La importancia de la empatía en la satisfacción con mi pareja

Empatía

La empatía se refiera a las reacciones de un individuo ante las experiencias de otro, que puede ser de tipo emocional (afectos/emociones) o cognoscitiva (pensamientos).

La dimensión cognoscitiva implica únicamente el conocimiento intelectual del estado emocional de otra persona sin que necesariamente exista una respuesta de tipo afectivo; es decir, a la capacidad de poder asumir el punto de vista del otro.

ImageLa dimensión afectiva implica la existencia de una emoción como consecuencia de la percepción del estado de otra persona; es decir, uno NO sólo se da cuenta, sino que además siente una emoción debido a lo que le sucede al otro.

Estas emociones se han estudiado por separado pero se encuentran altamente relacionadas. Las dos se manifiestan en su parte conductual (lo cual se vincula con la conducta prosocial). Es decir, llevamos a cabo acciones o conductas con base en lo que pensamos y sentimos ante las experiencias de otra persona.

 

 

Satisfacción en la relación de pareja                                                                                                                    

Las relaciones interpersonales son relaciones que incluyen cualquier asociación característica entre dos o más personas que implique cierta interacción y que puede tener diversos fines, ya sea solo un encuentro casual, amistad, noviazgo o matrimonio. En este caso la relación de pareja puede ser un noviazgo o matrimonio; en donde el amor presenta diversas características, tales como altruismo, intimidad, admiración, respeto, confianza, aceptación, unidad, exclusividad, etc. Pero un aspecto importante del amor en la relación de pareja es la satisfacción en la misma y una variable que impacta en la satisfacción, es la empatía.

Image

La empatía es un elemento para establecer cualquier tipo de relación interpersonal, un ejemplo de ello puede ser la relación de pareja: en este sentido la capacidad de entender cognoscitiva y afectivamente o bien,  entender el punto de vista de la pareja juega un papel importante dentro de la relación amorosa; ya que permite comprender y responder a sus necesidades.

Punto de vista de mujeres y hombres

Es importante identificar y conocer los elementos que promueven la satisfacción en la relación de pareja y su relación con la empatía. De igual forma, conocer si existen diferencias entre hombres y mujeres dentro de la relación de pareja ya que eso nos ayudará a entender y/o mejorar nuestras relaciones de pareja.

En cuanto a las mujeres tienden a ser más compasivas hacia los sentimientos de los demás y sufren mayores niveles de tensión o ansiedad provocada por el sufrimiento de otro en comparación con los hombres. Esto indica que las mujeres ponen más atención a sus relaciones personales y tienen la habilidad de reconocer el lenguaje no verbal que les permite entender y sentir como la otra persona; es decir, ponerse en los zapatos del otro.

Para alcanzar la satisfacción en la relación de pareja en el caso de las mujeres habrá que promover elementos como:

  • la confianzaImage
  • cercanía
  • afecto
  • compatibilidad
  • amistad
  • intimidad
  • comunicaciónImage
  • pasión
  • altruismo
  • atracción
  • generosidad
  • planeación
  • goce sexual
  • incondicionalidad

Los hombres son capaces de percibir las emociones de la pareja, comprender su punto de vista y responden afectiva o conductualmente a las necesidades de la pareja siempre que estos se encuentren satisfechos con la relación; es decir, los hombres satisfechos con la relación son:Image

  • más positivos en sus interacciones con la pareja
  • expresan mas acuerdo
  • expresan más aprobación
  • presentan más entendimiento
  • tienen más cuidado hacia su pareja
  • presentan más empatía hacia su pareja

 

La empatía en los hombres, es un elemento importante para la satisfacción en la relación de pareja; lo que muestra que el conmoverse y entender los sentimientos y emociones también es relevante para ellos. Siempre y cuando se sientan satisfechos en la relación de pareja.

ImageConociendo lo anterior se puede entender el comportamiento de mujeres y hombres dentro de una relación de pareja. Identificando ciertos componentes podremos comprender las diferencias cognoscitivas y emocionales de la pareja para llevar a cabo conductas en beneficio de la relación.

