LA SEXUALIDAD DE MIS HIJAS E HIJOS … UN TEMA DEL QUE PUEDO HABLAR CON ELLAS Y ELLOS.

 

Es más fácil construir un hijo fuerte que reparar un hombre roto.

Frederick Douglas

Tratar con nuestras hijas e hijos un tema tan importante como es la sexualidad no tiene que ser algo negativo o vergonzoso, por el contrario, puede ser una oportunidad para conocerl@s más y orientarl@s para que se conviertan en personas responsables de su salud sexual.

a1

Con la llegada de la adolescencia se dan muchos cambios tanto físicos como psicológicos en los seres humanos; entre tantos cambios a los que se enfrentaran encontramos aquellos que se generan en el ámbito social, como la atracción física por otras personas, el deseo de iniciar relaciones románticas, acompañadas de los primeros intercambios de afecto y la concepción de amor ligada a estos.

Como madres y padres, preferimos pensar que nuestr@s hij@s no pasaran tan pronto por eso, por que intentamos protegerl@s, o mejor aún, intentamos protegernos a nosotros mismos del remolino de emociones y pensamientos que nos llegan al ver que nuestr@s pequeñ@s ya crecieron.

Lo cierto es, que a veces sin darnos cuenta o incluso de manera intencional vamos modulando la actitud que tienen nuestr@s hij@s frente al tema de la sexualidad, de ahí la importancia de que en nosotros mismos generemos una buena actitud respecto al tema. Pues hay que recordar que también nosotros somos muy importantes para ell@s y confían en nosotros, por lo que podemos brindarles una buena orientación en cualquier situación de su vida.

a2

A continuación encontraras algunos Tips para que puedas hablar de Sexualidad con tus hij@s:

  • INFÓRMATE Y ACEPTA LA NATURALIDAD DEL TEMA: Si tú aún tienes temores o piensas que la sexualidad es algo negativo podrías generar los mismos temores y pensamientos en tus hij@s, limitando o censurando algo que de todas formas será parte de su vida y que tienen derecho a vivir plenamente. Al informarte podrás ampliar tu conocimiento del tema y te será más fácil pensar de manera positiva y superar tus miedos.

a3

  • MUESTRA INTERÉS POR TUS HIJ@S, por las cosas que les gustan y las que no, por su música favorita, sus pasatiempos, etc. Aprende a conocerl@s y a verl@s tal cual son en sus diferentes roles, como estudiantes, como amig@s, como novi@s, etc. Esto te ayudara a idealizar menos a tus hij@s y visualizarl@s más como los seres humanos que son.

a4

  • ESTABLECE UNA BUENA RELACIÓN CON ELL@S, en la que exista comunicación, confianza y respeto. Que tus hij@s sepan que pueden confiar en ti como confiarían en cualquier otra persona. No olvides que una buena relación se genera cuando las personas se sienten valoradas, si tus hij@s se sienten valorad@s será mucho más fácil que se acerquen a ti en cualquier momento y esto generara una relación más estrecha entre ustedes.

a5

  • APROVECHA CUANDO SE PRESENTA LA OPORTUNIDAD para hablar del tema, no es necesario estar al pendiente o hipervigilantes para propiciar el momento de hablarlo, pero si puedes aprovechar cuando la temática surge en algún programa de tv o película, incluso en conversaciones que surgen de lo que vemos en redes sociales o campañas en medios de comunicación. De esta manera tus hij@s no se sentirán cohibid@s y tú podrás conocer sus puntos de vista respecto al tema.

a6

  • SE ABIERT@ AL MOMENTO DE CONVERSAR, no solo de sexualidad sino de manera general de los pensamientos y emociones de tus hij@s, pregúntales sobre lo que ell@s quieren o desean y escucha lo que opinan, tratando de ser empatic@, recuerda cómo te sentías, lo que pensabas y todas las inquietudes que tenías tú a su edad. No permitas que se sientan incomprendid@s si solo consideras tus creencias e ignoras sus puntos de vista.

