Hospitalización Infantil

 

Uno como padre o madre desearía que los hij@s nunca tuvieran que pasar por situaciones difíciles, que su niñez fuera estudiar y jugar. Lamentablemente en la realidad, esto no llega ser el caso para algún@s niñ@s, ya que se pueden enfrentar a situaciones estresantes para las cuales no están preparados y no tienen los recursos suficientes para sobrellevarlas.

El padecer alguna enfermedad como una gripa se nos hace tan común que no genera tanto estrés en los padres, madre o en l@s niñ@s. Sin embargo el panorama es totalmente diferente cuando se trata de un problema de salud que requiere que la niña o  el niño sea hospitalizado. Es ahí cuando los recursos para enfrentar el estrés, de los padres, las madres y de l@s niñ@s, se ponen a prueba. De no llevarse de la manera adecuada, la hospitalización puede tener repercusiones negativas, además de la perdida de la homeostasis, como alteraciones emocionales y comportamientos disruptivos a corto, medio y largo plazo.

Algunos de estos aspectos perjudiciales de la hospitalización que podemos observar son los siguientes:

a)      La separación del padre, madre y ausencia de familiares

b)       La inclusión en un medio extraño y desconocido

c)       La pérdida de control, autonomía y competencia

d)      La falta de información

e)      La despersonalización

f)       La restricción del espacio vital y de la movilidad

g)      La experiencia de dolor

h)      Intervenciones quirúrgicas

Ante estas situaciones es normal sentirse con miedo y ansiedad, ya que forman parte de la experiencia de la hospitalización, sin embargo, si no controlamos la intensidad de estas emociones pueden ser un obstáculo importante para el proceso de rehabilitación y bienestar de l@s niñ@s.

Con respecto a los efectos que produce la situación de la hospitalización en l@s niñ@s, estos pueden dividirse en cuatro grandes áreas, entre las que podemos encontrar cambios en la vida cotidiana, malestar físico, reacciones emocionales y por supuesto las manifestaciones conductuales que la situación conlleva, por ejemplo:

a) Cambios en la vida cotidiana provocados por la separación del ambiente familiar y escolar. Con dichos cambios l@s niñ@s deja de hacer sus actividades cotidianas como jugar o estudiar, para enfrentarse a otras situaciones poco conocidas y atemorizantes como: curaciones dolorosas, contacto con personas extrañas, hábitos diferentes a los suyos, entre otras.

b) Malestar físico debido al dolor provocado por la enfermedad, las curaciones, los procedimientos médicos y el cansancio proveniente de la convalecencia.

c) Reacciones emocionales de temor, angustia y abatimiento, por ejemplo, que son producidas por los procedimientos médicos, la separación de los padres, el miedo a morir o la dificultad de aceptar una nueva imagen corporal. Es tanto el miedo que puede tener un niño o niña a la agresión que su respuesta se vuelve automática y actúa de igual manera ante un procedimiento doloroso que ante uno que no lo es.

d) Manifestaciones conductuales como ira, irritabilidad, llanto, distanciamiento físico y agresividad verbal o física hacia el personal médico y paramédico, así como con la familia.

Por otra parte, la hospitalización infantil no sólo es estresante para l@s niñ@, sino también para sus padres. De hecho en algunos casos el estrés de los padres dificultaba aún más la adaptación del niño a la hospitalización.

¿Cómo padre, como puedo ayudar a mi hijo que está hospitalizado o que va a ser hospitalizado?

Nosotros los psicólogos buscamos desarrollar programas para facilitar el proceso de hospitalización y para aminorar sus efectos negativos. Estos programas persiguen cinco objetivos: proporcionar información al niño, alentar la expresión emocional, establecer una relación de confianza entre el niño y el personal sanitario, informar a los padres, y enseñar estrategias de afrontamiento al niño y a los padres.

Algunos consejos prácticos que puedes aplicar si te encuentras en una situación así son:

