Gente feliz, gente activa.

 

Gente Activa, Gente Feliz

 

Como bien es sabido la actividad física, permite al usuario de dicha actividad, liberar en grandes cantidades neurotransmisores, como lo son la serotonina, dopamina y noradrenalina, que son participes en regular  generar estados de ánimo positivos en la persona que realiza actividad física constante.

Lamentablemente nos encontramos en una sociedad (a nivel México), controlada por un sistema donde la realización del deporte se encuentra dividida inclusive por estratos sociales. Donde existe deporte para ricos, pobres, ignorantes, etc. Generando en la población que la implementación y realización del deporte se pueda ver obstaculizada por la misma cuna en la que nacemos.

Así mismo el contenido que se muestra en la televisión abierta de nuestro país, maneja contenidos deprimentes (telenovelas, mini series, caricaturas), donde el televidente al estar retraído en un sillón, genera, libera y recapta menor cantidad neurotransmisores en la zona hipotalámica. Por lo que el individuo que se mantiene inactivo y lo conjunta con programas televisivos donde el contenido es depresivo, condicionara, enseñara y mantendrá en su organismo la liberación de menores cantidades neurotransmisores, conocido esto como “AprendizaImagenje diabólico” donde se habitúa al organismo a realizar funciones orgánicas de manera errónea.

Estos neurotransmisores pueden aumentar o disminuir la ingestión de alimentos, y muchos tienen especificidad para macronutientes. De ellos uno de los más estudiados es la serotonina. Los receptores de la serotonina modulan tanto la cantidad de alimento como la selección de los macronutrientes. La estimulación de estos en el hipotálamo reduce la ingestión en general y de las grasas en particular, con poco efecto sobre carbohidratos y proteínas, generando de igual manera estados anímicos positivos en el individuo. (Rodriguez, 2003)

Si el individuo mantiene una buena alimentación y  realiza actividad física continua, prolongara y condicionara a su organismo a segregar mayor cantidad de serotonina, por lo que es probable que estas conductas se mantengan prolongadamente, generando estados de ánimo positivos en el individuo y manteniendo una salud óptima.Imagen

Por lo que si un individuo se mantiene sedentario, es muy probable que comience la ingesta de alimentos nocivos a la salud en altas cantidades. El aumento del consumo de grasas sa
turadas y de carbohidratos, la disminución de la ingestión de frutas, vegetales y pescado, así como de la actividad física, que se expresa desde la ausencia de esta actividad programada hasta el incremento del tiempo dedicado a actividades con notable base sedentaria, como ver la televisión o trabajar en la computadora, son las c
ausas más importantes en el desarrollo de este problema de salud mundial. (Rodríguez, 2003)

Álvarez, Rodríguez-Blanco, Quesada y López (2003) realizaron un estudio de casos y controles en pacientes con enfermedad cerebrovascular hipertensiva, para identificar los factores de riesgos relacionados con la aparición de la enfermedad, siendo el sedentarismo uno de los indicadores más altos y relacionados directamente con la enfermedad cerebrovascular.

De los factores premórbidos, el sedentarismo elevó en más de 8 veces el riesgo de ocurrencia de la enfermedad

Sin embargo, estas medidas deben de ser prevención y accionar social, tratando de hacer ver que  la sociedad no dejar de lado la activación física y la alimentación ya que es una forma muy sencilla y eficaz de generar en nosotros mismos estados de ánimo positivos, manteniéndonos sanos a nivel físico, psicológico y neurológico.

Con esto se busca generar en el lector, que si no puede alimentarse de forma sana, se mantenga activo, si no puede mantenerse activo, se alimente de forma sana. Debido a que ambas producirán en el estados de ánimo muy positivos y lo impulsaran a realizar sus actividades diarias con el mejor ánimo, generando así una población mexicana más activa, positiva y feliz, todo a través de la realización de pequeñas modificaciones conductuales en su vida diaria, que traerán beneficios a nivel neurológico en su ser y en su actuar y andar cotidiano.

 

 

Imagen

 

Elaborado por:

García Romero Carlos Omar

Neuropsicologo

carlos@sepimex.com.mx

 

Referencias:

Rodríguez Scull, L. E. (2003). Obesidad: fisiología, etiopatogenia y fisiopatología. Revista Cubana de Endocrinología, 14(2), 0-0.

 

 Álvarez-Aliaga, A., Rodríguez-Blanco, L. H., Quesada-Vázquez, A. J., & López Costa, C. (2006). Factores de riesgo de la enfermedad cerebrovascular aguda hipertensiva. Revista Cubana de Medicina, 45(4), 0-0.