En SEPIMEX existen especialistas en terapia de pareja que apoyan a los miembros de la pareja en el conocimiento e identificación de ciertos pensamientos y emociones que los llevan a tener situaciones problemáticas. De igual forma se les enseñan y practican las diversas habilidades de comunicación y solución de conflictos para mejorar y presentar mayor satisfacción dentro de la relación.

Elaborado por:

Dra. Areli Reséndiz Rodríguez

Terapeuta cognitivo – conductual

areli@sepimex.com.mx

56891419

Referencias:

  • Aguilar, J. (2008). El efecto de la empatía y los estilos de amor sobre la conducta sexual y la satisfacción en parejas. Tesis no publicada. Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM.
  • Diaz – Loving, R. González, M., Andrade, P., La Rosa, J & Nina, R. (1985). Empatía: Antecedentes históricos, y su relación con conductas prosociales y antisociales. Revista de Psicología Social y Personalidad, 6, 1 y 2.
  • Díaz – Loving, R., Andrade, P. & Nadelsticher, A. (1986). Desarrollo de la Escala Multidimensional de Empatía (EASE). Revista de Psicología Social y Personalidad, 2(1), 3 – 11.
  • Hákansson, J & Montgomery, H. (2003). Empathy as an interpersonal phenomenon. Journal of Social and Personal Relationships, 20 (3), 267 – 284.

LOS PROBLEMAS DE AUDICIÓN EN LOS NIÑOS

En los primeros años de vida, la audición es un aspecto fundamental para el desarrollo del habla y el lenguaje. Por esta razón, es fundamental controlar y detectar posibles problemas cuanto antes y evitarlos que podría interferir en el desarrollo social, emocional y cognitivo de los niños.

 Imagen           Imagen

¿QUÉ ES UN PROBLEMA DE AUDICIÓN?

Es una alteración en la percepción auditiva, puede ser desde leve, media, severa o profunda. Se caracteriza por dificultades para escuchar.

Su origen  puede ser congénita o adquirida, en algunos casos hereditaria,  afecta aproximadamente entre uno y tres de cada 1000 bebés. Una cantidad de factores puede llevar a la pérdida de audición.

Imagen

 Los problemas de audición afectan el lenguaje, ya que los niños al no escuchar los sonidos de la voz  no se retroalimentan con ella, por tanto no desarrollan adecuadamente su lenguaje.

CAUSAS DE LA PÉRDIDA AUDITIVA

Puede ocurrir la pérdida de audición si un niño:

Imagen

  • Nació de manera prematura.
  • Permaneció en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU).
  • Tuvo complicaciones en el parto.
  • Si la madre tuvo Rubeola durante el embarazo.

Imagen

  • Recibió medicamentos que pueden causar la pérdida de audición (ototóxicos)
  • Tuvo una alta concentración de bilirrubina y necesitó una transfusión.
  • Tiene antecedentes familiares de pérdida de audición infantil.

Imagen

  • Estuvo expuesto a sonidos o ruidos muy fuertes, incluso por un tiempo corto,  o  a una exposición breve a sonidos de impacto repentino.
  • Tuvo infecciones frecuentes en los oídos.
  • Tuvo infecciones, como meningitis o citomegalovirus.
  • Tuvo  malformaciones congénitas en sus oídos.

¿CÓMO DETECTAR UN PROBLEMA DE AUDICIÓN EN MI HIJO?

