Debí hacerlo… ¡Mi vida sería mejor! ¿Por qué nos arrepentimos más de lo que no hicimos?

¿Alguna vez  se ha lamentado de algo que hizo (y no quería hacer) y que en ese momento le trajo consecuencias negativas?

Errores-SEO-2.jpgSi la respuesta es afirmativa, es probable que instantes después de que sucedió, y varios días posteriores, sintiera culpa, vergüenza, tristeza,  enojo consigo mismo, etcétera, y pensamientos similares a ¿Cómo fui capaz de hacerlo?, ¡No sé qué me pasó!, ¡Soy la peor persona del mundo!, ¡Ojalá pudiera regresar el tiempo!, ¡quisiera no haber estado ahí!
Con el paso del tiempo también es probable que  la intensidad del malestar haya disminuido hasta ser un recuerdo como tantos otros, incluso puede que haya encontrado aspectos positivos a ese momento, viendo ahora las cosas como  “errores de los cuales se aprende, cosas del pasado”, aceptando la equivocación y pensando en el futuro  “todos cometemos errores”, “sí, fui un tonto, pero lo hecho… hecho está y hay que ver para adelante”.Resultado de imagen

Una pregunta más:

¿Alguna vez  se ha lamentado de algo que no hizo  (y que quería hacer) cuando tuvo la oportunidad de hacerlo?

Por ejemplo: “debí estudiar medicina”, “debí aceptar ese trabajo”, “si tan sólo hubiera estudiado más en la Resultado de imagen para regresar el tiempo relojUniversidad”, “debí haberle dicho que la amaba”, “debí inscribir ese proyecto”. Si su respuesta fue afirmativa, es probable que en el momento en el que no lo hizo, no sintiera  tanto malestar, como cuando “hizo lo que no quería hacer”, pero con el paso del tiempo, a diferencia de lo que pasa con los errores cometidos, el malestar por las cosas que no hicimos suele incrementarse, ser más duradero y aumenta la presencia de pensamientos similares a: “de haberlo hecho… mi vida sería mejor”, “si me hubiera atrevido, hoy sería una persona más exitosa”.
Resultado de imagen para persona soñando

¿Qué hace que con el tiempo nos lamentemos más por aquello que queríamos hacer y no hicimos, que por las cosas que hicimos pero no queríamos hacer?  

Sonja Lyubomirsky en su libro “Los mitos de la felicidad”1 habla de algunas razones:

1.- Es más fácil racionalizar los actos que la inacción: Es común convencerse de que al final los errores resultan de alguna manera beneficiosos, debido a que se aprendió algo de esa experiencia, quizá en ese momento se han podido conocer a los verdaderos amigos, o ese error haya marcado cuáles son las prioridades de nuestras vidas, o hayan indicado el camino a ser mejores personas. Resultado de imagen para perdonaTambién es más sencillo intentar enmendar un error cometido, pues sabemos las consecuencias de nuestras acciones, que  intentar enmendar algo que no se realizó, por ejemplo una excelente oportunidad de trabajo que rechazamos, ya que probablemente ya no esté disponible.

2.- El arrepentimiento por las inacciones se magnifica con el tiempo: Arrepentirnos de algo que hicimos y que no queríamos hacer suele ocurrir inmediatamente, pero  se va desvaneciendo, y llegamos al punto anterior de racionalizarlo.Resultado de imagen En cambio, arrepentirnos de las inacciones se torna más lento, los motivos originales por los que no actuamos en ese momento, se vuelven más borrosos con el tiempo, por ejemplo, si nos faltó confianza en nuestros conocimientos para aceptar ese trabajo de nuestros sueños, ese argumento se antoja menos convincente al cabo de los años, y le damos muchas vueltas al asunto acerca de cuáles habrían sido los motivos suficientemente fuertes para no aceptarlo y dejar esa oportunidad.

3.- Las consecuencias de la inacción son ilimitadas: Al pensar en los errores cometidos, sabemos las consecuencias que le siguieron, las cuales son limitadas y al paso del tiempo se vuelven casi intrascendentes, en cambio al pensar en aquello que no hicimos, las consecuencias que se pudieron obtener en caso de hacerlo resultan casi infinitas, sumergiéndonos en una gran cantidad de fantasías,somos soñadores infinitos Evie.jpeg “debí estudiar medicina… sería un médico exitoso y con mucho dinero”, “debí aceptar ese trabajo… hoy ya sería director general”, “Si tan sólo hubiera estudiado más en la Universidad… hubiera conseguido ese intercambio y estaría viviendo en el extranjero”, “Debí haberle dicho que la amaba… siempre estaríamos juntos y seguramente ya tendríamos hijos hermosos”, “Debí inscribir ese proyecto… sabía que ganaría, hoy podría ser el arquitecto más reconocido”. Imaginar que lo que no hicimos habría cambiado nuestra vida para mejorarla, mantiene nuestro lamento de no atrevernos en ese momento pasado, la realidad es que no tenemos la seguridad que de haberlo hecho, los resultados serían positivos.

