¡Alertas con el abuso sexual infantil!

Este blog va dirigido a informarles sobre una categoría del Maltrato Infantil, la cual se presenta desafortunadamente en el núcleo familiar, recordemos que al interior de éste confluyen por un lado una serie de roles, usos y costumbres, que legitiman y desvirtúan el ejercicio del poder entre adultos e infantes, y por otro, el supuesto de protección y bienestar de las madres, los padres o cuidadores hacia sus hij@s. De ahí la importancia de evitar el maltrato, ya que una vida plena para niñ@s dependerá en gran parte de las características de los hogares en donde crecen.

m1

El Maltrato Infantil en números…

m2Saldívar (2014) refiere que la violencia infantil ha llegado a un punto tan extremo, que las cifras hasta ahora registradas solo representan la punta del iceberg; a partir de la segunda mitad del siglo XX en numerosas partes del mundo ha sido considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un grave problema de salud pública, que se exhibe en familias de cualquier nivel económico y educativo.

Por su parte la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), estableció que México ocupa el primer lugar a escala mundial en abuso sexual, violencia física y homicidios de niñ@s menores de 14 años (Noticias, 2015). En este tenor, el Fondo de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) reveló que entre 55 y 62% de las niñas y los niños en México ha sufrido maltrato en algún momento de su vida, 7 de cada 10 jóvenes viven o han vivido violencia en su noviazgo, 10.1% de los estudiantes de educación secundaria han padecido algún tipo de agresión física en la escuela, 5.5% violencia de índole sexual y 16.6% violencia emocional (Forbes, 2014).

m4Por ejemplo, acorde a una encuesta de maltrato infantil y factores asociados, en varios estados de la República Mexicana, se encontró que la prevalencia de maltrato es del 16 al 20%, siendo el maltrato físico y emocional los más frecuentes (Ulloa & Navarro, 2011). De manera tal que 4.5 millones de niñas y niños sufren de abuso sexual en México y cerca del 90% de estos actos son ocasionadas por familiares o personas conocidas de la víctima, tales como padres, madres, tí@s, prim@s, herman@s o conocid@s.

Algunas definiciones…

La OMS define al maltrato o abuso infantil como “toda forma de maltrato físico y/o emocional, abuso sexual, abandono o trato negligente”. Por sí mismo el maltrato es un problema complejo y multicausal que puede perpetuarse por cualquier persona a cargo del menor y en diversos contextos y formas.

García y Noguerol (2007) destacan que los distintos tipos de maltrato no son excluyentes y que prácticamente se dan varios de manera simultánea, pero que sí es importante diferenciar:

  • Psicológico: cualquier acción u omisión que no tome en cuenta las necesidades psicológicas de l@s niñ@s.
  • Maltrato emocional: insultos, rechazos, amenazas, humillaciones, burlas, críticas y aislamiento que causan deterioro en el desarrollo emocional, social o intelectual de l@s niñ@s. Exceso de rigidez en las reglas en casa.
  • Abandono emocional: l@s niñ@s no recibe afecto, estimulación, apoyo y protección necesarios en cada etapa de su desarrollo; escasa atención y sensibilidad a sus necesidades, emociones y logros (Forward, 1991).
  • Sobreprotección: conductas de los adultos que limitan o impiden el desarrollo de autonomía e independencia de l@s niñ@s.
  • Sobreexigencia: actitudes y conductas que exigen al infante alcanzar expectativas por encima de su edad.
  • Físico: acción que provoca daño físico o tiene el potencial de provocarlo y colocar a la niña o niño en grave riesgo de padecer alguna enfermedad, ejemplos de ello son fracturas, quemaduras, mordeduras, envenenamientos, etc.
  • Negligencia o abandono físico: necesidades físicas básicas de l@s niñ@s no son atendidas temporal o permanentemente por ningún cuidador (alimentación, vestido, higiene, vigilancia médica, etc.).
  • Abuso sexual: contactos e interacciones entre una niña o niño y un adulto, cuando el adulto usa a la niña o niño para estimularse sexualmente a sí mism@, a la niña o niño o a otra persona. Se incluye el incesto, la violación, la vejación sexual (tocamiento a una niña o niño con o sin ropa, alentar, forzar o permitir a una niña o niño que toque de manera inapropiada al adulto) y el abuso sexual sin contacto físico que contempla: seducción verbal, solicitud indecente, exposición de órganos sexuales a una niña o niño para obtener gratificación sexual, realización del acto sexual o masturbación en presencia de una niña o  niño (Ulloa & Navarro, 2011).

