EL ELEFANTE ENCADENADO

El elefante encadenado es un cuento de Jorge Bucay, en donde se nos compara con un elefante que aunque tenga todos los recursos para liberarse de una cadena sujeta a una pequeña estaca, no lo hace porque cree que no puede.

Nuestras creencias y aprendizajes determinan nuestro sentir y nuestro actuar… muchas de nuestras dificultades psicológicas son aprendidas, es necesario desafiar nuestras creencias para poder cambiar nuestras emociones y nuestras conductas.

Espero disfruten este cuento:

Cuando yo era pequeño me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. Me llamaba especialmente la atención el elefante que, como más tarde supe, era también el animal preferido por otros niños.

Durante la función, la enorme bestia hacía gala de un peso, un tamaño y una fuerza descomunales… Pero después de su actuación y hasta poco antes de volver al escenario, el elefante siempre permanecía atado a una pequeña estaca clavada en el suelo con una cadena que aprisionaba una de sus patas. Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en el suelo.

Y, aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que un animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su fuerza, podría liberarse con facilidad de la estaca y huir.

 El misterio sigue pareciéndome evidente.

¿Qué lo sujeta entonces?

¿Por qué no huye?

El elefante de circo no escapa, porque ha estado atado  a una estaca desde que era muy pequeño. Cerré los ojos, e imaginé al indefenso elefante recién nacido, sujeto a la estaca. Estoy seguro que en aquel momento, el elefantito empujó, tiró y sudó, tratando de soltarse. A pesar de sus esfuerzos, no lo consiguió.

Imaginé que el elefantito se dormía agotado, y lo volvía a intentar al día siguiente, y al otro, y al otro, hasta que un día, el día más triste de todos, el animal aceptó su impotencia, y se resignó a su destino.

Algunas noches sueño que me acerco al elefante encadenado y le digo al oído:

 

“¿Sabes? Te pareces a mí. Tú también crees que no puedes hacer algunas cosas sólo porque una vez, hace mucho, lo intentaste y no lo conseguiste. Debes darte cuenta de que el tiempo ha pasado y hoy eres más grande y más fuerte que antes. Si de verdad quisieras liberarte, estoy seguro de que podrás hacerlo. ¿Por qué no lo intentas?”

 

 

A veces me despierto pensando que mi elefante un día finalmente lo intentó y consiguió arrancar la estaca…

 

BENITO ZARAZÚA QUEVEDO
TERAPEUTA COGNITIVO CONDUCTUAL
CEL. 55.20.79.97.95
TEL. 56.89.14.19
EMAIL: benito@sepimex.com.mx

Mecanismos neuronales de la confabulación: falsas memorias

Todo tema referente a la memoria causa interés y cuando nos referimos a falsas memorias lo primero que viene a la mente es saber si se trata de una cuestión psiquiátrica o neurológica o simplemente confirma que nuestros recuerdos no son tan precisos.

Quizás nos ha pasado conocer personas  cuya conversación cae en  lo inverosímil, recurro al  caso de  un adulto de 60 años cuya  habilidad culinaria  lo lleva a preparar suculentos platillos por lo que es de esperar  que su cocina sea un paraíso para aquellos que gustan de la comida gourmet. Lo que caracteriza a este personaje es que siempre relata aventuras,  como el hecho de haber trabajado en un barco pesquero en la aguas de Alaska con temperaturas árticas y expuesto a olas gigantes. Debo confesar que creí la historia, sin embargo,  gente  cercana a él  me comentó  que todo ¡era absolutamente falso! quien no conozca de su vida,  no distinguiría si está mintiendo o no. the cat

Lo anterior me llevó a indagar acerca de los mecanismos que subyacen a la confabulación cuya información es crucial para entender los procesos de memoria y en específico el papel del sistema ejecutivo.

Investigadores como Berlyne lo definen como “una falsificación de la memoria que ocurre en estado de conciencia clara”, por su parte Moscovitch lo considera como  “una mentira honesta” cuyo mecanismo  afectado son las estrategias de recuperación y por ello la información se recuerda de manera asociativa, sin ningún dispositivo de verificación que opere para rechazar información irrelevante o déficit en el monitoreo de la realidad. Se sabe la implicación de las  regiones frontales ventromediales y orbitofrontales.

Se supone que somos capaces de diferenciar entre un acontecimiento imaginado, escuchado o experimentado. No obstante, los estudios apuntan a que nuestra memoria episódica es altamente sensible a modificaciones. Y no me refiero a personas mitómanas  que de manera deliberada mienten sino a relatos distorsionados no intencionales.

