Graffiti: desclasificaciones y menciones de una misma esencia

Graffiti: desclasificaciones y menciones de una misma esencia

“La energía está todavía ahí

energía para crear,

energía para ser vista,

energía para ser escuchada”.

Anónimo

En el texto anterior “GRAFFITI UNA ALTERNATIVA DE EXPRESIÓN JUVENIL”, se hablo principalmente del origen y algunas de las causas que tienen los adolescentes para realizar dicha actividad, tratando de dar un bosquejó de esta actividad, como forma de expresión y canalización de emociones, energías y búsqueda de identidad y pertenencia en la cual se viven los jóvenes la cultura contemporánea.

Siguiendo en esta misma dinámica, ahora se abordan las clasificaciones que existen de este fenómeno.

Como ya se menciono el sociólogo francés Jean Braudillard en el 1974, hizo una dicotomía del grafiti, más tarde lo retomaría Jesús Diego, y muchos otros investigadores más, estas fueron que hay 2 tipos de graffiti:

El modelo francés o europeo

El modelo americano o Hip-Hop

Modelo Francés o Europeo

Este modelo responde a un tipo de graffiti donde el componente verbal es mayoritario.  Ya que muchas veces dentro de una frase se puede sintetizar toda un situación política,  una frustración íntima o un deseo insatisfecho. Puede resultar insultante en algunas ocasiones, y anónimo en otras, pero con un gran contenido de posibilidades comunicativas.

Es importante señalar que este tiene su exponente más conocido y emblemático en el ingente corpus de las calles de París y otras partes del mundo, donde se ocasionaron revueltas estudiantiles en 1968. Donde a través de la pinta empiezan a expresarse realidades que quedan fuera de los medios habituales. Por lo que es importante mencionar que este tipo de graffiti era el predominante hasta la irrupción de la moda venida de Nueva York.

Características:

Armando Silva señala en un artículo titulado “la ciudad como comunicación”, que publicara en junio de 1987, la revista Diálogos de la comunicación-: para que una inscripción urbana pueda llamarse pinta o graffiti, debe estar acompañada de las siguientes características:

  • Marginidad: traduce la condición del mensaje de no caber dentro de los circuitos oficiales, por razones ideológicas o simplemente por su manifiesta privacidad.
  • Anonimato: implica un necesaria reserva en autoría.
  • Espontaneidad: alude a una circunstancia psicológica del graffiter@ de aprovechar el momento para elaborar su pinta.

Tipos de Graffiti   Francés o  Europeo:

Para Armando Silva existe una amplia y certera tipología de esta modalidad de graffiti y él los divide de la  siguiente manera:

  • El graffiti político
  • El graffiti definido en la agresión
  • El graffiti definido en la sexualidad
  • El graffiti que exalta los derechos
  • El graffiti definido en su poeticidad
  • El graffiti informativo

Ejemplos:

“2 de octubre no se olvida”.

“Cuando la historia no se puede escribir con tinta.

“Escríbela con la punta de un fusil”.

Modelo Americano.

El modelo americano, es identificado a partir de los famosos graffiti de Nueva York,  se inicia aproximadamente  a finales de los sesentas cuando, un joven de Washington Heisghts llamado Demetrius empezó a escribir su apodo, Taki, y el número de su casa, 183, en las paredes, los autobuses, monumentos públicos y en las estaciones del metro de Manhatan.

Así la odisea inicial de Taki, daría paso a una explosión de formas y colores, que lejos de disminuir a pesar de los esfuerzos policiales, traspasaría fronteras dejando huella en el inventario de las grandes urbes.

Las características más evidentes del graffiti americano, de acuerdo con Joan Garí (1995), son el predominio de los signos icónicos sobre los verbales –sin que estos últimos desaparezcan del todo-; la importancia consiguiente de factores como el color o la audacia figurativa; la influencia de los modelos procedentes de la televisión y el cómic.

Tipos De Graffiti:

Aunque existen cientos de estilos de graffiti, los formatos básicos son seis. Estos se distinguen por su tamaño, complejidad en el diseño o lugar donde se elaboran. A continuación, aparecen los seis tipos de estilo de graffiti.

-Firmas o Tags: Su diseño es simple y sus letra corresponden a las del nombre o seudónimo del autor. La traducción de la palabra inglesa tag es “placa o etiqueta”. Los tagers, tageros, o plaqueros son aquellos individuos que sólo pintan palabras, letras o mensajes. No realizan murales, simplemente se dedican a “rayar” las paredes. El tag es el nombre que adoptan para identificarse y ser conocidos dentro de los círculos de sus compañeros. Son rebeldes que, al parecer, sienten la necesidad de representarse a sí mismos marcando su territorio con un seudónimo. No manejan ningún tipo de regla ortográfica, e incluso llegan a inventar sus propios códigos y tipos de letra.