  • Buscar orientación psicológica tanto para el padre, madre como para l@s niñ@s hospitalizado o en proceso de.
  • Informarse con el personal médico sobre lo que consiste la enfermedad, el tratamiento, los estudios y los procedimientos quirúrgicos que requiere.
  • No ocultar información a su hij@, ser muy sinceros sobre lo que él va a sentir durante la evolución de la enfermedad y sobre lo que le provocaran todos los procedimientos médicos. Ejemplo, en el caso de las quimioterapias, es importante mencionarle a su hij@ los cambios corporales que sufrirá como la pérdida de cabello y sobre las sensaciones que percibirá como las náuseas. El que ellos tengan esta información de  antemano les ayudará estar preparados.
  • No dar falsas expectativas, sobre la enfermedad y/o el tratamiento. A veces queremos decirle a nuestros hijos o hijas que todo va a estar bien y que su enfermedad no es tan grave. Pero al hacer esto no permitimos ell@s enfrenten la situación real, y llegará un punto en el que él se dará cuenta de lo que le está pasando y no estará preparado.
  • Fomentar que l@s niñ@s expresen lo que quiera y/o sienta. Lo que se busca es que ell@s se desahogue, para que el mismo pueda sacar la tensión y encontrar confort con sus seres más queridos.
  • Como padreo madre es recomendable buscar una forma en la que pueda desestresarse, busque o retome un hobby. Para que cuando conviva con su hij@ pueda estar lo más tranquil@ posible y pueda pasar tiempo de calidad con él o ella. L@s niñ@s pueden percibir cuando estamos preocupad@s, y el que ellos lo noten hace que se sientan estresados.

Lic. Osvaldo López Maguey

Terapeuta Cognitivo-Conductual

Servicios Psicológicos Integrales de México (SEPiMEX)

56 89 14 19

Osvaldo@sepimex.com.mx

Ataque de pánico

Muchas personas hoy en día padecen ataques de pánico, también conocidos como ataques de PANICOansiedad. Un ataque de pánico es una experiencia muy intensa en la que sin razón aparente comenzamos a sentir miedo, angustia y sensaciones físicas como taquicardia, sudoración, adormecimiento de manos y piernas, dificultad para respirar, etc. En muchos casos quien lo padece no sabe lo que está ocurriendo y esto genera más miedo e incertidumbre.

 

La respuesta de alarma natural de nuestro cerebro

Cuando nuescerebrotro cerebro percibe un peligro, automáticamente dispara una respuesta de alarma conocida como de “huir o pelear”. Lo que hace es preparar al organismo para huir de la amenaza o si esto no es posible, para pelear y salvar nuestra vida.

La función de alarma produce un aumento de actividad de diversas funciones corporales como aumento en la presión arterial, intensificación del metabolismo celular, incremento de glucosa en la sangre, aumento en la coagulación sanguínea e incluso un aumento en la actividad mental. De igual manera la sangre se va a los músculos mayores, principalmente a las piernas, para tener suficiente energía para escapar si es necesario. El corazón comienza a trabajar a una velocidad mcorazonuy por encima de lo habitual, llevando rápidamente hormonas como la adrenalina a todo el cuerpo y a los músculos. El sistema inmunológico se detiene, así como todas las funciones no esenciales en el cuerpo, para prepararlo para lo que venga: la huida o la pelea.

 

Cómo inicia un ataque de pánico

En algunas personas esta alarma se activa sin ninguna razón aparente. Cuando esto sucede, se da lo que se conoce como un ataque de pánico o ataque de ansiedad.

panico_2Durante un ataque de pánico, se dispara la alarma, la persona comienza a sentir todas las reacciones fisiológicas primitivas de huir o pelear, e inmediatamente vienen a la mente imágenes catastróficas. Cuando esto sucede, la persona percibe una confirmación de que sus síntomas iniciales eran de hecho indicadores de un peligro serio. Una sensación de peligro extremo invade a la persona, con lo cual el sistema de alarma vuelve a reaccionar desencadenando la respuesta de miedo, volviéndose así un círculo vicioso que paraliza a la persona, y cuando esto sucede podemos hablar ya de estar viviendo un ataque de pánico o ataque de ansiedad.

Evolución de un Ataque de Pánico o Ataque de Ansiedad

El siguiente esquema muestra paso a paso el desenvolvimiento de un ataque de pánico, y cómo es que se convierte en un círculo vicioso:

circulo ataque pan

tigre

1. Algo detona el sistema de alarma en nuestro cerebro. Puede ser un factor externo o interno. Generalmente no estamos conscientes de este detonador, y no nos percatamos de todo lo que está sucediendo en nuestro organismo sino hasta el punto No. 3.

2. Al detonarse el sistema de alarma, comienzan a darse los cambios físicos en nuestro cuerpo, preparándose para “huir o pelear”. Estos cambios son el aumento de adrenalina, aumento en la frecuencia cardiaca, aumento de la temperatura corporal, la sangre se va a los músculos de brazos y piernas lo que puede causar una sensación de hormigueo, etc. Recordemos que hasta este punto, todo está sucediendo de manera automática, y no nos hemos percatado de ello.