La definición de Moscovitch no aclara si la confabulación es selectiva y por tanto el defecto en el empleo de estrategias se manifestará  igual, sea episodios personales o relatos  históricos. Para probarlo, Moscovitch publicó un artículo titulado “Mechanisms of spontaneous confabulations: a strategic retrieval account” en la revista “Brain” con pacientes que confabulaban y evaluó la memoria episódica presentando una palabra, por ejemplo “montaña”, y pidiendo a los participantes relatar  un episodio personal relacionado con esa palabra con tanto detalle como  sea posible.

Posteriormente, desarrolló una versión semántica donde se proporciona al paciente otra palabra, por ejemplo “revolución” y se pidió  platicar un episodio impersonal, asociado a la palabra y que hubiera acontecido antes del nacimiento del sujeto. Moscovitch encontró que los pacientes evaluados confabulan en ambas versiones del test. Lo cual implica que las estrategias de recuperación son idénticas tanto para la memoria semántica como para la episódica.

Por su parte, los investigadores Dalla Barba, La Corte y Attali  de París  publicaron en la revista “Journal of Clinical and Experimental Neuropsychology  del 2010 un estudio titulado “Confabulation in healthy aging is related to interference of overlearned, semantically similar information on episodic memory recall” donde reportan que más bien la memoria semántica interfiere en los recuerdos episódicos.

Los investigadores analizaron adultos mayores contra adultos jóvenes. Se les leyó en voz alta 3 tipos de narraciones: una historia desconocida, una historia muy conocida (cenicienta) y una muy conocida pero modificada (caperucita roja) por ejemplo se narraba que el lobo era un cachorrito perdido en el bosque y caperucita decidió llevarlo a la casa de la abuelita a criarlo hasta que mamá loba lo encontró.

Inmediatamente después de la presentación de cada historia, se pidió el recuerdo libre de tantos elementos posibles. La confabulación se definió como la producción de elementos que se desvían del material original. Los investigadores encontraron que en el cuento de hadas modificado, las confabulaciones siempre consistieron en elementos de la versión original, por ejemplo, decir que el lobo deseaba comerse a caperucita aunque ello no haya sido contado. En otras palabras, la información semántica interfería con la recuperación de información episódica.

pinochoLos investigadores concluyen que los adultos mayores participantes del estudio, tienden a confabular más a diferencia de los jóvenes, aunque estos últimos no se salvan. En adultos mayores la información semántica muy bien aprendida interfiere en el recuerdo de episodios y por tanto confabulan más al recordar el cuento conocido, es posible que los adultos mayores tengan riesgos de producir confabulaciones al confiarse en su memoria consolidada.

Si bien el experimento requiere afinarlo con población específica con tendencia a confabular, nos confirma que la memoria no sólo es vulnerable al olvido sino también a la distorsión y que la interferencia de una memoria puede volver  sensible a otra.

Los autores también contemplan que la distorsión de los recuerdos puede interpretarse como reducida capacidad atencional, específicamente en el sistema de monitoreo y por tanto la confabulación puede ser el resultado de la interrupción en los procesos de control e inhibición.

La hipótesis sugerida es que en pacientes que confabulan, la memoria semántica (información y  recuerdo firmemente establecidos) interfiere con el recuerdo episódico,  de ahí que parezca tan verídico los hechos y seamos propensos a confusiones al escuchar esos fantásticos relatos. Las personas que confabulan creen que su memoria es normal, que sus recuerdos son normales. La diferencia entre los pacientes que confabulan de aquellos con amnesia es que en esta última los pacientes olvidan la mayor parte de los datos, mientras  que en la confabulación existe un  exceso de información que embellece el contenido.

ELABORADO POR

Rosinna  Gómez  Moya

Neuropsicóloga

Servicios Psicológicos Integrales de México (SEPIMEX)

56891419

http://www.sepimex.com.

P E R D O N A R E R R O R E S Y R E C O N O C E R L O G R O S P A R A E L E V A R L A M O T I V A C I Ó N

Con frecuencia llegamos a un punto en el cual ya no encontramos motivación y satisfacción en nuestra vida cotidiana. En ese momento parece que nuestra historia se compone de numerosos errores, fracasos y eventos insignificantes mientras que los éxitos, logros y experiencias relevantes brillan por su ausencia (o se ven opacados por los primeros). 

¿CÓMO GENERAR MOTIVACIÓN O RECUPERAR LA MOTIVACIÓN PERDIDA?