EL PAPEL DEL AMOR EN LAS RELACIONES DE PAREJA

EL PAPEL DEL AMOR EN LAS RELACIONES DE PAREJA

 

“Amar sin apegos es amar sin miedos. El amor es la operación por la cual nos adaptamos al otro, sin dejar de ser uno mismo. Podemos sujetarnos despacio y tiernamente, como quien no quiere lastimar ni lastimarse. Es una unión maravillosa de dos que parecen uno.”

Walter Riso

Vivir la experiencia de tener una relación de pareja, puede convertirse en algo sumamente emocionante ya sea positiva o negativamente. Desde tiempos muy antiguos se ha ligado directamente el concepto de “amor” a esta condición de “pareja” explicando la naturaleza del deseo que experimentan las personas por estar unidas simbólicamente a alguien más.

Pero para comprender el tema más a fondo, comenzaré planteando la pregunta fundamental: ¿Qué es el amor?

Definir el amor, implica abordar el tema desde la misma naturaleza biológica de los seres humanos, considerar el aspecto psicológico y tener presente en todo momento su relevancia cultural.

Así por ejemplo, algunos autores como Fisher, Aron, Mashek, et al. (2002), refieren que el amor es un proceso netamente biológico mediado por estructuras cerebrales, que no representa una característica exclusivamente humana y que además está relacionado con el deseo sexual (apareamiento), romanticismo (la reproducción) y el apego (la crianza), siendo un proceso determinado por nuestras funciones sistémicas. Los tres procesos mediados por neurotransmisores específicos: en el deseo sexual, los estrógenos y andrógenos; en el romanticismo, el aumento de dopamina y norepinefrina y la disminución de la serotonina; y finalmente en el apego actúan la oxitócina y la vasopresina.

colorbrain

Por otro lado, desde la propuesta de autores como Sangrador (1993), se dice que el amor no se refiere a un valor material, observable, sino a una realidad inferida, un constructo psicológico, que se genera a partir de procesos internos que no siempre presentan manifestaciones externas (alguien puede estar enamorado y no presentar algún síntoma comportamental que pueda ser observado por otros).

Se habla por un lado de amor y atracción al mismo tiempo, aunque algunos autores refieren que el amor es la intensificación de la atracción y por otro lado se plantea el amor como una actitud, como una emoción y/o como una conducta haciendo un contraste entre lo que es controlable (una actitud) y lo que parece más incontrolable (una emoción). Generalmente quienes entienden el amor como atracción terminan refiriéndolo al termino actitud, en donde “la atracción es una actitud positiva hacia otra persona”; en cuanto a la conceptualización del amor como emoción, se considera que es la que mejor se adecua por la delicadeza atribuida al fenómeno amoroso; finalmente el amor entendido como comportamiento supone una reducción del concepto a meros comportamientos (cuidar del otro, atender sus necesidades, brindarle tiempo, etc.)

 couple

Y finalmente es importante considerar el aspecto cultural, ya que la importancia del amor en nuestra sociedad se fundamenta en las creencias que se adquieren a lo largo de nuestra vida, por la educación, convivencia social, religión, etc.

De aquí la importancia de que el amor esté profundamente ligado a la relación de pareja, pues desde el punto de vista cultural al que pertenecemos, el soporte de una de las principales instituciones sociales “la familia” se fundamenta en este amor romántico, que además está condicionado a mantenerse en el tiempo y a no tener fallas (si fallara, llevará a las personas al desengaño y la frustración), para que de esta manera quienes participan en esta relación, tengan un desarrollo pleno y satisfactorio. Llevando a cada persona a generar diferentes expectativas dentro de esta y aun antes de estar inmersos en ella, expectativas que en muchas ocasiones son fundamentadas en el modelo amoroso cinematográfico o literario, en el que generalmente se concluye con un “felices para siempre”. Es entonces que la relación de pareja está compuesta por un conjunto de factores, que abarcan toda la naturaleza humana y en donde el amor, es solo un elemento, que a pesar de ser muy importante no es lo único que permite que una relación de pareja funcione.

rings

La psicóloga Sanpedro (2005), añade a esto que el ideal romántico constituido culturalmente le ofrece al individuo un modelo de conducta amorosa basado en aspectos psicológicos y sociales; a lo largo de la socialización se aprende directa o indirectamente lo que implica enamorarse, a lo que se asocian además, determinados sentimientos o emociones, en ocasiones el individuo es instruido en quien y quien no, o en cómo y cuándo hacerlo. Culturalmente se han creado también algunos prototipos como el amor a primera vista, el sacrificio por el otro, expectativas fantásticas, como la de encontrar a alguien perfecto “el hombre o mujer ideal”, vivir en una unión indisoluble en la que no puede vivir una persona sin la otra.

