LA COMUNICACIÓN ESCRITA. UNA PEQUEÑA PROPUESTA PARA RETOMARLO.

 

j5Recientemente se leía en las redes sociales la noticia de que el Oxford Dictionary había elegido ya “La Palabra del Año”, y para mi sorpresa fue que no se trataba de una palabra, sino de un emoticón; esto desató algunas discusiones, pues no es propiamente una palabra, a pesar de que dicho emoticón (que describen como una carita que llora de alegría o por la risa) emite un mensaje claro. Lo admito, es una institución angloparlante, y aunque no es autoridad ante los hispanoparlantes, es importante por representar a una lengua franca. Pero dicho galardón surge de nuestro principal medio de comunicación en la actualidad, y es que ésta depende casi por completo de dispositivos electrónicos, principalmente de teléfonos móviles y computadoras, que dentro de sus sistemas de mensajería y procesamiento de textos, los autocorrectores que incluyen nos han alejado de aquellos lineamientos que rigen a la comunicación escrita.

Dicha noticia me ha generado algunas inquietudes, y es que esto denota la falta de interés en la comunicación escrita, y aunque “una imagen diga más que mil palabras”, la comunicación escrita es parte fundamental del lenguaje en el ser humano. Además,  es secreto a voces, y también un tema tratado por varias instituciones, el que México sea un país con un pésimo nivel de lectura, y no por el número de hojas consumidas, sino también por la pobre comprensión que se tiene de la lengua. Eso nos lleva a generar algunas otras dificultades, como la expresión de nuestros pensamientos y emociones y la argumentación de ideas, y hasta la forma en la que interactuamos con nuestros semejantes.

j1Para el 2015, el Sistema Nacional de Información de Escuelas (SNIE), ha dicho que para México, a nivel educación primaria los indicadores educativos son del 0.6% en abandono escolar, del 0.3% en reprobación y de un 96.8% de tasa de terminación, y como Indicadores educativos generales para México en reprobación en capacitación para el trabajo son de 11.4% y en analfabetismo de un 6%. Si echamos una mirada de manera superficial, podríamos notar que estas cifras no suenan mal, pero si echamos un ojo al desarrollo de nuestras niñas y niños, notaríamos que los problemas de aprendizaje han ido en aumento. La Encuesta Nacional de Lectura y Escritura de 2015, dice que sólo alrededor del 32% de la población mexicana disfruta de la escritura, y que éste va de la mano con el nivel educativo de la población. En palabras del INEE, “el sistema educativo de un país tiene dos objetivos fundamentales y complementarios: primero, establecer en sus estudiantes aquellas habilidades, conocimientos y actitudes fundamentales para el desarrollo económico; segundo, reducir las diferencias en oportunidades y lograr una mayor movilidad social intergeneracional”. Pero las instituciones escolares no son las únicas responsable de brindar educación a nuestras niñas y niños, pues no es el único medio en el que están involucrados, y hemos de hacer presentes al ambiente social y familiar como cómplices de todos estos resultados.

Sylvia Defior menciona que “escribir y leer son actividades complejas quej2 implican múltiples operaciones y un amplio conjunto de conocimientos; para lograr su dominio se deben desarrollar simultáneamente el reconocimiento y reproducción de palabras (decodificación lectora y codificación o deletreo escrito) y la comprensión o producción de textos (comprensión lectora y composición escrita)”.

¿Qué beneficios tendría entonces, utilizar la comunicación escrita no a través de medios electrónicos?

j6La lectoescritura está integrada por procesos cognitivos complejos que requieren esfuerzos combinados de percepción de estímulos, la interpretación de los mismos y la capacidad de reproducirlos. La ejecución de dichas habilidades puede describir al lenguaje escrito como un proceso constructivo, activo, estratégico y afectivo (Defior):

  • Proceso constructivo. No solamente es el hecho de la codificación y decodificación, sino que implica la elaboración, interpretación y reconstrucción que realiza el sujeto acerca de ideas y aprendizajes previos como nuevos.
  • Proceso activo. La elaboración del texto le permite al sujeto el cuestionarse y transformar la información, lo que permite una comprensión y un aprendizaje mayor, a comparación de únicamente leer o escuchar.
  • Proceso estratégico. El plasmar ideas a través de la escritura, exige la planeación estratégica, que incluyen la exploración previa, la predicción, la distinción de ideas primarias de secundarias y complementarias, y la revisión posterior de lo ya plasmado.
  • Proceso afectivo. La relación entre cognición y afecto o motivación es estrecha. La lectoescritura implica el deseo de aprendizaje, se relaciona con el autoconcepto, permite la relación con semejantes y evoca sensación de eficacia.

Es en éste punto donde me gustaría detenerme, pues pareciera que el primer acercamiento de los menores a la lectoescritura, suele ser un evento que no significan una experiencia positiva, sino de fracaso y frustración; dentro del aula como en casa deberíamos incorporar los aspectos motivadores y afectivos.

¿De qué forma propiciamos interés por la lectoescritura?

En nuestra vida cotidiana, estamos rodeados de oportunidades para poder ejercitar nuestra capacidad lecto-escritora, como la elaboración de agendas (o controles de tareas en l@s chic@s), recetas de cocina, pequeños recordatorios, diarios y demás.

j3

¿Por qué no fomentar en los niñ@s dichas actividades? Por eso, te invito a cumplir con pequeñas tareas, que aprovechando la época, podrían fomentar éstas actividades:

  • Deja pequeñas notas o recordatorios para los integrantes de tu familia. Podrías utilizar postits o pequeños pedazos de papel, y podrías dejar notas breves como “Espero que tengas un buen día… ¡éxito!…Nos vemos más tarde en casa para comer juntos…”.
  • Incluye a los miembros de tu familia a la elaboración y reconstrucción de recetas de cocina.
  • Realicen una agenda de todos aquellos contactos que sean de interés para todos, como ti@s, abuel@s, prim@s y amig@s.
  • Revisen juntos tareas y notas realizadas en clase.
  • Realicen entre familia, las listas de las compras y pendientes en casa.
  • Apoya a l@s niñ@s a elaborar cartas a Reyes Magos o Santa Claus.
  • Y la más importante, ¿te atreverías a desactivar los autocorrectores de texto de tus dispositivos electrónicos?

Éstas y otras ideas que puedas tener, ayudarían a ejercitar nuestra capacidad lectoescritora y a desarrollar todas aquellas habilidades y motivaciones que se relacionan con la misma.

Pueden contactarnos al 56 89 14 19  o al correo contacto@sepimex.com.mx para agendar una cita y platicar con alguno de nuestros especialistas.

Elaborado por:

Psic. Jorge Que Castro

jorge@sepimex.com.mx

Terapeuta Cognitivo-Conductual, SEPIMEX.

56.89.14.19

enciende tu bienestar

REFERENCIAS:

  • “Factores escolares y aprendizaje en México. El caso de la educación Básica”. Backhoff, INEE, México 2007.
  • “Las dificultades de aprendizaje: Un enfoque cognitivo”. Defior Sylvia. Ediciones Aljibe, España 2000.
  • “Psicología del niño”. Piaget Jean, Inhelder Bärbel. Ediciones Morata. España 1984.
  • “Encuesta Nacional de Lectura”. CONACULTA. México 2015. (https://observatorio.librosmexico.mx/encuesta.html)

path4235       path4133

Anuncios

Autor: SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México "Enciende tu bienestar" www.sepimex.com.mx

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s