Uso de las experiencias o dificultades como OPORTUNIDAD para aprender y crecer.

La oportunidad es la liebre del cazador amante de la vida. 

Jeka

En ocasiones nos perdemos de la oportunidad que nos brindan los problemas y las distintas experiencias que se viven día con día, para aprender y encontrar un mayor significado ante esas situaciones. La forma de responder a las distintas experiencias estará determinada por la visión optimista o pesimista que tengamos sobre estas. Esto lleva a otras circunstancias que nos pueden hacer sentir felicidad o sufrimiento.

s

Una persona optimista-realista ve lo positivo y negativo de cada experiencia, buscando soluciones y sacando lo mejor, desarrolla respuestas creativas. A diferencia de una persona pesimista quien espera lo negativo de una situación, haciéndola aún más negativa, entrando en un círculo vicioso.

Abrumados por la negatividad de los pensamientos asociados a los conflictos, no nos damos cuenta que lo que está ocurriendo puede dejarnos algo útil, puede activarnos para perseguir metas de vida más satisfactorias.

Ante una situación complicada puedes apoyarte de las siguientes preguntas:

  • ¿De qué me sirve vivir esto?
  • ¿Qué sentido tiene para enriquecer mi vida y de cuántas maneras puedo lograrlo?
  • ¿Cuál es la ganancia dentro de la pérdida?
  • ¿Qué oportunidad me brinda este conflicto, este sufrimiento, esta experiencia difícil?
  • ¿Qué puedo hacer yo para que algún día pueda decir que valió la pena vivir esto?
  • ¿Cómo puedo servir mejor a los demás en mi aprendizaje con esta dificultad que apenas he podido enfrentar?
  • ¿Qué puedo hacer para prevenir que a otros les suceda?
  • ¿Cómo podría ser algún día esta experiencia una brillante oportunidad para mí y para otros?

s2

Ante cualquier situación y dentro de toda interacción humana hay oportunidades que nos generan enseñanzas tan valiosas que con el tiempo podríamos sentirnos agradecidos de haberlos vivido, pues nos presentan distintos ángulos, aunque nosotros nos estancamos en la parte “negativa” de la situación; cuando eso sucede nos colocamos de inmediato en una posición vulnerable que hará que manejemos el problema de manera inadecuada.

Sin embargo, si también nos disponemos a ver el lado “positivo” de los conflictos o situaciones que enfrentamos, podemos aprovecharlas y disfrutarlas… “ya estoy aquí, ¿qué puedo hacer con esto?”.

s3La idea es reorientar una y otra vez tus pensamientos “negativos” sobre lo desdichado del acontecimiento. En ocasiones, el pasar por ciertas dificultades es necesario para asimilar o avanzar a un crecimiento que permite romper ese estancamiento. Esta reorientación nos encamina a incluir nuevas perspectivas o alternativas más adaptativas y no quedarnos rumiando de manera obsesiva con lo mismo que nos afecta.

s4

Tú tienes la capacidad de movilizarte selectivamente, puedes hacer a tu mente girar, ver diferentes ángulos, cambiar tu visión, decirte cosas nuevas y aprovechar las oportunidades, como:

  • Ante la pérdida de un ser querido, las muestras de amor genuino de la familia y amigos.
  • Ante la enfermedad, la esperanza de seguir vivo.
  • En la dificultad, la posibilidad de no estar solo y unirse.
  • Ante el reto, el intento y el crecimiento.
  • Ante el fracaso, la oportunidad de nuevas ventajas.
  • En el sufrimiento personal, la valoración de otras circunstancias.
  • Ante el cambio, la oportunidad de crecer.
  • En el día, aprovechar todo lo que se presenta y hacerlo diferente.

 Enfrentar las dificultades puede resultarnos una bendición que nos permiten realizar cambios favorables y con beneficios para nuestra calidad de vida.

En SEPIMEX, contamos con especialistas cognitivo-conductuales y de psicología positiva que pueden ayudarte a usar las experiencias como oportunidad para aprender y crecer.

Contáctanos vía correo: contacto@sepimex.com.mx o vía telefónica: (55) 56.89.14.19.

 

Elaborado por:

Mtra. Sheila Viridiana Hernández Altamirano

Terapeuta cognitivo-conductual.

sheila@sepimex.com.mx

Logo SEPIMEX

mm

12321509_1697340823874651_584576889372182865_n
Referencias:

  • Blas, V. (2014). La inteligencia optimista. México: V & R.
  • Aguilar, E. (2013). El cuento que tú te cuentas. México: Pax.
Anuncios

Autor: SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México "Enciende tu bienestar" www.sepimex.com.mx

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s