Pero además de estos prototipos ideales, existe algo indispensable que no se ha considerado; el hecho de que además, culturalmente también somos educados de manera diferente de acuerdo al género, clase social o estilos de crianza. Por ejemplo, las mujeres, aunque los tiempos han cambiado, en muchos casos siguen pensando que al formar una pareja debe entregarse plenamente a la relación, renunciar a sus propias expectativas individuales, amar al hombre por sobre el propio amor que se tienen a sí mismas y los hombres por el contrario, desde pequeños reciben instrucción de que deben superarse, conseguir un buen empleo del que puedan obtener una remuneración considerable para que cuando quieran formar una familia sean sustento de su hogar, se les enseña que amarán a la mujer ideal, aquella que sea capaz de dejar todo para complacerle, que le acompañe y sea buena esposa y madre de sus hijos.

Y entonces al unirse en una relación de pareja, sin tomar en cuenta estas diferencias, en muchos casos por seguir un prototipo social renuncian a su individualidad y terminan inmersos en una relación que lejos de ser satisfactoria, se convierte en algo negativo.

Es importante tomar en cuenta que al tener una pareja, te estas relacionando con alguien muy diferente a ti, que tiene sus propios gustos, intereses y objetivos, que bien pueden coincidir con los tuyos o no, pero que debes considerar como parte de esa persona y preguntarte si estas a gusto o no en esa relación, antes de continuar y encontrarte unido a alguien que no es como tu deseas, porque es simplemente como él o ella desea ser. El tener una pareja no debe ser un motivo para que tú decidas por esa persona o para que esa persona decida por ti, es importante tratar de no perderse en el cumplimiento de las expectativas de otro.

En SEPIMEX brindamos terapia de pareja a personas que necesitan ayuda profesional para seguir adelante con su relación, o bien contamos con especialistas que pueden ayudarte en caso de haber estado inmerso en una relación que ha terminado, pero dejó alguna pérdida en tu vida. Acércate a nosotros y recibirás orientación y atención especializada.

 

Elaborado por:

Mtra. en Psic. Azucena Santander Ramírez

Terapeuta Cognitivo Conductual

azucena@sepimex.com.mx

 

REFERENCIAS

 

Fisher, H., Aron, A., Mashek, D., Li, H. y Brown, L. (2002). Defining the brain system of lust romantic atracction and attachment. Archives of sexual behavior, 31;5: 413-419.

Sangrador, J. (1993). Consideraciones psicosociales sobre el amor romántico. Psicothema, 1993, vol. 5, suplemento, pp. 181-196.

Sanpedro, P. (2005). El mito del amor y sus consecuencias en los vínculos de pareja. Disenso, 2005.

 

 

 

USO Y ABUSO DE LAS REDES SOCIALES

USO Y ABUSO DE LAS REDES SOCIALES

 

¿Por qué esta magnífica tecnología científica, que ahorra trabajo y nos hace la vida más fácil nos aporta tan poca felicidad? La respuesta es esta: simplemente, porque aún no hemos aprendido a usarla acertadamente.

Albert Einstein

El mundo del siglo XXI se ha caracterizado por un desarrollo tecnológico impresionante.

Ejemplo de ello, es la creación y el aumento de las redes sociales en todo el mundo. Antes solo conocíamos Hi5, o Myspace, sin embargo hoy en día las opciones en cuanto a redes sociales son infinitas: Facebook, Twitter, Instagram, Linkedin, Tumblr, Skype, Tango, Vine, etc.

Y es que las sociedades han adoptado a las redes sociales como una parte importante de sus vidas, puesto que tienen diversos fines, desde el desarrollo profesional, hasta el desarrollo personal. En este tipo de espacios uno puede compartir un sinfín de actividades, desde frases, pensamientos, poemas, hasta actividades recreativas con los amigos, familia y sucesos importantes en el trabajo.

conversacion

Sin embargo el éxito de las redes sociales radica en el alcance y el impacto que tienen puesto que nos permite contactar con gente de muchas partes del mundo, ampliar nuestras redes sociales, e incluso podemos sentirnos “cerca” de personalidades de la farándula, al seguir sus actividades.

redes

No cabe duda que las redes sociales nos generan un sentido de pertenencia a nuestro grupo de amigos, lo que muy bien puede aumentar nuestro bienestar emocional, pero te has puesto a pensar ¿Si el uso de las redes sociales pudiera ser negativo para tu salud mental?