-Vomitados o Throw-up: Son letras gruesas, simples, incompletamente pintadas en un solo color y contorneadas sin mucha precisión con otro más. Craig Castleman (1987), en su libro Los graffiti, que en el caso de los vomitados nunca se plantea la cuestión del estilo, por lo cual los autores que lo hacen son juzgados por el número de ellos que consiguen pintar.

-Obras o Pieces: (abreviatura del término obra maestra) Nombres que constan de más de cuatro letras y que algunas veces van acompañados por paisajes o imágenes, generalmente lleva al menos dos colores o más.

-Obras de arriba-abajo o Top-to-Bottoms: Se trata de nombres o paisajes que ocupan toda la altura de la pared, más no todo el largo.

-Obras de extremo a extremo o End-to-Ends: De acuerdo con Craig Castleman, se llama así a los nombres, paisajes o imágenes que se extienden de un extremo a otro de la pared.

-Los sucios: Son rayones en los cristales. Los sucios pueden ser la placa o las siglas del tagger o algún crew, hechos con una piedra que ellos llaman de azúcar que sirve para limar cuchillos o loseta.

Estas clasificaciones nos muestran que sus prácticas y sus representaciones parten de la misma base individual y se desarrollan en direcciones múltiples. Imágenes que los graffiter@s crean como representación o como símbolismos del mundo social, natural o sobrenatural en el que viven.

Además de que “podemos ver” que el ser humano es una especie que se ha caracterizado por adaptarse y evolucionar como las otras, pero es la única que enfrenta voluntariamente sus estructuras psicológicas, socioeconómicas, políticas y culturales, para modificarlas, cuando estas estructuras se paralizan, o son insuficientes para responder a las necesidades de todas sus partes, es aquí cuando surgen en  el sistema  la aparición de sujetos o grupos de individuos que concretan en algún momento nuevas opciones o salidas alternas más satisfactorias para una vida “placentera”. Ya que como algunos teóricos lo mencionan la creatividad se considera como una fortaleza del carácter porque hace a una persona sentirse bien. Y la creatividad que se emplea en la realización del graffiti o el dibujar o encontrar una solución original y eficaz a un problema motivan a los adolescentes o cualquier persona, de estas actividades surgen emociones  como: el sentirse orgulloso de sí mismo, ayudan a pasar un buen rato, a utilizar el tiempo libre de una manera alternativa, en general aporta sentido a la vida. Por otro lado también con esta actividad de la realización de graffiti puede ser también terapéutica en sí misma, como las terapias basadas en el arte, la escritura o la música, ya que con esta se pueden expresar emociones, procesarlas y superar conflictos de manera creativa y productiva.

Y el arte del graffiti nace y se desarrolla de manera creativa, con una manifiesta función de servir de apoyo expresivo de la construcción social de la realidad de sus productores y construcción emocional de los mismos. Se plantea el mundo como una lucha de representaciones, un estado dialéctico en el que se pugna por el espacio y las vías vitales de la expresión artística y emocional. El espacio en que el individuo urbano maniobra es determinado por su inclusión en el grupo de pares o colaboración con otros grupos o individuos. Dando un giro a los problemas sociales o emocionales que vive el individuo,  transformándolo en algo creativo, que le ayuda a entender lo que le sucede, o la vida, o el dolor en general, siendo un modo de superación y crecimiento personal.

Así pues Iseo Noyola Isgleas comenta:

Este testimonio nunca será suficiente ante una realidad activa y cotidiana, misma que fluye y se construye a cada instante en múltiples facetas que se visten de arcoiris, pero este testimonio es un camino que tiene huella para ser caminado, gritado, borrado y vuelto a rayar.    

Dentro de este también entra en juego la construcción de la identidad, que es el propósito que lleva al adolescente a experimentar nuevas actividades que lo lleven satisfactoriamente del mundo de los niños al de los adultos,  es ahí donde los especialistas de SEPIMEX pueden ofrecer ayuda para guiar o encausar esas emociones, inquietudes o deseos que traen los jóvenes y canalizarlas de maneras alternativas para un mejor desarrollo.

Elaborado por:

Oscar Julio Trejo

Esp. en Adolescentes y Adicciones

Contacto:

oscar@sepimex.com.x

Anuncios

Autor: SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México "Enciende tu bienestar" www.sepimex.com.mx

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s