4.- El efecto Zeigarnik. De acuerdo con el efecto Zeigarnik (Denominado así en honor a la psicóloga soviética Bluma Zeigarnik), las personas somos más proclives a recordar y rumiar acerca de los asuntos inconclusos que las tareas finalizadas2, por lo que cuando no hacemos algo, no terminamos lo que empezamos, o somos interrumpidos en la realización, tendemos a detenernos en lo inconcluso durante mucho tiempo, en las razones de nuestra inacción y en pensar en lo que hubiera pasado. Probablemente porque aquellas cosas que no hicimos o no completamos, indican oportunidades perdidas de esas que “sólo ocurren una vez en la vida”. Resultado de imagen para tareas inconclusasCuando una persona se encuentra motivada a tener éxito en una tarea, se genera  una tensión que se satisface cuando ésta se concluye. Cuando la tarea es interrumpida, el sistema de tensión continua, lo que lleva a preservar el recuerdo de una tarea inconclusa3, pero el efecto Zeigarnik también tiene limitantes; para que este se dé, el asunto o tarea inconclusa, debe ser de importancia para nosotros, debemos de creer que habríamos tenido éxito en la tarea inconclusa y que las consecuencias de terminarla serían positivas, en cambio si la tarea resultaba muy difícil para nuestras habilidades y somos conscientes de ello, o se nos convence que era algo intrascendente, no tendremos esa necesidad de culminarla, por lo que el efecto Zeigarnik, no tendrá lugar.

¿Cómo hacemos para que el malestar por las cosas que no hicimos sea menos duradero?

Corre riesgos, disminuye el número de inacciones.

Esto no significa dejar de ser prudente, la prudencia es una fortaleza que debemos aplicar en nuestras vidas de manera frecuente y que su uso adecuado evitará lamentarnos “por cosas que no queríamos hacer e hicimos”. Correr riesgos significa atrevernos a salir de lo rutinario, darle paso a la sorpresa, intentar algo nuevo, aprovechar las oportunidades. Quizá te lleves una sorpresa y encuentres oportunidades que no sabías que existían, habilidades, fortalezas que tal vez no tenías consientes, pero que son parte de ti.

Evita las comparaciones.

Resultado de imagen para comparacionesSi te lamentas por algo que no hiciste en el pasado, es probable que te estés comparando con alguien más (algún familiar, vecino, amigo, algún famoso), y creas que de haber tomado esa oportunidad del pasado, tu vida sería igual o mejor que la de la persona que tomas de referencia. Resultado de imagen para comparacionesMientras más nos comparamos con la gente, hay mayor probabilidad de encontrar personas a las que les va mejor que a nosotros, o que tomaron una mejor elección cuando se les presentó la oportunidad. Por lo que evitar las comparaciones puede ayudar a disminuir el arrepentimiento por las inacciones.

Medita sobre los contrafácticos.

“Qué hubiera pasado si…” A este tipo de experiencias cognitivas de preguntarse acerca de lo que pudo haber sido, se la llama razonamiento contrafáctico, y realza las experiencias como el arrepentimiento, culpa y preocupación, pero también puede realzar el alivio y la esperanza4. Resultado de imagenSi nos centramos en lo negativo, por ejemplo en lo que “se perdió” al no tomar o hacer algo en el momento indicado, nos sentiremos desdichados, pero también podemos enfocarnos en los aspectos positivos de nuestra vida  y analizar qué hubiera pasado si no nos hubieran ocurrido, esto nos puede ayudar a valorar más lo que tenemos.

Enfocarse en el presente:

Resultado de imagenEl último consejo es valorar lo que tenemos en el presente. Si vivimos pensando en el pasado, arrepintiéndonos, podemos estar descuidando nuestro presente, y más adelante lamentarnos de no haberlo disfrutado.Si tienes la oportunidad de disfrutar la compañía de tu familia, de iniciar un nuevo proyecto, de pasar tiempo de calidad con tu pareja, hazlo, es mejor intentarlo que lamentarse no hacerlo.


En SEPIMEX, contamos con especialistas que pueden apoyarte en diferentes situaciones que afecten las diversas áreas de tu vida, o bien apoyarte a potenciar tus recursos, para que puedas aprovecharlos al máximo a favor de tu bienestar. Terapia infantil, Terapia de pareja, Terapia individual, Neuropsicología. Contáctanos vía correo: contacto@sepimex.com.mx , o vía telefónica: (55) 56.89.14.19.

EB.png

 

Elaborado por: Psic. Marcos Urbina Rodríguez // marcos@sepimex.com.mx

http://www.sepimex.com.mx

Teléfono SEPIMEX: 56.89.14.19

g11600.png

mm.png

Referencias:

(1) Lyubomirsky, S. (2014). Los mitos de la Felicidad. Descubre las claves de la felicidad auténtica. España: Urano

(2) Savitsky, K., Husted-Medvec, V., &  Gilovich, T. (1997). Remembering and regretting: The Zeigarnik Effect and the cognitive availability of regrettable actions and inactions. Personality and Social Psychology Bulletin, 23(3), 248–257.

(3) Ardila, R. (2001). Psicología del Aprendizaje (25 Ed.). México: Editorial Siglo XXI

(4) Segura, S. (1999). Razonamiento contrafáctico: la posición serial y el número de antecedentes en los pensamientos sobre lo que podría haber sido. Tesis Doctoral. Universidad de Málaga

Anuncios

Autor: SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México "Enciende tu bienestar" www.sepimex.com.mx

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s