ALIMENTACIÓN CONSCIENTE, COMER CONSCIENTEMENTE CADA DÍA

La comida puede ser uno de los placeres más infinitos a los que tenemos acceso la mayoría de los seres humanos, es la que nos permite obtener energía suficiente para hacer nuestras actividades y nutrirnos; sin embargo, en muchas ocasiones no nos percatamos de las implicaciones que conlleva el ser conscientes de todo lo que encierra este proceso y hasta lo hacemos de forma mecánica, lo que nos impide conectarnos con los alimentos, agradecer el hecho de tenerlos  o comer en cantidades o en momentos en los que realmente no lo necesitamos y esto a su vez puede tener consecuencias adversas en nuestra salud y nuestro peso.  Una de las maneras en las que podemos comenzar a hacer conscientes de la alimentación se basa en la tradición budista de la atención plena o mindfulness, la cual se encuentra enraizada la meditación budista Vipassana (introspección), esta  fomenta el cultivo de la consciencia sin juicios momento a momento tanto en la práctica formal como en cada momento de la vida.

Imagen

 

La premisa teórica de la práctica es la creencia de que el cultivo del momento presente  a través de una consciencia sin juicios, centra a la mente a comprender e integrar  mejor las percepciones de uno mismo y del ambiente. Esta práctica permite entender las propias cogniciones y formaciones mentales (samojana), las cuales pueden ser positivas o negativas, al mismo tiempo proporciona una vía para observar en lugar de reaccionar a nuestros pensamientos y emociones y en última instancia proporciona paz a nuestra mente.

 Imagen

 

 

Una forma de incorporar el mindfulness a nuestras comidas consiste en utilizar la respiración, antes de comer, relájese, inspire y espire unas  cuántas veces para ser uno con la comida que se dispone tomar. La alimentación consciente exige dedicación y hay siete prácticas que puede aplicar conscientemente y mejorar su salud:

1.-Honrre los alimentos. Empiece la comida con cualquier oración o pensamiento de su gusto para expresar gratitud, agradezca a quienes fue posible que la comida estuviera en su mesa, la gente que la sembró, quien la preparó, evite discutir o enredarse con el trabajo o las últimas noticias, esto le permitirá asegurarse de que sólo mastica su comida y no frustraciones.

2.-Involucrese con los sentidos. Cuando sirva y pruebe la comida, advierta los sonidos, los colores, olores, texturas, así como su respuesta mental a los mismos y no sólo el sabor, sienta el sabor como si fuera la primera vez que lo prueba.

3.-Sirvase raciones modestas. Esto no sólo ayuda a evitar la alimentación excesiva y el consecuente aumento de peso también presupone un ahorro en el presupuesto de la alimentación del hogar y los recursos del planeta.

4.-Paladee bocados pequeños y mastique meticulosamente. Esto puede reducir la velocidad de nuestra comida y permitirnos experimentar plenamente su sabor y esto contribuirá también a mejorar la digestión.

5.-Comer lentamente para evitar comer de más. Esto le permitirá percibir cuándo esté agradablemente satisfecho y así poder parar antes de haber ingerido más alimento del necesario. En la medicina china, sólo se recomienda comer hasta el 80% de estar satisfecho porque comer demasiado debilita el poder digestivo del estómago e intestino. Al comer conscientemente estamos relajados y tranquilos, no hay prisa, si su tiempo es limitado planee una comida sencilla a lo largo del día en la que pueda darse el tiempo suficiente para disfrutarla.

6.-No se salte comidas. Esto puede hacer que le resulte difícil realizar elecciones conscientes, cuándo el hambre nos consume nos inducirá esta a aferrarnos a cualquier alimento que esté a nuestro alcance. Concédase la oportunidad de adoptar decisiones conscientes  lo largo del día, planee comidas regulares, y si le conviene snacks saludables entre ellas, también es bueno tomar las comidas en un horario regular a fin de que el organismo tome un ritmo constante.

7.-Siga una dieta abundante en vegetales. Además de los inconvenientes bien establecidos en la salud de las grasas saturadas provenientes de productos de origen animal en nuestra salud, es importante tener presente la influencia destructiva que tiene la industria láctea y de producción de carne en el planeta, ya que la producción de estos puede tener un efecto mensurable en el calentamiento global.

Imagen

 

Además de estas prácticas, en casa reserve un tiempo para la cena, apague el televisor, revistas, el correo, el trabajo, prepare con sus seres queridos la cena si come con otros, etc.

Lo importante de cada comida en la medida de lo posible es hacerla de forma consciente y de forma que esté presente al momento de hacerlo, lo cual le brindará beneficios en su peso y salud física y bienestar en general.

En centro SEPIMEX podemos brindarle estrategias que le permitan ser más consciente en varios aspectos de tu vida, para que pueda desarrollar un equilibrio físico y mental. Acérquese a nosotros.

Referencias:

Kabat-Zinn J. (1989) Vivir con Plenitud las crisis. Barcelona: Kairos.

Hanh, T y Cheung L. (2010) Saborear. Madrid: Paidos.

 

Posted By: Mtra. Psic. Joselyn Olvera Ruvalcaba

Centro SEPIMEX

56 -89-14-19

Anuncios

Autor: SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México "Enciende tu bienestar" www.sepimex.com.mx

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s