la vida al máximo, de buscar nuevas aventuras y, en ocasiones, se sentían confundidos, irritables y sensibles. Sin embargo, TODO ES NORMAL, la diferencia es que ustedes ya lo vivieron y su hij@ comienza a pasar por este proceso; si bien los tiempos no son los mismos, sí tienen experiencias que compartirles. Ustedes son su ejemplo y pueden darle alternativas positivas para que tome sus propias decisiones.

Ahora piensen en su hij@ y pregunténse:

¿Qué le gusta hacer?, ¿cuáles son sus pasatiempos favoritos?, ¿quiénes y cómo son sus amig@s? y ¿cómo me estoy comunicando con él/ella?

Entendemos que la tarea de ser papá/mamá no es fácil, y que no se reduce a proveer lo necesario para su desarrollo, como casa, comida, escuela y vestido, también es indispensable EL AFECTO, LA COMUNICACIÓN Y LA COMPAÑÍA.

4.jpg

Vuelvan a cerrar los ojos y ahora recuerden:

¿Por qué los regañaban sus padres?, ¿qué hacían que les molestaba?, ¿de qué se quejaban de ustedes? y ¿cómo los castigaban?

Posibles respuestas: por cómo se vestían y peinaban, que no hacían la tarea, que hablaban mucho por teléfono, que no tenían buenas calificaciones, que contestaban mal, que no se reportaban cuando salían, que no hacían caso, etc.

En la actualidad ustedes:

¿De qué se quejan de su adolescente? ¿Por qué cosas l@ regañan? o ¿qué les molesta de él/ella?

NO pueden regañar a su hij@ por haber hecho algo de lo que no les han hablado, por ejemplo “¿cómo pudiste salir embaraza?”, si nunca platicaron de sexualidad.

Por todo lo anterior, es importante dedicarles un espacio con él/ella. Los papás tienen el deber de educar y ayudarles a madurar con normas y su cariño (Argüello, 2014).

5.jpg

Menciona el IMJUVE (s/f) que lo más importante de ser mamás/papás es BRINDAR HERRAMIENTAS DE VIDA como la autoestima (en la medida en que se quieran a ellos mismos, evitarán el maltrato de los demás y las relaciones violentas), la responsabilidad (construirán un plan de vida y se alejarán de conductas de riesgo), y la asertividad (para decir no cuando les ofrezcan drogas, cuando no quieran tener relaciones sexuales con alguien, cuando quieran opinar diferente, etc.).

En este sentido, repasemos un poco… la adolescencia es una etapa en donde no son niños ni adultos y vienen de una época sin preocupaciones, como lo fue la infancia. Es un período relevante del desarrollo, en el cual convergen cambios importantes en lo biológico con la aparición de los caracteres sexuales secundarios, la capacidad reproductiva y el despertar sexual; en lo psicológico, con la búsqueda y logro de una identidad propia y una nueva estructura del pensamiento; en lo social, con la inserción obligada a un mundo nuevo, distinto y exigente, en donde tomar decisiones implicarán consecuencias para el futuro mediato y a largo plazo.

Tomen en cuenta que son varias las señales que pueden indicarles que su hij@ se encuentra en esta etapa del desarrollo (Arguello, 2014; Barocio, 2014):

6.PNG

Actividad sugerida:

  • Saquen sus fotos de cuando eran adolescentes, revísenlas con calma y compártanlas con su hij@. Posibilitará la cercanía y empatía.

¿Qué más se sugiere para mantener una convivencia sana?

  1. Su hij@ es más que una apariencia.

Recordemos que es un ser único y valioso que les da la oportunidad de crecer al relacionarse con él/ella. Pueden emplear frases para sí mismos como: “esto es pasajero, no siempre va a ser así” / “¡Qué original se ve! Nunca se me hubiera ocurrido peinarme ni pintarme el pelo de ese color” / “¡Qué valiente es mi hij@! Miren que atreverse a salir en esas fachas”. Potenciar los aspectos positivos de su forma de ser y sus cualidades hará que vivan más saludablemente cada experiencia.