A continuación se mencionan algunos signos de alerta:

Las conductas que puede presentar un niño con problemas de audición son las siguientes:

  • El recién nacido no se sobresalta o “asusta” ante los ruidos fuertes y repentinos.
  • 1-4 meses: no hace sonidos parecidos a los del habla (prosodia). Curvas melódicas escasas y producciones de baja duración.
  • 3-8 meses: el bebé, al contrario de los niños de su edad, solo hace producciones en frecuencias graves.
  • 5-10 meses: retraso en la aparición del balbuceo con, al menos, una vocal y una consonante.
  • A los 8-12 meses el niño no vuelve la cabeza hacia los sonidos familiares o no balbucea.
  • Aproximadamente 14 meses: No se produce una estructuración del balbuceo, lo que da paso a la estructuración sintáctica más adelante.
  • A los 2 años no entiende órdenes sencillas sin apoyo visual.
  • A los 3 años no localiza la fuente del sonido y no es capaz de repetir frases.
  • A los 4 años no sabe contar lo que le pasa.
  • A los 5 años no puede mantener una conversación sencilla.
  • Dice ‘¿qué?’ con demasiada frecuencia.
  • Su falta de atención es frecuente y le cuesta concentrarse.
  • Pone la música muy alta.
  • Orienta la cabeza hacia la fuente del sonido y mira fijamente a la cara cuando le hablan.
  • No entiende cuando se le habla desde otra habitación.
  • El niño no reacciona a sonidos fuertes o no mira cuando sus familiares le llaman.
  • Se observa un retraso en la adquisición de los fonemas del lenguaje muy notable.
  • Se sienta cerca de la televisión o sube mucho el volumen.
  • Falta de respuesta al nivel ruido conversacional o respuesta inadecuado.
  • Tiene un retraso del lenguaje, limitaciones en el habla, habla deficiente o falta de habla.

ImagenImagen

 Imagen

En general, resulta difícil detectar el trastorno ya que los niños que los sufren aprenden a compensar su falta de audición  al volverse más sensibles a otros tipos de señales informativas a su alrededor, como por ejemplo, los cambios de luz al abrir o cerrar una puerta, las vibraciones del suelo y los movimientos del aire.

Imagen

Además, la pérdida de esta capacidad sensorial suele pasar inadvertida en los primeros meses de vida ya que es asintomática en una fase inicial, previa al lenguaje.

Esto podría acarrear problemas de lenguaje,  comprensión y alterar a largo plazo la integración social.

Imagen

Una detección precoz es muy importante para que el niño pueda “reengancharse” a la adquisición del lenguaje y al desarrollo cognitivo normal.

Si sospechas que tu hijo tiene problemas de audición ponte en contacto con especialistas, ellos te ayudarán.

En centro SEPIMEX contamos con terapeutas capacitados que te pueden asesorar en cómo tratar los problemas de audición de tu hijo, canalizar a los especialistas para una atención adecuada, así como dar posteriormente un tratamiento de rehabilitación para los problemas del lenguaje ocasionados por las pérdidas auditivas.

Elaborado por:

Karen Anaid Retes Cethorth

Terapeuta en Comunicación Humana

(Terapia de lenguaje, audición, aprendizaje, voz  y habla)

Karen@sepimex.com.mx

SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México

Tel: 56891419

Cómo vencer los malos hábitos haciendo uso de mis fortalezas

Las fortalezas son aquellas virtudes que podemos desarrollar, lo cual contribuye a una buena salud mental, las cuales están divididas en 6 categorías:

Imagen

Sabiduría y conocimiento: Fortalezas cognitivas que implican la adquisición y el uso del conocimiento.

 sabiduria2

1. Curiosidad, interés por el mundo: Tener interés por lo que sucede en el mundo, encontrar temas fascinantes, explorar y descubrir nuevas cosas.

2. Amor por el conocimiento y el aprendizaje: Llegar a dominar nuevas materias y conocimientos, tendencia continúa a adquirir nuevos aprendizajes.

3. Juicio, pensamiento crítico, mentalidad abierta: Pensar sobre las cosas y examinar todos sus significados y matices. No sacar conclusiones al azar, sino tras evaluar cada posibilidad. Estar dispuesto a cambiar las propias ideas en base a la evidencia.

4. Ingenio, originalidad, inteligencia práctica: Pensar en nuevos y productivos caminos y formas de hacer las cosas. Incluye la creación artística pero no se limita exclusivamente a ella.

5. Perspectiva: Ser capaz de dar consejos sabios y adecuados a los demás, encontrando caminos no sólo para comprender el mundo sino para ayudar a comprenderlo a los demás.