3. En este punto es donde percibimos por primera vez algo raro en nosotros. Comenzamos a darnos cuenta de que el corazón late más rápido, sudamos, hay cierto nerviosismo, y estas sensaciones hacen que pongamos toda nuestra atención a lo que nos está pasando y lo que estamos sintiendo. Ponemos toda nuestra atención en el miedo, en las sensaciones del cuerpo y entonces es cuando pasamos al punto 4.

4. Al percibir todo esto, comenzamos a interpretarlo. El problema es que lo interpretamos con pensamientos catastróficos como “me está dando un infarto”, “me voy a morir”, “me voy a desmayar”, “nadie me va a ayudar”, “este es el fin”, etc… Al tener este tipo de pensamientos, es prácticamente inevitable que se de el paso No. 5.

5. Pánico. Antepanico 3s, cuando se disparó la alarma, el organismo se preparó ante una supuesta amenaza, y si, existe un cierto grado de miedo que es normal y necesario para la “pelea”. Pero en este punto ya entramos a lo que es el pánico, donde ya perdemos el control de nosotros mismos, de nuestras decisiones y de nuestro actuar. Este pánico se convierte entonces en un nuevo detonador, por lo que aumentan las palpitaciones, aumenta la sudoración, aumenta el hormigueo, probablemente aparecen incluso otras sensaciones físicas como mareo o debilidad en las piernas. Nos percatamos de esto y confirmamos nuestros pensamientos catastróficos, con lo que aumenta el pánico y así se convierte en un círculo vicioso en el que el mismo miedo es el que genera más miedo.

 

Tips para manejar un ataque de pánico:

 

  • Hacer una respiración lenta y profunda, sostener el aire por 5 segundos y sacarlo lentamente. Luego hacetranquilidadr unas cuantas respiraciones normales y repetir la respiración profunda.
  • Estar consciente de que es una reacción de ansiedad y decirse cosas tranquilizantes como “está bien, ya me ha pasado antes y lo he superado”, “ya va a pasar”, “es sólo mi cuerpo sintiendo ansiedad, pero puedo controlarlo”.
  • Recordar que aunque la sensación puede ser muy inquietante y molesta, en realidad no está pasando nada grave y va a platicardesaparecer pronto.
  • Buscar distraerse para no alimentar los pensamientos catastróficos. Intentar platicar con alguien, recordar un número telefónico, hacer operaciones matemáticas en la mente, etc.
  • Se recomienda no luchar contra el pánico, ya que esto lo fomenta. Es mejor dejarse llevar, observarlo, simplemente dejar que pase.
  • Buscar un lugar en donde se esté cómodo mientras paran las sensaciones desagradables. Tal vez sentándose en algún lado o recargándose en la pared.

Los Ataques de Pánico, o Ataques de Ansiedad tienen solución. Muchas veces quienes lo padecen piensan que nunca van a lograr resolver el problema ya que parece que cada vez es más intenso. Lo importante es abordar el problema de ataques de pánico con un tratamiento contra ansiedad efectivo y especializado en resolver el problema de ataques de ansiedad.

Si estas interesado en recibir más información o deseas recibir tratamiento para este trastorno, llámanos 56 89 14 19 o escríbenos a contacto@sepimex.com.mx, nuestros especialistas podrán ayudarte.

Elaboró: Dra. Araceli Flores León

Terapeuta cognitivo conductual

Centro SEPIMEX

 

EL PAPEL DE LA COMPASIÓN EN EL PLANETA EN QUE VIVIMOS

EL PAPEL DE LA COMPASIÓN EN EL PLANETA QUE VIVIMOS

El Dalai Lama, en una amplia exploración de la compasión, de la naturaleza humana y la ética, aboga por un sentido de la responsabilidad universal que se basa en la idea de que todas las personas son seres humanos que desean felicidad. Si reconocemos que los demás seres también tienen ese mismo anhelo por la felicidad y que desean evitar el sufrimiento, podremos desarrollar una mayor tolerancia y aceptación hacia ellos. Sea cual sea el rol de una persona en el universo, lo más importante es contemplar la interdependencia de estas funciones y responsabilidades y la necesidad de una cooperación mutua. A pesar de los conflictos que se presentan inevitablemente en la vida cotidiana, la experiencia que predomina es la cooperación: sin ella la sociedad no puede funcionar. Así mismo, arguye que la compasión es intrínseca a la naturaleza humana; es evidente en los cuidados y atenciones de los padres hacia los hijos, en un desconocido que se detiene en la carretera para ayudar a otro conductor, en una charla entre vecinos.  La compasión es el estado natural de la vida humana y aún así esta se ha de cultivar. La educación de los hijos ha de incluir  una formación ética para que cuando crezcan puedan contribuir íntegramente a la sociedad y a la humanidad.