  1. Guiar y ayudar a transitar en esta etapa.

Si están criticando cómo se arregla su adolescente o cómo se comporta y habla o lo que hace mal, le crean una gran inseguridad, porque lastiman su confianza en sí mism@, el/la adolescente está ensayando en su nuevo mundo.

  1. Como mamá y papá, deben tener intereses propios.

Esto es, algo más en qué poner su atención, con el objetivo de evitar estar pendiente de cada acción de su hij@ o de sobreprotegerl@. Encuentren un punto medio en donde no l@ asfixien ni l@ abandonen. Evitar proyectar sus sueños y expectativas poco realistas, su hij@ es como es y deben aceptarl@ con sus virtudes y defectos.

  1. El/la adolescente necesita sentirse que pertenece a su familia.

Implica que l@ hagan sintirse querid@, pero no controlad@ ni manipulad@. Recuerden que en esta etapa de su vida tiene la necesidad de pertenecer, esto no quiere decir que deje de quererlos, sino que es un momento en su desarrollo en donde l@s amig@s pasan a ocupar su principal centro de atención. Asimismo, el pedirle su opinión en las decisiones familiares según van madurando, en conjunto con proveer un hogar sin golpes ni gritos.

  1. Establecer límites claros.

Es decir, platiquen los derechos y deberes dentro del hogar, para que cada quien pueda decidir sus actividades, así como las consecuencias de acciones equivocadas o indicaciones incumplidas. También incluye enseñarle a controlar sus gastos.

  1. Orientar y darles opciones, sin controlarlos.

El proyecto de vida necesita un compromiso con lo que se desea para el futuro, su hij@ está trazando este proyecto y las decisiones que tome son definitivas para alcanzar sus metas.

  1. Hablar con ellos de temas que les interesen (deportes, música, amigos).

Es decir, interesarse en su vida diaria, saber quiénes son sus amigos; recuerde los ejercicios anteriores.

  1. Fomentar confianza y

Darle iniciativa para que vaya tomando sus propias decisiones: sobre sus estudios, forma de vestir, deportes que practica, uso del tiempo libre, para ayudarles a madurar. Reconocer las limitaciones de su hij@ y exigir en función de ellas, hará que se sienta más satisfech@ de sus triunfos y acepte positivamente sus fracasos.

  1. Mantener una estrecha comunicación.

Aprovechen los momentos de convivencia para hablar sobre los temas que consideren relevantes, háblale de lo que tú crees, sientes y piensas. Es importante que les tengan confianza y que sepan que cuentan con su apoyo.

En resumen, los principales educadores de sus hijas e hijos son ustedes, nunca está de más informarse. Si desean aprender estrategias sobre prácticas de crianza positiva para mejorar la relación y comunicación con su adolescente, en Centro SEPIMEX podemos apoyarle con especialistas capacitados en el tema.

¡Hasta la próxima! 🙂

Elaborado por:
Mtra. Mayte Ortiz Romero

Terapeuta Cognitivo Conductual,

SEPIMEX MAQ.

mayte@sepimex.com.mx

http://www.sepimex.com.mx

Teléfono: 56 89 14 19

Logo SEPIMEX12321509_1697340823874651_584576889372182865_ng7974

Bibliografía.

  • Argüello, A.E. (2014). Convivir con un adolescente. Ideas para acertar de vez en cuando. Madrid: Pirámide.
  • Barocio, R. (2014). Disciplina con amor para adolescentes. Guía para llevarte bien con tu adolescente. México: Pax.
  • Instituto Mexicano de la Juventud. Disponible en http://www.gob.mx/imjuve
Anuncios

Autor: SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México "Enciende tu bienestar" www.sepimex.com.mx

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s