USO Y ABUSO DE LAS REDES SOCIALES

USO Y ABUSO DE LAS REDES SOCIALES

 

¿Por qué esta magnífica tecnología científica, que ahorra trabajo y nos hace la vida más fácil nos aporta tan poca felicidad? La respuesta es esta: simplemente, porque aún no hemos aprendido a usarla acertadamente.

Albert Einstein

El mundo del siglo XXI se ha caracterizado por un desarrollo tecnológico impresionante.

Ejemplo de ello, es la creación y el aumento de las redes sociales en todo el mundo. Antes solo conocíamos Hi5, o Myspace, sin embargo hoy en día las opciones en cuanto a redes sociales son infinitas: Facebook, Twitter, Instagram, Linkedin, Tumblr, Skype, Tango, Vine, etc.

Y es que las sociedades han adoptado a las redes sociales como una parte importante de sus vidas, puesto que tienen diversos fines, desde el desarrollo profesional, hasta el desarrollo personal. En este tipo de espacios uno puede compartir un sinfín de actividades, desde frases, pensamientos, poemas, hasta actividades recreativas con los amigos, familia y sucesos importantes en el trabajo.

conversacion

Sin embargo el éxito de las redes sociales radica en el alcance y el impacto que tienen puesto que nos permite contactar con gente de muchas partes del mundo, ampliar nuestras redes sociales, e incluso podemos sentirnos “cerca” de personalidades de la farándula, al seguir sus actividades.

redes

No cabe duda que las redes sociales nos generan un sentido de pertenencia a nuestro grupo de amigos, lo que muy bien puede aumentar nuestro bienestar emocional, pero te has puesto a pensar ¿Si el uso de las redes sociales pudiera ser negativo para tu salud mental?

Recientemente se han creado muchos debates interesantes al respecto, en donde se trata de determinar si el uso de las redes sociales pudiera convertirse en una adicción. Esto no es sencillo, ya que un trastorno como una adicción debe cubrir con ciertos criterios diagnósticos, sintomatología y debe contar con suficiente evidencia empírica  para tipificarlo como tal. A continuación te voy a compartir algunos datos interesantes sobre esta polémica.

En un estudio llevado a cabo por Kross, Verduyn, Demiralp, et al. (2013) en la Universidad de Michigan entrevistaron a 81 estudiantes entre 17-21 años, los cuales debían de tener una actividad constante en Facebook durante al menos dos semanas seguidas. Se les aplicó una batería de pruebas psicológicas antes y después de dicho periodo; en los resultados se observó que después de las dos semanas los estudiantes mostraban una insatisfacción con su vida y un malestar emocional. Sin embargo las personas con mayor malestar emocional e insatisfacción, fueron aquellas que obtuvieron puntuaciones más altas en depresión y puntuaciones bajas en autoestima antes de las dos semanas expuestos a Facebook. Aunque no se puede determinar una relación causal, los resultados sugieren que el uso constante de Facebook pudiera generar cierto tipo de deterioro psicológico y más aún en personas que ya tenían ciertos problemas en su vida.

De igual forma en los últimos años, en las redes sociales se han hecho populares las “selfies”. Selfies en español puede ser traducido como auto-foto o autorretrato y se emplea para describir una foto tomada de sí mismo con una cámara o teléfono celular. Si bien es una práctica que prevalece más en los adolescentes, no es única de ellos.

selfie

Hace poco en Gran Bretaña sonó mucho el caso de un chico de 19 años que intentó suicidarse. Lo interesante en este chico era que además de tener un trastorno corporal dismórfico y un trastorno obsesivo compulsivo, era que pasaba gran parte de su día tomando selfies con su celular, lo que supuestamente le producía un malestar ya que era incapaz de dejar de hacerlo y no podía soportar recibir críticas de sus fotos.

Este tipo de casos han abierto la brecha a otros estudios como el que llevó a cabo la Dra. Karry Lager en Los Ángeles, Estados Unidos. En el entrevistó a muchos adolescentes y descubrió que las personas que interactuaban a diario en las redes sociales eran 5 veces más propensas a consumir alcohol, tabaco y marihuana. Esto debido a que su grupo de pares compartía fotos de ellos mismos consumiendo alguna sustancia, lo que volvía el consumo como algo socialmente aceptable y como algo que ellos podrían hacer también (CASAColumbia, 2011).

Otro dato interesante a considerar es un estudio llevado a cabo por Hofmann, Vohs y Baumeister (2012) en la Universidad de Chicago en donde entrevistaron a una población entre 18-55 años, el objetivo era conocer aquellas cosas a las que las personas se podían resistir más fácilmente que a estar en las redes sociales. Los resultados fueron interesantes, pues según ellos es más fácil que las personas se resistan a tomar alcohol, a fumar tabaco, a tener sexo, a tener una conversación cara a cara, a tomar café y a ver pornografía, que a estar en las redes sociales.