Recientemente se han creado muchos debates interesantes al respecto, en donde se trata de determinar si el uso de las redes sociales pudiera convertirse en una adicción. Esto no es sencillo, ya que un trastorno como una adicción debe cubrir con ciertos criterios diagnósticos, sintomatología y debe contar con suficiente evidencia empírica  para tipificarlo como tal. A continuación te voy a compartir algunos datos interesantes sobre esta polémica.

En un estudio llevado a cabo por Kross, Verduyn, Demiralp, et al. (2013) en la Universidad de Michigan entrevistaron a 81 estudiantes entre 17-21 años, los cuales debían de tener una actividad constante en Facebook durante al menos dos semanas seguidas. Se les aplicó una batería de pruebas psicológicas antes y después de dicho periodo; en los resultados se observó que después de las dos semanas los estudiantes mostraban una insatisfacción con su vida y un malestar emocional. Sin embargo las personas con mayor malestar emocional e insatisfacción, fueron aquellas que obtuvieron puntuaciones más altas en depresión y puntuaciones bajas en autoestima antes de las dos semanas expuestos a Facebook. Aunque no se puede determinar una relación causal, los resultados sugieren que el uso constante de Facebook pudiera generar cierto tipo de deterioro psicológico y más aún en personas que ya tenían ciertos problemas en su vida.

De igual forma en los últimos años, en las redes sociales se han hecho populares las “selfies”. Selfies en español puede ser traducido como auto-foto o autorretrato y se emplea para describir una foto tomada de sí mismo con una cámara o teléfono celular. Si bien es una práctica que prevalece más en los adolescentes, no es única de ellos.

selfie

Hace poco en Gran Bretaña sonó mucho el caso de un chico de 19 años que intentó suicidarse. Lo interesante en este chico era que además de tener un trastorno corporal dismórfico y un trastorno obsesivo compulsivo, era que pasaba gran parte de su día tomando selfies con su celular, lo que supuestamente le producía un malestar ya que era incapaz de dejar de hacerlo y no podía soportar recibir críticas de sus fotos.

Este tipo de casos han abierto la brecha a otros estudios como el que llevó a cabo la Dra. Karry Lager en Los Ángeles, Estados Unidos. En el entrevistó a muchos adolescentes y descubrió que las personas que interactuaban a diario en las redes sociales eran 5 veces más propensas a consumir alcohol, tabaco y marihuana. Esto debido a que su grupo de pares compartía fotos de ellos mismos consumiendo alguna sustancia, lo que volvía el consumo como algo socialmente aceptable y como algo que ellos podrían hacer también (CASAColumbia, 2011).

Otro dato interesante a considerar es un estudio llevado a cabo por Hofmann, Vohs y Baumeister (2012) en la Universidad de Chicago en donde entrevistaron a una población entre 18-55 años, el objetivo era conocer aquellas cosas a las que las personas se podían resistir más fácilmente que a estar en las redes sociales. Los resultados fueron interesantes, pues según ellos es más fácil que las personas se resistan a tomar alcohol, a fumar tabaco, a tener sexo, a tener una conversación cara a cara, a tomar café y a ver pornografía, que a estar en las redes sociales.

Esta investigación nos muestra el poder y la influencia que tienen las redes sociales en nuestras vidas, pero sobre todo el grado de importancia que le hemos otorgado, ya que ocupa un lugar más importante incluso que 3 de las sustancias más adictivas en todo el mundo.

Sin embargo estos estudios aun no responden a la interrogante de que es lo que nos mantiene cerca de las redes sociales y nos hace incapaces de alejarnos de ellas.

La Universidad de Harvard al parecer ha encontrado la respuesta. En un estudio llevado a cabo por Tamir y Mitchell (2012) con población universitaria descubrieron que el hecho de compartir algo personal con todo el mundo, el recibir un “like”, o un comentario en algún tipo de publicación nos genera una retroalimentación, lo que a su vez se convierte en una recompensa biológica. Para saber esto se analizaron las áreas del cerebro que se activaban mientras una persona estaba en redes sociales y el área del cerebro que más se activó fue el núcleo accumbens, en donde además se incrementaron significativamente los niveles de dopamina en el cerebro. Cabe recordar que el núcleo accumbens es de igual forma el área más activa en un adicto a la cocaína o a la heroína, por lo que los científicos creen haber encontrado la asociación más fuerte entre las redes sociales y su posible adicción.

 brain2

Asimismo en otros estudios se ha encontrado que existen personas que experimentan síntomas similares a los de un adicto cuando no están en contacto con las redes sociales, tales como ansiedad, irritabilidad, tolerancia y deterioro social (CASAColumbia, 2011).