¡OJO!: ¿Cómo darnos cuenta de los casos de abuso sexual infantil?

m3Existen diversos indicadores que pueden dar cuenta de estar sufriendo abuso sexual infantil:

Señales corporales: irritación en vagina, boca o ano sin explicación aparente y que surge a determinadas horas o días, encontrar objetos o restos de algún material o sustancia dentro de cavidades vaginales, anales o bucales, moretones en las entrepiernas u otra parte del cuerpo, orinarse en la cama, arrancarse pestañas, cabellos o vellos de la piel; inclusive manchas en la ropa interior.

Señales comportamentales: cambios bruscos y marcados en el comportamiento habitual del infante en espacios familiares y/o escolares tales como: llorar y gritar con un adulto en particular, no querer ir a la casa de una persona en específico, alteraciones en el sueño, pesadillas o terrores nocturnos, temor de ir a algún lugar solo, renuencia de ir a la escuela, formas de vestir que intenten cubrir la mayor parte del cuerpo, conductas hipersexualizadas como masturbación, tocamiento exagerado de genitales, agresividad y aislamiento.

Algunas recomendaciones de los expertos…

  • Romper el silencio, ya que se convierte en una complicidad con los actos del agresor.
  • Estar alerta cuando no se tenga cerca al menor, saber dónde ha estado y con quién.
  • Establecer mayor comunicación con sus hij@s.
  • Aprender a jugar con sus hij@s, es la vía más natural y amorosa de acercarse a ell@s.
  • Tener claro que en casos de abuso sexual, l@s niñ@s NO saben lo que está pasando, tienen confusión porque generalmente quienes cometen el abuso son personas cercanas, quienes se supone les dicen que los aman y que nunca les causarán ningún daño.
  • Acorde al punto anterior, NO culpabilizar a l@s niñ@s, lo ideal es abordarlo tranquilamente propiciando un ambiente de seguridad y confianza.
  • Enseñar a establecer límites con respecto al cuerpo (dar clic aquí vídeo, para ver un pequeño corto sobre cómo hablar con tus hij@s sobre su cuerpo), establecerles que las zonas íntimas nadie tiene derecho a tocarlas ni acariciarlas.
  • En todo momento procura nombrar las partes del cuerpo tal cual son, para no dificultar o distorsionar que l@s niñ@s digan exactamente en dónde les pasa.
  • Enseñar a que comuniquen lo que no les gusta y que lo digan.
  • Evitar hacer normal la violencia sexual a través de comentarios, televisión o internet.
  • Informarse sobre la prevención de este fenómeno y dejar a un lado el miedo a la desintegración familiar y la denuncia.
  • Acudan a solicitar asesoría legal y psicológica a las instancias correspondientes; la Procuraduría tiene oficinas especializadas para víctimas de violencia sexual.
  • RECUERDE QUE L@S NIÑ@S NUNCA DICEN MENTIRAS, Y QUE USTEDES COMO PADRES Y MADRES DE FAMILIA, INCLUSIVE PROFESORES, SON LOS ENCARGADOS DE TENER LAS ANTENAS SIEMPRE ALERTAS (dar clic aquí vídeo llamado “Elefantes sobre una telaraña”, claro ejemplo de cómo los adultos se aprovechan de la inocencia de l@s niñ@s).

Para concluir, ayudemos a no seguir reproduciendo los siguientes MITOS:

  • La familia es el lugar más seguro para una niña o niño y dentro de ella nada le puede ocurrir.
  • Que el abuso sexual solo sucede en familias pobres con alto grado de marginalidad y alcoholismo.
  • Que los abusos sexuales siempre son cometidos por hombres.
  • Que l@s niñ@s no tienen conciencia del abuso sexual y que no les produce daño porque todo lo olvidan.
  • Que l@s niñ@s que sufren abuso sexual es porque provocaron o incitan a los adultos.
  • Que la mayoría de los abusos sexuales son cometidos por desconocidos.
  • Que todo aquel que sufrió abuso sexual se convertirá en un agresor posteriormente.
  • Que un abuso sexual siempre va acompañado de violencia física.
  • Que cuando las madres y los padres se enteran de que su hij@ fue víctima de abuso sexual lo comunican inmediatamente.

L@s invitamos a acercarse a SEPIMEX, aquí le podemos orientar y ofrecer apoyo para la prevención o detección del abuso sexual y/o tratamiento psicológico para el menor afectado y su familia.

path4235

Elaborado por:

Mtra. Mayte Ortiz Romero

Terapeuta Cognitivo-Conductual, Grupo SEPIMEX.

mayte@sepimex.com.mx

www.sepimex.com.mx

Tel. 56.89.14.19

enciende tu bienestar

path4133

REFERENCIAS.

Anuncios

Autor: SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México "Enciende tu bienestar" www.sepimex.com.mx

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s