Esta investigación nos muestra el poder y la influencia que tienen las redes sociales en nuestras vidas, pero sobre todo el grado de importancia que le hemos otorgado, ya que ocupa un lugar más importante incluso que 3 de las sustancias más adictivas en todo el mundo.

Sin embargo estos estudios aun no responden a la interrogante de que es lo que nos mantiene cerca de las redes sociales y nos hace incapaces de alejarnos de ellas.

La Universidad de Harvard al parecer ha encontrado la respuesta. En un estudio llevado a cabo por Tamir y Mitchell (2012) con población universitaria descubrieron que el hecho de compartir algo personal con todo el mundo, el recibir un “like”, o un comentario en algún tipo de publicación nos genera una retroalimentación, lo que a su vez se convierte en una recompensa biológica. Para saber esto se analizaron las áreas del cerebro que se activaban mientras una persona estaba en redes sociales y el área del cerebro que más se activó fue el núcleo accumbens, en donde además se incrementaron significativamente los niveles de dopamina en el cerebro. Cabe recordar que el núcleo accumbens es de igual forma el área más activa en un adicto a la cocaína o a la heroína, por lo que los científicos creen haber encontrado la asociación más fuerte entre las redes sociales y su posible adicción.

 brain2

Asimismo en otros estudios se ha encontrado que existen personas que experimentan síntomas similares a los de un adicto cuando no están en contacto con las redes sociales, tales como ansiedad, irritabilidad, tolerancia y deterioro social (CASAColumbia, 2011).

El camino aun es largo para determinar si existe o no una adicción a las redes sociales, ya que como se ha visto este problema pudiera ser tan solo la punta del iceberg, el cual pudiera estar disfrazando otras patologías previamente existentes.

No cabe duda que las redes sociales tienen muchos aspectos positivos, tales como el incremento de la autoestima, el desarrollo de habilidades sociales y el incremento del bienestar emocional, además de contar con la ventaja de encontrar viejos amigos de la escuela o estar en contacto con familiares que están lejos de nosotros. A pesar de ello debemos estar conscientes que como todo en la vida cuando se hace en exceso puede perjudicarnos gravemente.

Con esta información que acabo de compartirte, me gustaría invitarte a hacer una reflexión personal sobre tu uso en redes sociales. Si experimentas ansiedad por no poder revisar tus notificaciones, si pasas demasiado tiempo en redes sociales y esto afecta tu trabajo, o tu relación de pareja, si sientes algún tipo de malestar emocional por no tener “suficientes likes”, si eres incapaz de mantener una conversación con otra persona cara a cara, o de expresar tus opiniones fuera de línea, si has llegado a experimentar una incapacidad para controlar el tiempo que ocupas en redes sociales, tal vez tengas ya un problema y no te has dado cuenta de ello.

Si necesitas ayuda acércate a nosotros, en SEPIMEX sabemos cómo podemos ayudarte, o si conoces a alguien que necesite ayuda comparte esta información.

Gracias!

Elaborado por:

José Ángel Castillo Martínez

Psicólogo Clínico y de la Salud

joseangel@sepimex.com.mx

Referencias:

CASAColumbia, (2011). 2011 National teen survey finds: teens regularly using social networking sites likelier to smoke, drink, use drugs. WASHINGTON, D.C., AUGUST 24, 2011. Recuperado de: http://www.casacolumbia.org/newsroom/press-releases/2011-national-teen-survey-finds

Hofmann, W., Vohs, K. y Baumeister, R. (2012). What People Desire, Feel Conflicted About, and Try to Resist in Everyday Life. Psychological Science. Recuperado de: http://pss.sagepub.com/content/23/6/582.abstract

Kross, E., Verduyn, P., Demiralp, E., Park, J., Lee, D., Lin, N., Shablack, H., Jonides, J. e Ybarra, O.  (2013). Facebook Use Predicts Declines in Subjective Well-Being in Young Adults. PLoS ONE 8(8): e69841. doi:10.1371/journal.pone.0069841

Tamir, D. y Mitchell, J. (2012). Disclosing information about the self is intrinsically rewarding. Department of Psychology, Harvard University, Cambridge, MA 02138. Recuperado de: http://www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1202129109

 

Otras fuentes de información:

The Huffington Post (2014). ‘Selfie Addiction’ Is No Laughing Matter, Psychiatrists Say (VIDEO). Recuperado de: http://www.huffingtonpost.com/2014/03/25/selfie-addiction-mental-illness_n_5022090.html

Stein, E. (2014). Is Social Media Dependence A Mental Health Issue?. Recuperado de: http://www.huffingtonpost.com/2014/05/07/social-media-mental-health_n_5268108.html

 

Anuncios

Autor: SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México "Enciende tu bienestar" www.sepimex.com.mx

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s