El camino aun es largo para determinar si existe o no una adicción a las redes sociales, ya que como se ha visto este problema pudiera ser tan solo la punta del iceberg, el cual pudiera estar disfrazando otras patologías previamente existentes.

No cabe duda que las redes sociales tienen muchos aspectos positivos, tales como el incremento de la autoestima, el desarrollo de habilidades sociales y el incremento del bienestar emocional, además de contar con la ventaja de encontrar viejos amigos de la escuela o estar en contacto con familiares que están lejos de nosotros. A pesar de ello debemos estar conscientes que como todo en la vida cuando se hace en exceso puede perjudicarnos gravemente.

Con esta información que acabo de compartirte, me gustaría invitarte a hacer una reflexión personal sobre tu uso en redes sociales. Si experimentas ansiedad por no poder revisar tus notificaciones, si pasas demasiado tiempo en redes sociales y esto afecta tu trabajo, o tu relación de pareja, si sientes algún tipo de malestar emocional por no tener “suficientes likes”, si eres incapaz de mantener una conversación con otra persona cara a cara, o de expresar tus opiniones fuera de línea, si has llegado a experimentar una incapacidad para controlar el tiempo que ocupas en redes sociales, tal vez tengas ya un problema y no te has dado cuenta de ello.

Si necesitas ayuda acércate a nosotros, en SEPIMEX sabemos cómo podemos ayudarte, o si conoces a alguien que necesite ayuda comparte esta información.

Gracias!

Elaborado por:

José Ángel Castillo Martínez

Psicólogo Clínico y de la Salud

joseangel@sepimex.com.mx

Referencias:

CASAColumbia, (2011). 2011 National teen survey finds: teens regularly using social networking sites likelier to smoke, drink, use drugs. WASHINGTON, D.C., AUGUST 24, 2011. Recuperado de: http://www.casacolumbia.org/newsroom/press-releases/2011-national-teen-survey-finds

Hofmann, W., Vohs, K. y Baumeister, R. (2012). What People Desire, Feel Conflicted About, and Try to Resist in Everyday Life. Psychological Science. Recuperado de: http://pss.sagepub.com/content/23/6/582.abstract

Kross, E., Verduyn, P., Demiralp, E., Park, J., Lee, D., Lin, N., Shablack, H., Jonides, J. e Ybarra, O.  (2013). Facebook Use Predicts Declines in Subjective Well-Being in Young Adults. PLoS ONE 8(8): e69841. doi:10.1371/journal.pone.0069841

Tamir, D. y Mitchell, J. (2012). Disclosing information about the self is intrinsically rewarding. Department of Psychology, Harvard University, Cambridge, MA 02138. Recuperado de: http://www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1202129109

 

Otras fuentes de información:

The Huffington Post (2014). ‘Selfie Addiction’ Is No Laughing Matter, Psychiatrists Say (VIDEO). Recuperado de: http://www.huffingtonpost.com/2014/03/25/selfie-addiction-mental-illness_n_5022090.html

Stein, E. (2014). Is Social Media Dependence A Mental Health Issue?. Recuperado de: http://www.huffingtonpost.com/2014/05/07/social-media-mental-health_n_5268108.html

 

L@S NIÑ@S EN LA RED: ¿EXISTE UNA NAVEGACIÓN SEGURA?

L@S NIÑ@S EN LA RED: ¿EXISTE UNA NAVEGACIÓN SEGURA?

Imagen

El internet, es visto mundialmente como una herramienta básica de comunicación; incluso se ha llegado a pensar por algunas personas que podría ser considerado derecho universal. Lo que es claro y se ha comprobado a través del tiempo, es que es una fuente de aprendizaje y conocimiento muy importante y que ha causado gran impacto en las nuevas generaciones.

A pesar de las grandes ventajas en su uso, es imprescindible tomar en cuenta, los riesgos y desventajas, que principalmente impacta en las niñas y niños de todo el mundo. Para los niños y niñas el internet se ha convertido en una ventana para descubrir el mundo; un juego animado y muy bien ilustrado, un libro y un maestro, un acompañante, incluso un amigo.

Imagen

¿Es el Internet un entorno seguro?

