LA PERSONALIDAD: RASGOS Y TRASTORNOS

Aunque cada ser humano es complejo y único, existen ciertos patrones comunes que se consolidan de forma permanente y estable hacia el final de la adolescencia y que hacen reaccionar de forma similar a los individuos.

Estos patrones se conocen como RASGOS DE PERSONALIDAD y se definen como un conjunto de características relativamente fijas que determinan los pensamientos, las emociones y las conductas de una persona ante diferentes situaciones.

Así, los rasgos de personalidad influyen en la calidad de nuestras interacciones sociales (amistades, familiares, pareja, compañeros, autoridades) y nuestra funcionalidad en distintos escenarios (casa, escuela, trabajo, eventos sociales), por lo que resulta muy útil conocer los propios rasgos de personalidad y los de las personas con las cuales convivimos cotidianamente ya que nos ayuda a entender mejor y a optimizar nuestras interacciones sociales y nuestra funcionalidad.  

Imagen

Cuando los rasgos de personalidad se vuelven demasiado permanentes e inflexibles se convierten en un TRASTORNO DE PERSONALIDAD, es decir un patrón patológico y extremo de pensamientos, emociones y conductas que entran en conflicto con las normas sociales y que le generan un deterioro significativo en su equilibrio emocional, sus interacciones sociales y su funcionalidad a la persona que lo padece.

Imagen

Por lo tanto las personas con un trastorno de personalidad ameritan ayuda profesional (psicoterapia y/o tratamiento farmacológico) para recuperar y mantener su bienestar emocional, funcionalidad y calidad de vida; sin embargo, ciertos rasgos de personalidad frecuentes y persistentes también pueden deteriorar de forma importante las interacciones sociales y la vida cotidiana de la persona (y/o de las que la rodean) a pesar de no cumplir los criterios para formar un trastorno de personalidad por lo que resulta benéfico buscar apoyo profesional en estos casos. 

De acuerdo a las similitudes de sus características actualmente se distinguen diez tipos de trastornos de personalidad, reunidos en tres grupos: 

a)   RAROS O EXCÉNTRICOS: patrón intenso y persistente de pensamientos (por ej. sospecha), expresiones (por ej. lenguaje extraño) y relaciones con otros (por ej. aislamiento) anormales

 

a)     Paranoide – personalidad caracterizada por DESCONFIANZA EXTREMA que genera pensamientos destructivos de tipo “Eres malo y te aprovecharás de mi” y “Eres culpable hasta demostrar lo contrario” y conductas de tipo suspicacia exagerada e irracional, conducta hipervigilante, conductas de verificación/control, privacidad altamente protegida, “¿Por qué?”´s constantes

b)     Esquizoide – personalidad caracterizada por DESINTERÉS GENERALIZADO Y FRIALDAD EMOCIONAL que genera pensamientos destructivos de tipo “No entiendo a los demás ni me interesa hacerlo” y “No me interesan los demás y no sé porque deberían” y conductas de tipo preferencia por actividades solitarias, indiferencia ante aprobación o crítica de los demás, dificultad para establecer relaciones sociales, amigos íntimos o personas de confianza, escaso o ningún interés en tener relaciones sexuales,  apatía o aplanamiento emocional

c)      Esquizotípico – personalidad caracterizada por DIFICULTADES SOCIALES POR ANORMALIDADES DE LA PERCEPCIÓN generados por pensamientos bizarros, raros, mágicos o paranoides de tipo “El mundo es amenazante, hostil y misterioso y está tiene un propósito especial para mí” y “Creo firmemente en las supersticiones, la clarividencia, la telepatía o el “sexto sentido“ y conductas bizarras de tipo comportamiento o apariencia raros (hablar solos), ansiedad social excesiva y persistente, falta de amigos íntimos o personas de confianza y afectividad inapropiada o restringida

 

  1. DRAMÁTICOS, EMOTIVOS O INESTABLES: patrón intenso y persistente de violación de las normas sociales (por ej. comportamiento criminal), comportamiento impulsivo, emotividad excesiva y grandiosidad. Presenta con frecuencia conductas agresivas dirigidas hacia los demás (rabietas) y hacia uno mismo (conducta autodestructiva o que permite abusos de los demás) 

a)     Antisocial – personalidad caracterizada por EXPLOTACIÓN Y MALTRATO HACIA LOS DEMÁS que se presenta antes de los 15 años y persiste en la edad adulta generado por pensamientos destructivos tipo “No me interesa lo que sientes” y “Si te maltrato te lo mereces por ser débil” y por conductas tipo habilidad y disfrute para engañar, mentir, manipular, aprovecharse y maltratar a los demás, falta de empatía y respeto (ausencia de culpa), conducta agresiva, impulsiva e irresponsable y conducta que viola normas sociales (conducta ilegal y fraudulenta)