a7

  • NO TEMAS HABLARLES SOBRE LA PREVENCIÓN de embarazos no deseados, métodos anticonceptivos o enfermedades de transmisión sexual. Si tu mism@ no estás bien informad@, trata de actualizarte para que puedas compartir esa información con tus hij@s.

a8

  • PIERDE EL MIEDO A HABLAR CON TUS HIJ@S SOBRE SEXUALIDAD, pues hablar con ell@s del tema no generara que inicien una vida sexual temprana y sí evitara que busquen información equivocada a través de medios poco confiables en donde probablemente solo encuentren información a medias.

a9

Recuerda que el amor se demuestra de muchas formas, como madre y padre, al educar estamos demostrando amor. Al hablar con tus hij@s de sexualidad estas brindando educación sexual y al mismo tiempo estas permitiendo que ell@s se sientan tomad@s en cuenta, querid@s, valorad@s y respetad@s.

Y de esta forma estarás generando que desarrollen un buen concepto de sí mism@s, a diferencia de aquell@s jóvenes que por esos miedos y prejuicios piensan que son malas personas o hacen juicios negativos sobre si mism@s cuando inician una vida sexual.

En SEPIMEX contamos con personal capacitado para orientarte de forma adecuada sobre cómo llevar a cabo estos tips con tus hij@s y mejorar su convivencia familiar.

Referencias:

  • De los Ángeles, M. (2011). Factores de riesgo y factores de protección en la adolescencia: análisis de contenido a través de grupos de discusión. Terapia Psicológica, 29 (1), pp. 85-95.
  • Atienzo, E. E., Campero, L. Estrada, F., Rouse, C. & Walker, D. (2011). Intervenciones con padres de familia para modificar el comportamiento sexual en adolescentes. Salud Publica, 53 (2), pp. 160-171.
  • Benavides, R. A., Castillo, L., López, F. & Onofre, D. J. (2013). Promoción de la salud sexual en jóvenes. México: Manual Moderno
  • Castillo, L. & Benavides, R. (2012). Modelo de resiliencia sexual en el adolescente: teoría del rango medio. AQUICHAN, 12 (2), pp. 169-182.

path4235

Elaborado por:

Azucena Santander Ramírez

Mtra. en Psicología Clínica y de la Salud

Terapeuta Cognitivo-conductual, SEPIMEX.

azucena@sepimex.com.mx

www.sepimex.com.mx

Tel. 56.89.14.19

path4133

enciende tu bienestar

 

 

¿QUÉ ES EL AMOR?

Es muy probable que alguna vez hayas sentido esa sensación de “mariposas en el estómago” cuando miras a alguien, te pones roj@, comienzas a sudar, se acelera tu corazón y comienzas a suspirar… ¡Estas enamorad@¡ te dicen las personas que te rodean y pues sí socialmente se ha construido que a toda esa serie de manifestaciones físicas se le llama enamoramiento.

Según Flores (2008) esto se debe a que una particular mezcla de moléculas a las que llamamos feromonas activan nuestros receptores olfativos, lo que de inmediato nos lleva a buscar de dónde proviene ese aroma y cuando se hace el contacto visual con esa persona, en nuestro cerebro se activan un conjunto de células que secretan feniletilamina (FEA) que nos pone en un estado de semi-inconciencia, es decir, te sientes en las nubes, pero justo en ese momento nuestro cerebro secreta dos neurotrasmisores: dopamina y norepinefrina que estimulan al hipotálamo, quien se comunica químicamente con varias estructuras de nuestro cuerpo, y por esta secuencia de reacciones sientes todas las sensaciones que describí al inicio, de manera que en ese momento sientes que has sido flechado por cupido.

S1

Pero esto es solo el inicio de la historia, porque conforme vamos relacionándonos, Sternberg (2010) asegura que buscamos como pareja a una persona que comparta nuestra historia de amor o que tenga una historia que sea más o menos compatible que pueda encajar con nuestra historia.

