CÓMO RESOLVER CONFLICTOS DE PAREJA

pareja 1Hace poco conversaba con una pareja que relataba algo así

…todo el tiempo andaba enojado, malhumorado, de genio, y cuando llegaba a casa…

Ella: ¿qué tienes?

Él: nada (la expresión daba idea que estaba enojado) ojo: toda conducta comunica.

Lo que daba lugar a creencias o suposiciones, algunas como:

Ella: ¡Está enojado conmigo!,

Él: ¡Digo nada, para no generar un momento tenso también en mi casa! (Pero el efecto es el opuesto)

Ella: ¿Nada? entonces yo me la pasaba molestando… ¡para que tengas algo¡

Y entonces comenzaban las discusiones.

¿Te suena conocido?

En las siguientes líneas te comparto, algunas ideas o recomendaciones de qué hacer para esos momentos de conflicto, es posible que no resuelvan todos tus conflictos en tu relación de pareja, pero sí que te permitan que comiences a hacer algo diferente para el bienestar de tu relación.

Recomendación 1: Reconoce lo que siente y percibe tu pareja.

Cuántas veces han tenido enojos o discusiones y le has dicho a tu pareja “eso no es cierto”, “estás mal”, “Estás muy equivocado o equivocada”… y eso empeora aún más las cosas!

En estos casos es muy cierto que tú puedas tener la razón, pero tu pareja también la tiene, ¿un poco contradictorio? Cuando estamos en una relación de pareja es frecuentemente que peleemos porque confundimos nuestras experiencias o percepciones personales con la verdad, creyendo que como lo vivimos o lo percibimos nosotros es único e indudable, olvidándonos de que las situaciones se ven diferente según el ángulo desde el cual se miren (O’Hanlon & Hudson, 1995).

Para mostrar reconocimiento, es decir, para demostrarle a nuestra pareja que la hemos oído y entendido, podemos hacer un comentario utilizando palabras similares a la que empleó, ejemplo:

“Veo que te incomoda cuando…”, “Comprendo o escucho que te molestó cuando dije…”

Simplemente reconoce lo que tu pareja está sintiendo o percibiendo, no se trata de que estés de acuerdo o que te pongas de su lado, el propósito es que le hagas saber a tu pareja que has recibido el mensaje, que la escuchas. Promoviendo que tu pareja haga algo similar a tu comportamiento. Experiméntalo!!!

pareja2

 Recomendación 2: En vez que hacer quejas, has descripciones.

Hace poco escuchaba a una pareja decir algo parecido a esto: “Al salir del trabajo, cuando vamos en el coche de regreso a casa, nunca se interesa en mis cosas, solo habla de cómo le fue en el día y después es más fácil que se ponga a revisar el Facebook en vez de preguntarme algo, es un(a) desconsiderado (a) a quien no le importo”.

Estarás de acuerdo que en los conflictos en pareja, los malentendidos y las culpas muy a menudo se hacen presentes, y con el enojo ésta es una forma de empeorar la discusión y con ello hacer suposiciones respecto a la otra persona, como en el ejemplo: … es un(a) desconsiderada (o) a quien no le importo.

Sé que lo que hace tu pareja te hace pensar y sentir de esta manera, pero intenta expresarlo de una manera que para ella o él sea claro que te desagrada y lo que deseas, como si lo vieras o lo oyeras, logrando con ello hablar de las acciones y evitando hacer interpretaciones o suposiciones de tu pareja.

Pregúntate: ¿Qué acciones tendría que ver yo para sentir interés de su parte? Y realiza la petición en acciones siendo lo más descriptivo (a) posible.

Ejemplo: “Cuando vamos en el coche de regreso a casa y sólo hablamos de cómo te fue en el día siento como si no tuviera importancia lo que me pasa, me gustaría que pudieras hacerme preguntas para que yo te comparta lo que me ha sucedió”.

Recomendación 3: Evita hacer generalizaciones.

Cuántas veces movidos por el enojo llegamos a hacer reclamos en los que utilizamos frases o palabras como; siempre, nunca, nadie, todo o todo el tiempo.

“es que siempre llegas tarde”, “nadie más que yo se preocupa por esta relación”, “nunca te interesas en lo que es importante para mí”

Cuando hacemos generalizaciones es muy posible que estemos dejando de lado las ocasiones en las que las cosas son diferentes, es decir cuando si suceden. Con esta forma describir las cosas, es fácil caer en el desaliento para resolver una discusión (O’Hanlon & Hudson, 1995).

Intenta modificar.

En vez de “es que siempre llegas tarde” a: “cuando llegas tarde…”

En vez de nunca te interesas en lo que es importante para mí” a:

“Cuando haces … siento desinterés de tu parte hacia lo que es importante para mí”.

Recomendación 4: No adivines o supongas.

pareja3En las relaciones de pareja es común que creamos que conocemos la intención de nuestra pareja y también es frecuente creer que sabemos lo que nuestra pareja está pensando o sintiendo, ¿o no?

O’Hanlon y Hudson (1995) aseguran que cuando atribuimos intenciones a las personas y en especial a nuestra pareja, estamos suponiendo cuáles son sus motivos y es común que de esos motivos sea uno no muy condescendiente.

Ejemplo: “Mi marido se queda viendo la televisión hasta media noche en la otra habitación hasta tarde, porque no quiere tener relaciones sexuales conmigo”

Diferente a:  Mi marido se queda viendo la televisión hasta media noche en la otra habitación, por lo que no tenemos o han disminuido las relaciones sexuales” ¿Es diferente no?

Y a veces, esta forma de comportarnos, nos lleva a suponer que nuestra pareja tiene la capacidad de leer nuestra mente y ser capaz de saber lo que queremos sin decírselo, “porque si me quiere ella o él tendría que saberlo”, pero… la gente no siempre puede imaginar o adivinar certeramente qué es lo que tiene que hacer.

Si queremos recibir un abrazo o una caricia. ¿No sería mejor si se lo dijéramos directamente?

Pues bien, te invito a que comiences a practicar esta forma de comunicarte para esolver los conflictos o discusiones en pareja y si requieres apoyo especializado en terapia de pareja en Centro SEPIMEX te esperamos para poder ayudarte a que logres poner en practica habilidades y recursos que favorezcan tu relación.

Elaborado por:

Mtra. en Psicología Selene Flores Pacheco

Terapeuta familiar y de pareja, SEPIMEX.

 selene@sepimex.com.mx

http://www.sepimex.com.mx

enciende tu bienestar

56.89.14.19

 Referencia:

O’Hanlon, H.W. y Hudson, P. (1995). Amor es amarse cada día. España: Paidós.

path4235 path4133

Anuncios

Autor: SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México "Enciende tu bienestar" www.sepimex.com.mx

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s