b)     Límite – personalidad caracterizada por NECESIDAD DE AFECTO Y MIEDO AL ABANDONO EXCESIVOS debido a pensamientos destructivos como “No puedo estar contigo ni sin ti” y “Te idolatro-te aborrezco” que generan conductas de tipo inestabilidad en el estado de ánimo, la identidad, la autoimagen y las interacciones sociales, conducta impulsiva, autodestructiva (autolesiones y riesgo suicida), contradictoria e impredecible

c)      Histriónico – personalidad caracterizada por EXIGENCIA EXAGERADA DE ATENCIÓN Y APROBACIÓN por presentar los pensamientos destructivos “Debo ser el centro de tu universo” y “Tu atención/aprobación es insuficiente” y conductas de tipo conducta teatral, reactiva y expresada intensamente, con relaciones interpersonales marcadas por la superficialidad, el egocentrismo, la hipocresía y la manipulación y conducta para llamar la atención exageradamente

d)     Narcisista – personalidad caracterizada por NECESIDAD EXAGERADA DE ADMIRACIÓN INCONDICIONAL debido a pensamientos destructivos  como “Soy superior a ti y por lo tanto estás para servirme” y “Si me criticas no me quieres y respetas” y conductas como actitud de grandiosidad y superioridad, egocentrismo, manipular o explotar/utilizar a los demás por conveniencia, devaluar a los demás (indiferencia) e hipersensibilidad a la crítica

 

 

  1. ANSIOSOS O TEMEROSOS: patrón intenso y persistente de temores anormales, incluyendo en relaciones sociales, por separación y por necesidad de control

a)     Evitativo – personalidad caracterizada por EVITACIÓN AFECTIVA EXTREMA debido a pensamientos destructivos como “Me da lo mismo estar contigo que sin ti” y “Mi independencia no es negociable” y conductas como actitud exageradamente reservada (proteger privacidad), incapacidad de procesar información afectiva (propia y ajena), miedo al compromiso (se percibe como una amenaza) y énfasis extremo en ser independiente

b)     Dependiente – personalidad caracterizada por percepción de AUTOINSUFICIENCIA GENERALIZADA por pensamientos destructivos como “Soy inútil” y “Necesito de algo/alguien superior a mí para poder sobrevivir” y conductas como dificultad para tomar decisiones, necesidad de que otros asuman responsabilidades propias, subordinación e incapacidad para valerse solo, falta de confianza en sí mismo, dificultad para expresar desacuerdos, sensación de desamparo ante soledad y búsqueda urgente de una nueva relación después de terminar una relación importante

c)      Obsesivo-compulsivo – personalidad caracterizada por NECESIDAD EXAGERADA DE CONTROL Y PERFECCIÓN por pensamientos destructivos como “Te equivocas demasiado” y “Para que quede bien debo hacerlo yo mismo” y conductas como necesidad de orden, estructura, perfección y disciplina, miedo a equivocarse y fracasar, aversión por espontaneidad, diversión y ocio, actitud crítica y exigente hacia sí mismo y los demás (papel de inspector), excesiva devoción al trabajo y al rendimiento y dificultad para expresar emociones por énfasis en racionalidad

 Imagen

Los trastornos o rasgos de personalidad mencionados proporcionan un guía de conocimientos generales que no está intencionada para realizar autoclasificaciones o clasificaciones de los demás sin tener la formación especializada para realizar un diagnóstico profesional certero (lo realizan psicólogos o psiquiatras). Si crees que tú o alguien que conoces tiene rasgos o un trastorno de personalidad que están afectando de forma importante su funcionalidad y equilibrio emocional te recomendamos buscar la ayuda oportuna de un especialista que realice una valoración profesional y un tratamiento personalizado basado en evidencia científica.

En SEPIMEX contamos con terapeutas especialistas en la valoración y el tratamiento psicológicos de la personalidad en niños, adolescentes y adultos, además de dar apoyo a las personas con las que conviven cotidianamente para optimizar la interacción armoniosa entre ambos, ¡acércate con nosotros!

 

ELABORADO POR

 Mtra. Psic. Patricia Quevedo Cubillos

Terapeuta Cognitivo-Conductual

Especialidad en Psicología de la Salud

Servicios Psicológicos Integrales de México (SEPIMEX)

56891419

http://www.sepimex.com.mx

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

 American Psychology Association (2002). Breviario del Manual de Diagnóstico Estadístico (DSM-IV-TR). Barcelona: Ed. Masson.

 Riso, W. (2012). Amores altamente peligrosos – los estilos afectivos con los cuales sería mejor no relacionarse: cómo identificarlos y afrontarlos, México: Ed. Océano.

 

 

Anuncios

Autor: SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México "Enciende tu bienestar" www.sepimex.com.mx

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s