Pero cuando hablamos de amor, ¿a qué nos referimos?, al respecto, Sternberg (2000) nos dice que el amor en las parejas es la combinación de tres elementos: intimidad, pasión y compromiso. Hablemos brevemente de cada uno de los elementos:

S2Intimidad: Es la capacidad de compartir sentimientos, confiar, de sentirse acompañado y saber que el otro tiene los mismos intereses para la relación, es decir, es lo que promueve el acercamiento, el vínculo y la conexión en la pareja.

S3

Pasión: La pasión está referida a la sexualidad. Es el estado de intenso deseo de unión con el otro, la expresión de deseos y necesidades, la entrega y satisfacción sexual de ambos miembros de la pareja.

Decisión/Compromiso:  El compromiso está presente en dos perspectivas: uno a corto plazo y otro a largo plazo.S4

El primero es la decisión de amar a otra persona, mientras que el segundo es el compromiso por mantener ese amor.

Si quieres leer más acerca de esto, visita:

https://sepimex.wordpress.com/2015/04/28/los-componentes-del-amor/

Qué puedes hacer para cultivar el amor en tu relación de pareja:

  • Presta atención a los detalles de la vida de tu pareja, acaso sabes de sus gustos, de sus preocupaciones y de sus sueños, interésate en conocer íntimamente el mundo de tu pareja.
  • Hazle saber a tu pareja que la valoras y la admiras cada día.
  • Cultiva el cariño. Cada día busca la manera de expresarle afecto a tu pareja.
  • Deja que tu pareja te influya, toma en cuenta la opinión de tu pareja.
  • Mantén despierto el misterio y la seducción.

S5

Lo que NO es amor

Hasta este punto hemos hablado acerca del enamoramiento y el amor como dos estados de bienestar, satisfacción y placer para los dos miembros de la pareja, pero es importante resaltar las ocasiones en las que en nombre el amor se comete abuso y se violenta a la pareja.

De esta manera en las relaciones de pareja es posible que ambos miembros se agredan, que la mujer agreda al hombre o que el hombre con el fin de dominar y controlar lleve a cabo acciones o actitudes que violentan a la mujer, comportamientos que pueden ir desde callar, ignorar o prohibir ciertas cosas hasta humillar, golpear, amenazar o violar y eso no es amor, eso es violencia.

A continuación se muestra una imagen en donde puedes observar los diferentes tipos de violencia, desde los más leves hasta los más severos.

S6

Como puedes observar existen diferentes comportamientos violentos pueden parecer habituales pero que están dañando y que con mucha probabilidad se irán agravando.

¿Cuáles son las consecuencias de la violencia contra las mujeres?

Las consecuencias son varias y a distintos niveles; se sabe que vivir en una relación de violencia afecta la autoestima de la mujer y con ello su confianza y seguridad para participar activamente en su contexto.

Además, las mujeres que viven en un contexto de violencia, frecuentemente tienen restricciones en el acceso a la información y los servicios, así como a la participación en la vida pública y no sólo eso sino también son limitadas en el contacto con familiares y amigos, lo que las coloca en la imposibilidad de recibir apoyo.

Además, se sabe que el antecedente de haber sido víctimas de violencia pone a las mujeres en un mayor riesgo de:

  • Depresión
  • Intentos de suicidioS7
  • Síndromes de dolor crónico
  • Trastornos psicosomáticos
  • Trastornos del aparato digestivo
  • Síndrome del colon irritable
  • Lesiones físicas
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Embarazos no deseados.

De manera que AMOR es una relación de compañía, acercamiento, deseo, placer así como una decisión de amar y mantener ese amor por ambos miembros de la pareja. Pero si te encuentras en una relación que en vez de amor representa peligro para ti o tu pareja, ya sea porque generes violencia o la recibas, puedes solicitar ayuda especializada y en SEPIMEX se encuentra un grupo de especialistas que podemos apoyarte.