La clave está en cómo percibimos y valoramos nuestros errores y nuestros logros. Básicamente hay dos formas distintas:

a)    PENSAMIENTOS CRÍTICOS –  nos enfocamos en el lado negativo de estos mismos errores y logros, por lo que nos desmotivamos y terminamos estancados y sin aprovechar las oportunidades que se presentan

b)    PENSAMIENTOS COMPRENSIVOS – nos enfocamos en el lado positivo de los errores y de los logros, por lo que nos motivamos para seguir adelante y aprovechar nuevos retos

Veamos algunos ejemplos típicos de PENSAMIENTOS CRÍTICOS y PENSAMIENTOS COMPRENSIVOS ante errores y logros:

 Imagen

Como podemos ver los PENSAMIENTOS CRÍTICOS magnifican los errores, demeritan los logros y nos generan malestar emocional (culpa, enojo, tristeza, frustración, etc.), mientras que los PENSAMIENTOS COMPRENSIVOS nos ayudan a perdonar los errores (incluso se aprovechan como una oportunidad de aprendizaje y crecimiento), a reconocer y valorar los logros y contribuyen a nuestro bienestar emocional (tranquilidad, responsabilidad, orgullo, autocrecimiento).

Por lo tanto debemos esforzarnos por identificar cuándo tenemos PENSAMIENTOS CRÍTICOS y transformarlos en PENSAMIENTOS COMPRENSIVOS:

 Imagen

TIPS PARA RECONOCER LOGROS

  • Al final de cada día preguntarme “¿Qué hice bien hoy?” “¿Qué me resistí a hacer hoy?”
  • Llevar un diario o agenda de logros y consultarlos en momentos de desmotivación e insatisfacción
  • Analizar qué cosas positivas estoy haciendo y qué cosas negativas dejé de hacer en comparación con hace un mes, 6 meses, 1 año, varios años, etc.
  • Felicitarse y felicitar a los demás por todos los logros (por mínimos que sean)

 Imagen

TIPS PARA PERDONAR ERRORES

  • Recordar que TODOS cometemos errores y tenemos derecho a hacerlo
  • Tomar el error como una oportunidad de superación para el futuro
  • Ante un error pensar “¿Qué puede haber hecho PEOR?”
  • Recordar que el perdón es un regalo que TODOS merecemos (no sólo los demás)

De esta forma, el perdonar los errores y reconocer los logros a través de los PENSAMIENTOS COMPRENSIVOS nos ayuda a generar, mantener y recuperar la motivación (¡y la de los demás!) en los momentos que más lo requerimos…

 

ELABORADO POR

Mtra. Psic. Patricia Quevedo Cubillos

Terapeuta Cognitivo-Conductual

Especialidad en Psicología de la Salud

Servicios Psicológicos Integrales de México (SEPIMEX)

56891419

http://www.sepimex.com.mx

¿Cómo afectan mis problemas de pareja a mis hijos?

ImagenCuando pensamos en una familia, solemos imaginarnos a una mamá un papá y a sus hijos, todos juntos y viviendo en la misma casa. Esta es una idea que se nos ha inculcado no por que en otros tiempos así fueran todas las familias (ya que la realidad es que no) si no porque medios culturales y de comunicación nos dicen que así “debe” ser.

Desgraciadamente para tener una familia funcional se necesitan muchas más cosas que el simple hecho de vivir en la misma casa. Entre otras cosas se necesita:

  • Tener la capacidad de cubrir las necesidades básicas de la misma.
  • Tener un proyecto de crianza en conjunto.
  • Relaciones armónicas con los hijos.
  • Estabilidad en la pareja.

Este último punto es tan importante como los demás, y no solamente por el bienestar de los integrantes de la pareja sino para el buen funcionamiento de la familia. Como en cualquier interacción social, las parejas no funcionan siempre con perfección, existen desacuerdos y conflictos que es necesario solucionar. Es ahí en donde los hijos pueden aprender a resolver conflictos adecuadamente o pueden sufrir diversas afectaciones.

Como regla casi general, cuando tenemos alguna dificultad con nuestra pareja, el primer instinto es mantenerla oculta de cualquier otra persona, especialmente de los hijos. Sin embargo cuando se está viviendo un conflicto es muy complicado mantenerlo en secreto y por lo mismo tiende a salir inesperadamente y en los momentos menos adecuados.