El que el Internet sea la herramienta más utilizada de comunicación en el mundo, no significa que sea segura; no importa que por más programas de computadora, antivirus, bloqueo, actualización supermoderna etc. que instalemos prometa ser 100% segura para las niñas y los niños al momento de navegar. Debemos de reconocer que estos programas de computadora son una gran ayuda, y sobre todo si los padres o madres son conocedores del tema y  poseen los conocimientos que les permita crear este escudo de protección, sin embargo, muchas veces no suele ser así.

La verdad es que los padres y madres de hoy necesitan saber que los niños y niñas deben ser supervisados y acompañados en el uso del Internet así como conocer los peligros reales y potenciales a los que están expuestos. Para ello, los cuidadores primarios (padre, madre abuel@s) deberán ser los primeros en levantar la mano y participar de este aprendizaje.

¿Cuáles son los riesgos para los niñ@s y jóvenes?

Niñ@s y jóvenes se enfrentan diariamente a una amplia gama de riesgos cuando navegan en internet. Es importante asegurarse y enseñarles que deben hacer para reconocer y actuar frente estos peligros, entre los que se encuentran principalmente:

  1. Una exposición a contenidos e imágenes inadecuadas (contenido sexual y/o violento incluso de manera inadvertida).
  2. Solicitud de amistad por parte de desconocidos en redes sociales, salas de chat o correo electrónico.
  3. Acoso u hostigamiento en línea (sexual y/o violento: ciberbullying).
  4. Publicación inadecuada de información personal (números de cuentas, uso de tarjetas de crédito, fotografías y/o video).
  5. Exposición a publicidad excesiva (que generan una tentación a probar ciertos productos dañinos tanto física como psicológicamente como son música, videojuegos, videos etc.)

Imagen

¿Porqué los niñ@s y jóvenes son vulnerables ante el Internet?

Los niños y niñas, y en especial los adolescentes (grupo de edad con más uso de la red) cuentan con una capacidad limitada para evaluar riesgos y tomar decisiones acerca del contenido que deben o no explorar, lo que los convierte en vulnerables.

La mayoría acceden a internet desde ubicaciones distintas, no seguras o supervisadas por los cuidadores primarios. Utilizan diferentes dispositivos (celular, tabletas electrónicas, incluso algunos videojuegos ya cuentan con conexión a internet) en donde no pueden instalarse filtros o software para protección.

Es parte importante señalarles y mostrarles las consecuencias del uso descontrolado de la red, ejemplo: no toda la información en internet es verdadera ya que existen personas que mientan acerca de su edad o apariencia física (extorsión, abuso sexual, etc.) hasta evitar un contacto cara a cara con una persona desconocida.

Uno de los mayores factores de riesgos, además de los peligros mismos que hay en el internet, es que las niñas y los niños no tienen supervisión en el momento de navegar. Y para que esto ocurra puede haber infinidad de factores como son: problemas de comunicación en la familia; que el niño o niña pase mucho tiempo solo dando oportunidad a que pase un largo rato frente a la computadora; problemas de autoestima y/o depresión que los orillen a pasar largas horas encerrados en su habitación en el internet; problemas para socializar, lo que los orilla a buscar amigos o “atención”, cariño o comprensión en internet, esto los hace sumamente vulnerables y fácilmente manipulables.

Imagen

¿Qué puedo hacer como padre, madre o cuidador primario?

Antes de comenzar debemos tomar en cuenta que las nuevas generaciones de niñas, niños y jóvenes tienen tácticas para evadir y resistirse a una supervisión y acompañamiento en el uso de la red, además del hecho de que ellos tienen más conocimientos en materia de tecnología.

A menudo ellos suelen confiar en la relación que tienen con adultos y/o compañeros cuyos consejos y opiniones son una influencia importante para el uso del internet. Con el tiempo y mientras crecen, sus amigos se convertirán en los influenciadores más importantes.

El primer paso para un padre, madre o cuidador primario es: abrir una línea de comunicación y confianza con tu hijo para convertirte en un influenciador, lo que nos lleva a segundo paso: ser un “conocedor del medio” por lo que deberás aprender algo de computadoras e internet, comenzar a utilizar el lenguaje cibernauta y mantenerte actualizado.