La compasión y el altruismo son cualidades necesarias para ser atraídos de forma natural hacia nuestros propios recursos internos y desempeñar adecuadamente los roles y funciones en el mundo que ocupamos. Un factor de lo  más esencial sería que los niños estuvieran en contacto con los valores de la compasión, la bondad, el altruismo desde temprana edad y comenzar el cultivo de una vida ética para uno mismo y para los demás.

Imagen

Así mismo el afecto es la base o fundamento de la naturaleza humana. Sin él no se puede obtener satisfacción o felicidad como persona y sin esa base toda la comunidad humana tampoco puede hallarla. Al menos todos intentamos beneficiar a nuestra familia, incluso esta comunidad limitada posee altruismo en sus raíces, por lo tanto la cualidad básica humana es el afecto. A pesar de que la ira el odio y las demás emociones negativas son inherentes al ser humano, la fuerza predominante en el ser humano es la compasión, es la naturaleza básica que todos compartimos.

Este planeta es como un cuerpo humano  y de algún modo cada uno de nosotros somos como un componente menor; como una célula, sin coordinación una entidad individual no se puede sostener, no puede estar sana, no puede sobrevivir. De igual forma, el planeta se puede considerar como un cuerpo humano y cada ser como una célula. A veces algunas de ellas pueden ser muy conflictivas, pero otras pueden ayudar a salvar el cuerpo. Todos los seres humanos, ya sea científicos, religiosos, comunistas o ateos, todos somos seres humanos, todos miembros de esta comunidad humana. Todos tenemos la responsabilidad de preocuparnos por toda nuestra comunidad, esto no es sólo un principio religioso, tiene relación con nuestro propio interés, con nuestra propia supervivencia, con nuestro propio bienestar, debemos hacerlo porque es el planeta en el que vivimos. Por consiguiente, todos los campos de la medicina, la ciencia, la tecnología han de estar conectados con nuestro sentimiento humano básico de afecto, entonces todas estas actividades humanas serían constructivas para el ser humano y el planeta por igual.
Imagen

De este modo, nuestro bienestar en última instancia no está separado del de los demás.  Haciendo cosas que alimenten nuestra felicidad, podremos ofrecer felicidad a los demás, no podremos hacer felices a alguien si somos infelices.

Podemos empezar nuestra práctica de compasión primero cultivando la amabilidad y aceptación hacia uno mismo, luego hacia las personas que se sientan más próximas, después hacia los desconocidos  y personas más neutras y finalmente hacia todos los seres que habitan el planeta.

Cada vez que nos encontremos con una dificultad, cada vez que nos encontremos con una emoción difícil corremos el riesgo de sumirnos profundamente en nosotros mismos y entonces sentirnos aislados y desconectados de la intrincada red que representa la propia humanidad y el universo. En tales casos es útil aprender a abrir nuestra amabilidad y compasión hacia nosotros y todas las personas que han atravesado dificultades similares; después de todo no somos los únicos en este planeta que pasa por ciertos altibajos en la vida, todos lo hemos hecho en mayor o menor medida.

Podemos continuar cultivando nuestra compasión con nuestros propios actos al actuar amablemente ayudando a los demás, sobre todo a aquellos que lo necesitan, mostrándonos empáticos, compasivos y altruistas. Cada uno de nosotros conforma una unidad que le da forma al universo y de este modo podremos influenciarlo de forma positiva y constructiva.

Imagen

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

Goleman, D. (1997). La salud emocional. Conversaciones con el Dalai Lama sobre la salud, las emociones y la mente. Barcelona: Kairos.

Hicks, F. y Bien, T. (2010). Mindfulness y psicoterapia. Barcelona: Kairos.

Posted by: Psic. Joselyn Olvera

SEPIMEX

56-89-14-19

http://www.sepimex.com.mx

Creativa-mente

                                                                                     “Creativity is intelligence having fun” 

Albert Einstein

Muchas personas piensan que la creatividad es un regalo que se limita a los artistas o inventores sin tomar en cuenta que ésta puede jugar un rol importante en su vida cotidiana independientemente de cual sea su profesión o actividad a la que se dedican, pues se trata de una habilidad relacionada con la innovación, la capacidad de crear, de llegar a conclusiones nuevas y de resolver problemas de forma original.

Imagen

 

Es una forma de expresar lo que te hace único, tus puntos de vista, tu originalidad y la forma en las que solucionas los desafíos que tienes en tu trabajo, escuela, casa y roles sociales dándole tu toque especial.