Referencias:

  • Echeburúa, E. De Corral, P. Fernández-Montalvo, J. y Amor, P. (2004). ¿Se puede y debe tratar psicológicamente a los hombres violentos contra la pareja? Papeles del Psicólogo, 25, 10-18.
  • Encuesta nacional sobre violencia contra las mujeres. 2006.
  • Flores, R. G. (2008). La fórmula química de cupido. Revista digital universitaria. 9 (11).
  • Gottman, J. & Silver, N. (1999) Siete reglas de oro para vivir en pareja. Barcelona: De bolsillo.
  • Serrano, M. G. & Carreño, F. M. (1993). La teoría de Sternberg sobre el amor. Análisis empírico. Psicothema, 5, 151-167.
  • Sternberg, R. (2010). Historias de amor. En R. Díaz-Loving y S. Rivera (comps.) Historias de amor (pp.111-136). México: Miguel Ángel Porrúa.

path4235

Selene Flores Pacheco

Maestra en Psicología. Terapeuta familiar y de pareja, SEPIMEX.

Tel. 56  89  14  19

selene@sepimex.com.mx

path4133

enciende tu bienestar

La independencia en las niñas y niños: estrategias para su desarrollo.

“La gente suele decir que tal o cual persona no se ha encontrado todavía a sí mismo. Pero la autonomía no es algo que uno encuentra, es algo que uno crea”

Thomas Szasz

El desarrollo de la autonomía y la independencia en una persona adulta se forma desde la infancia. Muchas personas tienen la creencia de que la independencia debe ser un “resultado” que viene acompañado de la mayoría de edad, sin embargo esta creencia es completamente errónea.

j1Existen evidencia científica en donde se menciona que la autonomía y la independencia es un proceso que comienza a desarrollarse desde la primera infancia, es decir los primeros meses de vida. Esta idea implica ver al bebe como un sujeto de acción en donde existe una interacción con el ambiente externo y una transformación del mismo, contrario a la idea anterior que se tenía hace mucho tiempo, en donde él bebe era concebido como un ser pasivo, receptor de estímulos externos. De acuerdo con Chokler (2010), un bebe autónomo se caracteriza entre otras cosas, por tener iniciativa en sus acciones, entendiendo que cuenta con herramientas perceptuales, motrices y psicológicas que le ayudaran en el proceso de maduración y en el contacto con su entorno. Dichas herramientas serán utilizadas desde sus primeras experiencias y facilitaran el procesamiento y organización de toda la información.

En los primeros 3 años, l@s niñ@s van incrementando sus capacidades de participación y la comprensión de normas, a pesar de que muestran una resistencia natural a las mismas. Esto es debido a que están aprendiendo que cosas pueden controlar y cuales no (Ochaita & Espinoza, 2012).

Sin embargo el proceso de autonomía e independencia requiere de la participación de otros actores del ambiente, entre ellos los padres y madres por ser los más cercanos a l@s niñ@s en las primeras etapas de vida. Varios autores han retomado la teoría de Vygotsky, planteando lo que se denomina “participación guiada”, en donde resaltan la importancia que tiene en el aprendizaje del niño, la presencia, el reto y el acompañamiento del adulto, como factores fundamentales en su desarrollo cognitivo y la solución de problemas de l@s niñ@s  (Henao, Ramírez & Ramírez, 2007).

j2Dentro de las necesidades sociales que tienen las niñas y los niños, está la búsqueda de vínculos afectivos, en donde el apego seguro, solido e incondicional son factores que también contribuyen para que se desarrollen como seres autónomos. De manera general, l@s niñ@s son seres activos que buscan participar en los diversos contextos que los rodean (Ochaita & Espinoza, 2012).

Cada uno de estos contextos será un medio significativo de aprendizaje y estarán inter-relacionados entre sí por lo que no hay uno más importante que otro. Al respecto el modelo ecológico de Bronfenbrenner (1987, citado en Henao, Ramírez & Ramírez, 2007), menciona que la familia es el sub-sistema primario, y alrededor se encontrarían otros sub-sistemas como si fuera una telaraña que abarca otras áreas importantes, como los vecinos, la escuela y la comunidad.

