“CALIDAD DE VIDA Y SALUD”

“Un hombre no está bien, hasta que sea feliz, sano, y próspero; y la felicidad, la salud, y la prosperidad son el resultado de un ajuste armonioso del interior con el exterior del hombre”. James Allen

El tema de “Calidad de vida” o la “buena vida” ha sido parte de la humanidad desde la época de los griegos. Sin embargo su inicio formal en el campo de la salud surgió inicialmente en la medicina en los años 60´s (Padilla, 2005), con un auge notable en la década de los años 90´s (Schwartzmann, 2003).

A partir de entonces diversas áreas de investigación se han interesado por su estudio en la población, tales como la política, la economía, la sociología y la psicología. Este incremento notable por su estudio, se debe principalmente, de acuerdo con Ardila (2003) al incremento poblacional y la incapacidad de las sociedades por cubrir las necesidades básicas de la misma.

El surgimiento y desarrollo del concepto de Calidad de vida en el campo de la psicología, se ha visto acompañado de la evolución en el concepto de salud, ya que ambos están íntimamente relacionados.

i1

Anteriormente el concepto de salud, estaba basado en un enfoque meramente biomédico y era entendido como la ausencia de enfermedad. Sin embargo con las nuevas políticas de salud y el crecimiento de las enfermedades crónicas, el concepto de salud fue adoptando un enfoque biopsicosocial. A partir de entonces la salud es definida de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2014), como “un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.

Este concepto de salud está fundamentado en un marco biopsicosocial en donde se consideran los valores positivos y negativos de las diversas cultural que afectan nuestra vida y función social (Tuesca, 2005).

Actualmente el concepto de salud y calidad de vida están íntimamente relacionados y sus índices permiten evaluar aspectos técnico-medico relacionados con la atención y cuidados de las personas. Por tanto el estudio de la calidad de vida se ha convertido en un terreno multidimensional en donde diversas ciencias aportan conocimiento con el fin de proporcionar un nivel de funcionalidad de las personas.

En sus inicios, la calidad de vida se refería al cuidado de la salud personal, posteriormente se centró en una preocupación por la salud e higiene publica y después hizo alusión a los derechos humanos tanto laborales como ciudadanos. Conforme se consolidaba el concepto se fueron incluyendo el acceso a bienes económicos, hasta que finalmente se tomó en consideración la percepción de cada sujeto sobre su propio estado de salud, vida social y actividad cotidiana (Vinaccia y Orozco, 2005).

Actualmente no existe una sola definición clara sobre el concepto de calidad de vida. Sin embargo lo que sí está claro es que la calidad de vida se considera como una combinación de elementos objetivos y subjetivos, en donde la evaluación individual juega un papel muy importante. Debido a las diferencias culturales, es preciso entender también que la definición de calidad de vida variará en función del contexto, la época y el grupo social al que nos estemos refiriendo (Ardila, 2003).

De manera general la mayoría de los autores coinciden en que las variables objetivas que se pueden considerar para evaluar o definir la calidad de vida serían los siguientes:

  • Bienestar físico y social
  • Riqueza material y bienestar material
  • Estado de Salud
  • Trabajo y otras formas de actividad productiva
  • Relaciones familiares y sociales
  • Seguridad
  • Integración con la comunidad

Por otra parte los aspectos subjetivos que se consideran para la evaluación y definición de la calidad de vida son:

 i3

Todos estos elementos son indispensables para el óptimo desarrollo del individuo y de la población (Tuesca, 2005). Además de que promueven el mantenimiento de la salud, la autonomía y la integración a la comunidad tanto de personas sanas como enfermas (Verdugo y Martin, 2002).

Diversos estudios demuestran que existe una relación bidireccional entre la calidad de vida y las enfermedades tanto físicas como mentales. Ejemplo de ello son los hallazgos de la relación entre calidad de vida y los trastornos de ansiedad y depresión, en donde a menor calidad de vida existen niveles elevados de ansiedad y/o depresión y viceversa. Esto debido a la presencia de variables psicológicas como niveles elevados de estrés, bajo control sobre la propia vida, bajo apoyo social y desempeño personal, generando un nivel bajo de satisfacción y éxito en la vida, pobre regulación emocional, lo que finalmente afecta la calidad de vida (Padilla, 2005).