Imagen

Enséñales a:

Imagen

  • Pensar antes de pulsar, principalmente con los más pequeños; saber seleccionar la página a visitar e identificar la seguras o permitidas.
  • No dar información personal que los identifique a otra persona o “sitio” en el Internet o  conocer en persona a alguien a quien conoció en línea. Hablarles acerca de las consecuencias de hacerlo.
  • Como comportarse en línea también significa promover y marcar los límites y reglas de casa ahora en internet:

o   Lenguaje: significa que no por el hecho de que la relación social sea “virtual” nos olvidemos de valores esenciales tales como: respeto (lenguaje en salas de chat, etc.)

o   Tiempo de uso y espacio: aunque el tiempo pase rápido en internet existen reglas de tiempo y espacio para conectarse (30 minutos a 1 hora). Establece un espacio y momento específico de acceso a internet  sin interrumpir las rutinas establecidas (hora de comer, jugar o solo conversar).

Imagen

  • Que hacer cuando se topen con contenido inadecuado, identificar el contenido  y marcar una ruta de acción y cierre de ventanas.
  • Discutir acerca de las actividades en línea, cuáles son las redes sociales del momento y aprender juntos a utilizarlas o crear nuevas cuentas, respetando siempre los límites de edad para su uso.  Un niño en edad escolar (6 a 13 años) no necesita facebook o twitter para socializar, primero debe saber como hacerlo; no contribuyas a enseñarle a construir y fomentar una mentira acerca de su edad.
  • Mantener una comunicación constante con ell@s, conocer a sus amig@s e indagar si se les conoce personalmente o se conocieron por la red (recordar consecuencias y riesgos)
  • Si los niños, niñas o jóvenes ya han sido víctimas de algún depredador en línea, explicarle y brindarle la confianza de expresarlo recordándole que no habrá problema si lo comunican a la familia
  • Explica la importancia de crear un alias para entrar a salas de chat oImagen juegos, con el fin de proteger su información confidencial. La diversión no tiene porque prohibirse si puede ser segura.
  • Identifica páginas adecuadas a su edad, o si tienen contenido educativo para proporcionarle alternativas de exploración en la red. No todo en la red es malo.
  • Si descubres que ha visto contenido “prohibido” o no permitido, no le regañes esto hará que pierda la confianza en ti. Habla con él, ella y explica porque no debe verlo dándole otras alternativas.


Resumen y Tips

Recuerda que no existe mejor programa de computadora o control que un padre que supervise la actividad de tu hij@ en la red.

El internet NO es malo. Aprender a utilizarlo es una forma de adaptarse a las situaciones nuevas, a lo que sucede en la sociedad actual, enséñale a tus hij@s una nueva forma de independencia y control sobre sus propios actos. Recuerda mismas reglas y  límites, solo que ahora on line.

La comunicación y la confianza siempre será tu mejor aliado, a demás del conocimiento de la red, involúcrate en que es lo que ven y aprenden tus hij@s. No le tengas miedo a la computadora, te aseguramos que no muerde.

Imagen

Elaborado por:

Lic. Berenice Candia

Psicología Infantil Cognitivo Conductual

berenice@sepimex.com.mx

 

Referencias:

  • García-Piña, C. (2008). Riesgos del uso de internet por niños y adolescentes. Estrategias de seguridad. (Spanish). Acta Pediatrica De Mexico, 29(5), 273-279.
  • http://www.internetsociety.org
  • Los riesgos para los niños que usan Internet. (Spanish). (2001).Chasqui (13901079), (76), 48-51

Mindfulness para el bienestar y la salud.

¿Por qué es importante poner atención?

La facultad de dirigir deliberadamente nuestra atención errante, una y otra vez, constituye el fundamento mismo del juicio,

el carácter y la voluntad.

Nadie puede  ser dueño de sí mismo si carece de ella.

Pero obviamente, es más sencillo definir ese ideal que proporcionar las instrucciones prácticas necesarias para desarrollarla.

WILLIAM JAMES

Principios de Psicología, (1890).

 

Son muchas las recomendaciones que, basándose en las enseñanzas del Buda, han elaborado a lo  largo de milenios, los practicantes budistas hasta el punto de acabar convirtiendo la práctica de la atención en un arte.

Imagen

Prestar atención es algo que hacemos de forma tan selectiva y fortuita que no nos damos cuenta de lo que se halla frente a nosotros mismos, ni escuchamos los sonidos que con toda seguridad nos transmite el aire, y lo mismo sucede sin advertirlo si quiera con el resto de los sentidos.

Es muy habitual comer sin saborear la comida y también es muy frecuente que no nos percatemos del olor de la tierra húmeda después de llover y que toquemos a los demás sin darnos cuenta de las sensaciones que ese contacto nos transmite. No es de extrañar que nos refiramos a todos esos ejemplos manifiestos de no registrar lo que estamos sintiendo como ejemplos claros de estar “desconectados”, independientemente de que impliquen, la vista, el oído o cualquier otro sentido.