Coraje: Fortalezas emocionales que implican la consecución de metas ante situaciones de dificultad, externa o interna.

 01coraje_valor

6. Valentía: No dejarse intimidar ante la amenaza, el cambio, la dificultad o el dolor. Ser capaz de defender una postura que uno cree correcta aunque exista una fuerte oposición por parte de los demás, actuar según las propias convicciones aunque eso suponga ser criticado. Incluye la fuerza física pero no se limita a eso.

7. Perseverancia y diligencia: Terminar lo que uno empieza. Persistir en una actividad aunque existan obstáculos. Obtener satisfacción por las tareas emprendidas y que consiguen finalizarse con éxito.

8. Integridad, honestidad, autenticidad: Ir siempre con la verdad por delante, no ser pretencioso y asumir la responsabilidad de los propios sentimientos y acciones emprendidas.

9. Vitalidad y pasión por las cosas: Afrontar la vida con entusiasmo y energía. Hacer las cosas con convicción y dando todo de uno mismo. Vivir la vida como una apasionante aventura, sintiéndose vivo y activo.

Humanidad: Fortalezas interpersonales que implican cuidar y ofrecer amistad y cariño a los demás.

bienestar13

10. Amor, apego, capacidad de amar y ser amado: Tener importantes y valiosas relaciones con otras personas, en particular con aquellas en las que el afecto y el cuidado son mutuos. Sentirse cerca y apegado a otras personas.

11. Simpatía, amabilidad, generosidad: Hacer favores y buenas acciones para los demás, ayudar y cuidar a otras personas.

12. Inteligencia emocional, personal y social: Ser consciente de las emociones y sentimientos tanto de uno mismo como de los demás, saber cómo comportarse en las diferentes situaciones sociales, saber qué cosas son importante para otras personas, tener empatía.

Justicia: Fortalezas cívicas que conllevan una vida en comunidad saludable.

103_0093

13. Ciudadanía, civismo, lealtad, trabajo en equipo: Trabajar bien dentro de un equipo o grupo de personas, ser fiel al grupo y sentirse parte de él.

14. Sentido de la justicia, equidad: Tratar a todas las personas como iguales en consonancia con las nociones de equidad y justicia. No dejar que los sentimientos personales influyan en decisiones sobre los otros, dando a todo el mundo las mismas oportunidades. .

15. Liderazgo: Animar al grupo del que uno es miembro para hacer cosas, así como reforzar las relaciones entre las personas de dicho grupo. Organizar actividades grupales y llevarlas a buen término.

Moderación: Fortalezas que nos protegen contra los excesos.

12638876-la-mujer-hace-que-la-eleccion-de-alimentos-sanos-saludables

16. Capacidad de perdonar, misericordia: Capacidad de perdonar a aquellas personas que han actuado mal, dándoles una segunda oportunidad, no siendo vengativo ni rencoroso.

17. Modestia, humildad: Dejar que sean los demás los que hablen de uno mismo, no buscar ser el centro de atención y no creerse más especial que los demás.

18. Prudencia, discreción, cautela: Ser cauteloso a la hora de tomar decisiones, no asumiendo riesgos innecesarios ni diciendo o haciendo nada de lo que después uno se pueda arrepentir.

19. Auto-control, auto-regulación: Tener capacidad para regular los propios sentimientos y acciones. Tener disciplina y control sobre los impulsos y emociones.

Trascendencia: Fortalezas que forjan conexiones con la inmensidad del universo y proveen de significado la vida.

felicidad

20. Apreciación de la belleza y la excelencia, capacidad de asombro: Saber apreciar la belleza de las cosas, del día a día, o interesarse por aspectos de la vida como la naturaleza, el arte, la ciencia…

21. Gratitud: Ser consciente y agradecer las cosas buenas que a uno le pasan. Saber dar las gracias.

22. Esperanza, optimismo, proyección hacia el futuro: Esperar lo mejor para el futuro y trabajar para conseguirlo. Creer que un buen futuro es algo que está en nuestras manos conseguir.