Cuando una niña o niño logra desarrollar de manera adecuada su autonomía e independencia, significa que será capaz de tomar decisiones por sí mism@, de contribuir y participar en su sociedad, así como de transformarla (Novella, 2012). Sin embargo, la mayoría de las personas no saben cómo pueden contribuir a desarrollar este tipo de características en l@s niñ@s, por lo que en esta ocasión te voy a compartir algunos consejos al respecto:

  • Practica un estilo de crianza democrático

j3El estilo de crianza se refiere a los patrones de enseñanza-aprendizaje que utilizan padre y madre en su relación con sus hijas e hijos. De los cuatro estilos de crianza existentes, el estilo de crianza democrático, es el que contribuye al desarrollo de la autonomía e independencia, de acuerdo con las investigaciones.

Dicho estilo de crianza, se caracteriza por una escucha sobre las necesidades y pensamientos de l@s niñ@s por parte de su madre y padre. De igual forma existe un clima de apoyo, afecto y un equilibrio adecuado con las normas en el hogar, lo que facilita que l@s niñ@s sean conscientes de las consecuencias de sus actos y sean capaces de modular sus emociones y conductas (Henao, Ramírez & Ramírez, 2007).

Cuando mamá y papá son democráticos, hablan con sus hijas e hijos, para que ellos reflexionen sobre su propia conducta y sus consecuencias, por lo que las sanciones y reglas vienen acompañadas de una explicación sobre el buen o mal comportamiento. Asimismo mamá y papá respetan los derechos de l@s hij@s y generan un ambiente de confianza en ellos mismos, en donde comparten actividades y tiempo libre en familia. Mientras que por otro lado las madres y padres autoritarios imponen su poder y opiniones haciendo uso de las amenazas, golpes y castigos lo que produce que las niñas y los niños obedezcan por miedo y se vuelven incapaces de controlar sus emociones y conductas (Climent, 2010).

  • Promueve su participación social

j4Es recomendable que las niñas y niños puedan convivir dentro de sus grupos sociales (pares) como en su comunidad. Cuando a un niño o niña se le permite desenvolverse en su entorno, tiene la oportunidad de dialogar y compartir conocimientos y experiencias, por lo que puede desarrollar ideales democráticos e individuales (Novella, 2012).

La mayoría de l@s niñ@s son creativos y tienen mucha iniciativa a realizar cualquier actividad, ya que están abiertos al aprendizaje y aun no tienen muchos prejuicios, por lo que se recomienda alentar su participación, permitiendo que exploren y conozcan su entorno con sus propias herramientas. Como ejemplo podemos retomar diversas situaciones, una de ellas es la hora de la comida. L@s niñ@s siempre buscan ayudar y nosotros los limitamos por pensar que pueden lastimarse. Sin embargo se pueden buscar actividades que sean capaces de realizar de acuerdo a su nivel de desarrollo y maduración. Por ejemplo, un niño de 5 años puede poner los platos en la mesa supervisado por sus padres, mientras que un adolescente de 12 años puede lavar su plato.

Lo anterior implica trabajar sobre nuestras propias creencias y limitaciones que sin quererlo imponemos en la familia. Además de promover la participación, también es aconsejable reconocerles a l@s niñ@s su contribución con el objetivo de demostrarles que su iniciativa vale la pena  (Novella, 2012).

  • Establece límites y reglas

j5Otro elemento fundamental es el establecimiento de límites y normas en los ambientes de l@s niñ@s, en particular, el ámbito familiar. Es importante mencionar que estas reglas deben de ser estables y “justas”, es decir que se mantengan en el tiempo y no varíen dependiendo del estado de ánimo de mamá y papá, además de que no pueden ser reglas muy exigentes. Lo anterior permite desarrollar en el niño o niña estrategias de autocontrol que facilitan la autorregulación de conductas y emociones en los diversos contextos sociales en los que se desenvuelve (Ochaita & Espinoza, 2012).