 De acuerdo con Hal Gregersen, el 80% de la creatividad es adquirida o aprendida, lo cual es bastante alentador pues al poseer o fortalecer esta habilidad cognitiva es más probable consolidar aprendizajes, experimentar satisfacción, conseguir promociones laborales, propiciar tu crecimiento personal y divertirte con tu familia y amigos.

Por ello, no es raro encontrar estos datos sobre diferentes áreas en las que se está propiciando la creatividad:

–       Existen 43 libros y 407,000 sitios web que están dedicados a la crianza creativa.

Imagen

 

–       Se ha identificado que deportistas como Tiger Woods o Michael Jordan comparten rasgos de creatividad con personajes considerados significativamente creativos en las esferas artísticas.

Imagen

 

–       Diversas agencias de gobierno y diplomáticos en los Estados Unidos han contratado consultores que se enfocan en fomentar la creatividad.

Imagen

 

–       El número de escuelas de negocios que ofrecen cursos sobre creatividad se ha duplicado en los últimos 5 años.

Imagen

 

Para iniciar a ser creativo o desarrollar tu creatividad en cualquier área de tu vida es importante que tengas en mente que la clave se encuentra en la novedad y en hacer la diferencia.

Esto es claro para las personas creativas pues se han identificado en ellas las siguientes características que las distinguen: 

  • Las personas que se consideran creativas, para empezar hacen justamente eso, creen y confían en su “poder creativo”. 
  • Posteriormente incorporan esta creatividad a su estilo de vida, es decir, intentan en cada oportunidad hacer cosas distintas e involucrarse en nuevas experiencias aunque no las dominen. 
  • Por último, están abiertos a pensar las cosas desde diversos ángulos o puntos de vista alejándose de las formas tradicionales de ver las cosas.

 

Como puedes notar, estas personas están dispuestas a salir de la rutina y tomar nuevas direcciones. Y para que tú puedas hacer lo mismo y fortalecer tus habilidades creativas practica estos ejemplos basados en lo que Keith Sawyer plantea en su libro: Zig Zag: The Surprising Path to Greater Creativity

 1)     Pregúntate: Si se descompone tu carro en lugar de preguntarte “¿Lo arreglaré o compraré uno nuevo?” Trata de hacer preguntas desde otro punto de vista como: “¿Habrá otro tipo de transporte para llegar a mi trabajo que no sea necesariamente mi auto’” “¿Podré aprovechar esto y buscar un trabajo al cual pueda llegar sin manejar?”. 

2)     Aprende: Abrir tu mente a nuevos conocimientos contribuye a ampliar tu visión de la vida. Lee, investiga, platica con personas nuevas. La próxima vez que vayas a una fiesta piensa en un color y al llegar habla con todas las personas vestidas con él. 

3)     Genera: Diariamente practica generar nuevas ideas. Desarrolla listas a partir de los objetos o situaciones de la vida cotidiana. Piensa en todos los usos que le puedes dar a tu refrigerador o qué pasaría si los humanos pudiéramos dormir de pie. 

4)     Libérate: No juzgues tus ideas, no se trata de que sean buenas o malas, es un ejercicio de ir más allá de lo que normalmente pensarías. Toma las opciones menos obvias que se te ocurran y ve lo que esas nuevas ideas comienzan a hacer en ti.

Finalmente, te compartimos un video creado por Educarchile que plantea puntos interesantes respecto a qué es lo que te puede estar limitando a usar tu creatividad…“¿Cuántos de nosotros dejamos de pensar porque creemos que ya no lo necesitamos?” 

Recuerda que pensar creativamente te prepara para manejar futuras situaciones difíciles cuando se presenten y para pensar más rápido, así reconocerás las oportunidades que te conviene tomar, además de que cuando tu mente está abierta a nuevos estímulos, también descubres nuevas cosas emocionantes por emprender.

Si quieres fortalecer tu creatividad, la de tus hijos o la de tu empresa, cuenta con nosotros. En SEPIMEX pondremos todo nuestro conocimiento y  por supuesto también creatividad para que alcances tus metas.

 

Referencias:

Carson, S. (2010). Your Creative Brain: Seven Steps to Maximize Imagination, Productivity, and innovation in your life. San Franciso, Jossey-Bass.

Sawyer, K. (2013).  Zig Zag: The Surprising Path to Greater Creativity. San Franciso, Jossey-Bass.

Wilson, R. (2013). Surprise: Creativity is a Skill not a Gift!. Encontrado en http://www.psychologytoday.com/blog/the-main-ingredient/201306/surprise-creativity-is-skill-not-gift  

Lic. Dafne Caballero Jiménez 

Terapeuta Cognitivo-Conductual 

SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México 

56  89  14  19 

dafne@sepimex.com.mx