23. Sentido del humor: Gustar de reír y gastar bromas, sonreír con frecuencia, ver el lado positivo de la vida.

24. Espiritualidad, fe, sentido religioso: Pensar que existe un propósito o un significado universal en las cosas que ocurren en el mundo y en la propia existencia. Creer que existe algo superior que da forma a determina nuestra conducta y nos protege.

Modificando nuestros malos hábitos:

  1. Identifica un mal hábito que desees modificar.
  2. Identifica el pensamiento automático que te conduce al mal hábito así como la debilidad que acompaña al mal hábito.
  3. Identifique el tipo de fortaleza que le ayudaría a vencer el mal hábito y sustituya el pensamiento automático por otro que conduzca a poner en práctica la fortaleza

Al seleccionar un vicio o “hábito”, Considera situaciones en las que por lo general se muestra un comportamiento sin sentido, en la cual se es rápido para reaccionar con enojo o frustración,  o mostramos comportamientos que nos gustaría detener, pero de alguna manera creemos que no se puede.

Tal vez usted ha notado que tiene muchas discusiones con su cónyuge,  numerosas discusiones tensas con un colega, comer en exceso, gritar a sus hijos/as para conseguir que se calmen, o experimenta la ansiedad o estrés cada vez que se dirige al trabajo y es en estas situaciones donde usted puede poner en práctica estos consejos.

 Ejemplo # 1:

images

  • Paso 1: Selecciono “discutir con mi marido constantemente o por casi por cualquier cosa” Hay pequeños desacuerdos o peleas cada día. Durante estos tiempos, el 75% de la conversación discuto.
  • Paso 2: Pienso voy a escuchar atentamente y me centraré en la fortaleza de “Justicia”.
  • Paso 3: Cada día cuando tenemos un desacuerdo,  haré una pausa en el discurso y me centrare en la escucha atenta. Esto significa que se detendré mi tendencia a reaccionar de inmediato a lo que él dice. También significa que cuando mi mente divaga o cuando mi mente se activa, voy a traer a mi atención a escuchar el mensaje más profundo o el “punto clave” de lo que está diciendo. Para utilizar mi fortaleza de “Justicia”, voy a dar prioridad a escuchar en vez de hablar. Me centraré en darle igual o más tiempo para hablar y voy a prestar atención a cualquier injusticia que podría estar experimentando. Ya que por lo general me centro más en lo que “yo merezco” o “yo hago”, voy a dirigirla hacia el exterior para ayudar a mi esposo.

Ejemplo # 2:

hamburguesa

  • Paso 1: Selecciono mi tendencia a comer en exceso y comer alimentos con alto contenido calórico en la noche.
  • Paso 2: Voy a comer conscientemente. Me centraré en la fortaleza “Curiosidad”.
  • Paso 3: Como en exceso por la tarde. Voy a empezar a usar mi fortaleza “curiosidad” antes de mi tiempo de típica merienda cada noche. Dirijo mi curiosidad hacia el interior mediante la exploración de mi experiencia interior. Tengo curiosidad sobre mis sentimientos, nivel de estrés, mi experiencia de los acontecimientos del día, y donde mi mente tiende a divagar. Voy a disfrutar de una merienda estando conscientemente con mis cinco sentidos. Durante la experiencia de saborear, voy a preguntarme sobre lo que estoy comiendo, ¿de dónde vino?, ¿cómo afecta a mi cuerpo?, y ¿cómo me siento?,. Voy a notar cuando mi mente divaga y mantenerme usando mi fortaleza de “curiosidad” y comeré conscientemente.

Cuando practicamos regularmente estos pasos, estamos cultivando una virtud por lo que desarrollaremos nuestras fortalezas y mejoraremos el autocontrol y  nuestra calidad de vida.

PSIC. BENITO ZARAZÚA QUEVEDO
Tel. 56891419
 Móvil 5520799795
benito@sepimex.com.mx
contacto@sepimex.com.mx