El establecimiento de límites y reglas también permite la interiorización de los roles y la autoridad por parte de mamá y papá, aunque implica también que se permita el dialogo y el establecimiento de acuerdos en algunas reglas lo que permite fomentar un ambiente democrático y la independencia de l@s niñ@s a través de la autocrítica (Climent, 2010).

Una vez que se han interiorizado los límites y reglas la niña o  niño aprende a observar, actuar y anticipar las consecuencias de sus acciones, lo que le ayuda a conocer sus propios límites (Chokler, 2010).

Un requisito indispensable, es el hecho de que las reglas que se establezcan deben de ser lo más claras y acorde con el desarrollo físico y psicológico de l@s niños. Algunas de las reglas que más se recomienda establecer en el hogar son: el cumplimientos de horarios, el cumplimiento de obligaciones en el hogar (p. ej. tareas) entre otras (Climent, 2010).

  • Fomenta valores compartidos en el hogar

j6La adquisición de valores morales no es una imposición de ideas, ni se descubren por casualidad, lo que indica que no se pueden adquirir en solitario por lo que es indispensable la participación y vinculación con otras personas como mamá, papá y los pares. Los valores le permiten a las niña y niños definir su proyecto de vida y reforzar creencias y valores existentes dentro de una sociedad determinada (Novella, 2012).

El contexto social del niño o niña es uno de los ambientes de mayor importancia para la adquisición de valores. Las relaciones con herman@s, amig@s o compañer@s de escuela son más simétricas que con mamá y papá, por lo que son capaces de desarrollar estrategias de negociación, afecto y la comprensión de normas sociales durante la interacción incluyendo las actividades de juego y ocio (Ochaita & Espinoza, 2012).

Estas son solo algunas de las herramientas que puedes tomar en cuenta para desarrollar la independencia y autonomía en l@s niñ@s, sin embargo existen algunas otras. Además existe personal capacitado como el equipo de SEPIMEX, que puede orientarte de mejor manera sobre cómo implementar estas técnicas en tu familia o como profesional.

Esperamos que este material te sea de ayuda y a su vez te extendemos una invitación para que comentes si te ha gustado el tema para crecer de manera conjunta.

Referencias:

  • Chokler, M. (2009). El concepto de autonomía en el desarrollo infantil temprano, coherencia entre teoría y práctica. EDUCA2. Recuperado de: www. educa2. madrid. org
  • Climent, G. I. (2010). Hacia la democratización de la familia: la mediación de los estilos parentales educativos. Congreso internacional de salud mental y derechos humanos. Argentina. Obtenido de: http://www. madres. org.
  • Henao, G. C., Ramírez, C. & Ramírez. L. A. (2007). Las prácticas educativas familiares como facilitadoras del proceso de desarrollo en el niño y niña. Grupo de estudios clínicos y sociales en psicología. Vol. 7 (2), pp. 233-240.
  • De León, B. (2011). La relación familia-escuela y su repercusión en la autonomía y responsabilidad de los niños/as. XII Congreso Internacional de la teoría de la educación. Recuperado de: https://extension.uned.es/archivos_publicos/webex_actividades/5385/repercusiones8.pdf
  • Novella, A. M. (2012). La participación infantil: concepto dimensional en pro de la autonomía ciudadana. TESI, vol. 13 (2), pp. 380-403.
  • Orchaita, E. & Espinosa, M. A. (2012). Los derechos de la infancia desde la perspectiva de las necesidades. Educatio Siglo XXI, Vol. 30 (2), pp. 25-46.

Bibliografía complementaria:

j7

  • Betancourt, M. & Valadez, J. (2012). Como propiciar el talento y la creatividad en la escuela. México: Manual Moderno.

 

 

path4235

Elaborado por:

José Angel Castillo Martinez

Mtro. en Psicología Clínica y de la Salud

Terapeuta Cognitivo-Conductual, SEPIMEX PACHUCA.

joseangel@sepimex.com.mx

http://www.sepimex.com.mx

56.89.14.19

path4133

enciende tu bienestar