De igual forma existe evidencia en diversos estudios de morbilidad y mortalidad de enfermedades crónicas como el cáncer y enfermedades cardiacas, en donde se ha observado que este tipo de padecimientos no solamente se deben a una carga genética, sino también a diversos factores de riesgo, como los hábitos de salud y estilos de vida inadecuado, tales como consumo de tabaco, alcohol y dietas poco saludables. Es por ello que para mejorar la salud y calidad de vida se ha hecho mucho énfasis en la modificación de conductas tanto para prevención como para el tratamiento de dichas enfermedades (Vinaccia y Orozco, 2005).

i4

Por lo tanto si se desea mejorar la calidad de vida de una persona se deben emplear diversas estrategias cognitivo-conductuales dirigidas a modificar en términos de un proceso adaptativo-integrativo, diversos componentes biológicos, psicológicos y socio-ambientales (Labiano, 2006).

Algunos de los hábitos de salud o comportamientos que un psicólogo  cognitivo-conductual puede ayudar a modificar o aprender y mejorar la calidad de vida, serían los siguientes:

  • Hacer ejercicio físico
  • Llevar a cabo una dieta saludable
  • Dejar de fumar
  • Reducir el consumo de bebidas alcohólicas
  • Mejorar la calidad de sueño
  • Mejorar el rendimiento laborar
  • Disminuir el estrés
  • Mejorar las relaciones interpersonales
  • Aprender a regular las emociones
  • Incrementar la seguridad en sí mismo, así como incrementar la autoeficacia.
  • Aprender a expresar las emociones de manera adecuada

 Como se puede observar, tener una buena calidad de vida no depende únicamente de los servicios de salud, sino de las conductas que cada uno de nosotros llevamos a cabo y es bueno considerar que no solo la salud física es importante sino que también lo es la salud mental. Es por ello que si deseas mejorar tu calidad de vida, te invitamos a que busques la atención de un profesional de la salud, en SEPIMEX, contamos con muchos especialistas que pueden ayudarte y orientarte.

Elaborado por:

Mtro. en Psicología Clínica y de la Salud

José Ángel Castillo Martínez

Terapeuta Cognitivo-Conductual, SEPIMEX.

joseangel@sepimex.com.mx

http://www.sepimex.com.mx

Referencias:

  • Ardila, R. (2003). Calidad de Vida: Una definición integradora. Revista Latinoamericana de Psicología. AÑO/VOL. 35, NUMERO 002. Bogotá, Colombia. PP. 161-164.
  • Labiano, M. (2006). Estrategias de mejoramiento de la calidad de vida. En Oblitas, L. (Eds.). Psicología de la salud y calidad de vida. 2ª Edición. México. Thompson.
  • Organización Mundial de la Salud, (2014). Temas de salud. Salud mental. Recuperado de: www.who.int/topics/mental_health/es/
  •  Padilla, G. (2005). Calidad de vida: Panorámica de investigaciones clínicas. Revista Colombiana de Psicología, 2005, No. 13, 80-88.
  •  Schwartzmann, L. (2003). Calidad de vida relacionada con la salud: aspectos conceptuales. Ciencia y Enfermería, 2, 9-21.
  • Tuesca, R. (2005). La Calidad de Vida, su importancia y cómo medirla. Salud Uninorte. Barranquilla (Col.) 2005; 21: 76-86.
  • Verdugo, M. y Martín, M. (2002). Autodeterminación y calidad de vida en salud mental: dos conceptos emergentes. Salud Mental, Vol. 25, No. 4, agosto 2002.
  • Vinaccia, S. y Orozco, L. (2005).  Aspectos psicosociales asociados con la calidad de vida de personas con enfermedades crónicas. Perspectivas en Psicología. Vol. I / No. 2 / 2005 / pp. 125 – 137.
Anuncios

Autor: SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México "Enciende tu bienestar" www.sepimex.com.mx

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s