Imagen

Ésta es una metáfora táctil con la que nos referimos globalmente a todos los sentidos porque de hecho el mundo “nos toca” literalmente de mil modos distintos a través de los ojos, los oídos, la nariz, la lengua, el cuerpo y la mente.

Pero a pesar de todo ello, nos hemos especializado en permanecer desconectados la mayor parte del tiempo y en ignorar incluso que estamos desconectados.

Si examinamos este fenómeno echando, de vez en cuando un vistazo a nuestra vida interna y externa, no tardaremos en darnos cuenta que nos pasamos la vida desconectados de nuestras sensaciones, percepciones, impulsos, emociones, e incluso de nuestros cuerpos. Y ello parece deberse a que nos hallamos continuamente sumidos en las preocupaciones, perdidos en la mente, abstraídos en nuestros pensamientos, obsesionados por el pasado, el futuro, absortos en nuestros planes, deseos, a expensa de nuestras expectativas, miedos y deseos, por más inconsciente y automático que parezca. Es por ello que acabamos desconectados del presente, el único instante al que podemos acceder.

            Y ciertamente en ocasiones también estamos igualmente desconectados del mundo “externo”, del efecto que provocamos en los demás, de lo que les preocupa o les interesa a los demás. El  único modo de restablecer el contacto pasa por los sentidos, esa es la única ventana que nos permite acceder al paisaje interno del ser y de lo que llamamos “mundo”.

            La mayor parte de lo que sabemos, lo sabemos de un modo no conceptual, puesto que el pensamiento y la memoria llegan un poco más tarde, “pisando los talones” al momento inicial del contacto sensorial. El pensamiento y la memoria pueden deformar fácilmente de mil formas diferentes nuestra experiencia original. En cierto sentido lo conceptual ocupa su lugar, pero, con mucha frecuencia, da forma a las sensaciones desnudas que los sentidos nos proporcionan. La percepción pura es inmediata, elemental y vital, y en ocasiones creativa, imaginativa y reveladora. Por eso resulta tan revitalizante permanecer conscientes a la información que nos brindan los sentidos.

Imagen

Es importante subrayar por lo tanto la importancia de la aplicación de la atención en los ámbitos de la salud y el bienestar. Como lo subraya el psicólogo Gary Schartz, consideremos los efectos que implica la desatención a los datos que continuamente nos proporciona nuestro cuerpo y nuestra mente. Creemos que si estamos sanos, podemos dejar pasar nuestra atención durante largos períodos de tiempo, pero lo cierto es que no podremos cuidar adecuadamente nuestro cuerpo y nuestra mente si ignoramos los signos y síntomas que aunque sean sutiles puedan presentarse. Tal desatención o desconexión con nosotros mismos puede acabar conduciendo  a una atrofia o una obstrucción de los procesos dinámicos necesarios para la conservación de la salud.

            Por ello podemos decir que la atención, más en particular la atención sabia (no la hipocondría o la preocupación neurótica por uno mismo), restablece y fortalece la conexión, esta conexión conduce a su vez a una mayor regulación y a un estado de orden dinámico, estado distintivo de un proceso de salud opuesto al de enfermedad. Pero para ello debemos mantener y alimentar deliberadamente la atención.

Imagen

La práctica de la atención nos enseña a escuchar nuestro propio cuerpo a través de todas las ventanas sensoriales y a atender el flujo de nuestros pensamientos y sentimientos, iniciando así el proceso de restablecimiento y fortalecimiento de la conexión con nuestro propio paisaje interno. Esta atención alienta una familiaridad y una intimidad con el despliegue de nuestra vida en los niveles de lo que llamamos cuerpo y lo que llamamos mente que alienta y profundiza el bienestar con lo que, instante tras instante, la vida nos depara. Entonces es cuando nos alejamos del malestar y la enfermedad y nos aproximamos al bienestar y la armonía y también a la salud.

 

En Centro Sepimex, podemos compartirte estrategias para cultivar tu atención y consciencia al momento presente. Acércate a nosotros.

 

Lectura recomendada:

Kabar-Zinn, J. (2005). La práctica de la atención Plena. Barcelona: Kairos.

 

Posted by: Mtra. Psic. Joselyn Olvera Ruvalcaba

Contacto: joselyn@sepimex.com.mx

                   www.sepimex.com.mx

                   56-89-14-19.