Cuando este tipo de situaciones ocurren los niños se dan cuenta rápidamente, a pesar de que la pelea o problema no ocurra directamente enfrente de ellos. EL niño entonces comienza a imaginarse qué es lo que puede estar ocurriendo y se ayuda de la información que ha visto en la tele o películas y así se genera una idea de lo que puede estar pasando con mamá y papá, idea que puede ser totalmente alejada de la realidad y que provoca mucha preocupación en los niños. Éstos pueden experimentar ansiedad (lo que comúnmente conocemos como nervios), enojo, conductas agresivas, aislamiento, disminución en el aprovechamiento académico; entre otros.

Es por esto, que cuando se llegan a presentar problemas es más conveniente tratarlos como algo natural que ocurre a cualquier persona y que se puede solucionar (ojo que la solución no es necesariamente “vivimos felices para siempre”).  Cuando se presenta el problema es recomendable platicar con los niños y explicarles que en este momento hay una dificultad y que se está intentando arreglarla. Posteriormente es importante que cualquier discusión  no ocurra con los niños presentes, ya que aunque parezca que están ocupados en otra cosa se dan cuenta.

En las ocasiones en que los problemas llevan a una separación es importante saber que esto no significa que los niños necesariamente van a sufrir graves consecuencias, siempre y cuando se les maneje adecuadamente la información. Algunos puntos importantes a considerar son los siguientes:

  • Es importante explicarle a los niños lo que va a suceder y cómo será de ahora en adelante la dinámica de la familia, cuando están con quién, etc. Esto les ayuda a saber lo que va a suceder y por lo tanto se sentirán más seguros.
  • Recordar en todo momento que a pesar de que ya no se es una pareja, para siempre serán padres juntos y por lo tanto las reglas y rutinas deben ser unificadas para que el niño pueda funcionar lo más adecuadamente posible.
  • Es importante mantener la estabilidad en esta situación y no cambiarle el panorama a los niños con frecuencia, si se llegó a una decisión mantenerla e intentar ser lo menos ambivalentes posible ya que los niños se dan cuenta y pueden hacerse ilusiones falsas.

ImagenLos problemas en la pareja son  algo muy normal que se debe manejar de forma natural ya que con esto se fomenta que los niños manejen sus conflictos con naturalidad en el futuro.

 

Lic. Mariana Zavala Mota

Terapeuta Cognitivo-Conductual Infantil

Centro SEPIMEX

56 89 14 19

mariana@sepimex.com.mx

Los Ciclos

Preocupaciones de la adolescencia

 

Lo que digo es que en algún momento me distraje,

me caí del mundo y ahora no sé por dónde se entra…

E. Galeano

 

                        Cuando era niño mi mamá me dijo: Quiero sentirme orgullosa de mi hijo, quiero que sea arquitecto o doctor, o quizá llegue a gobernador…[1]

“… nene, nene, ¿qué vas a hacer? cuando seas grande, nene, nene, ¿qué vas a hacer? cuando seas grande; estrella de rock and roll, presidente de la nación, wow oh!…[2]tal vez hayan escuchado este par de canciones de los años 80´s, las cuales tratan de adolescentes que son cuestionados por la sociedad sobre su futuro.

Como te darás cuenta estás ya son algo “viejas”, pero la preocupación que se vive actualmente sobre ¿qué vas a ser o quién vas a ser en el futuro?  es asunto de todas las épocas y generaciones, en esta etapa de la vida se está a punto de “cerrar un ciclo” para comenzar a abrir otros más,

Imagenpor ejemplo: salir de la secundaria, para entrar a estudiar el bachillerato , comenzar a experimentar sensaciones de nerviosismo ante lo nuevo (nueva escuela, la ubicación de la escuela, nuevos amigos, nueva novia(o), etc.). En los comienzos de la adolescencia los padres, familiares y/o conocidos cercanos tienen el discurso de “estudia, es por tu  bien,  para  que  seas alguien en la vida”. Sin embargo tú ya eres alguien desde el momento en que naciste, eres Pedro, Martha, Rosa, Iván, Rogelio, etc., y tu personalidad te identifica, a lo que se refieren tus padres y la sociedad misma con ser alguien en la vida es a que “tengas una profesión” que te brinde las herramientas para respaldar tu futuro como adulto y continúes con el ciclo normal de toda persona. Que en el ideal es terminar una carrera, ejercerla, conocer una pareja, formar una familia y “vivir felices para siempre…”. Bueno ese final de cuento recuerda que no siempre es posible, ya que en tu vida seguirán ocurriendo diversos cambios y pueden darse finales diferentes, serás tú, quien tome las decisiones respecto a tu futuro o de lo que quieres realizar, ya que una buena Imagenplaneación del futuro involucra lograr una mayor estabilidad en todos los aspectos de la vida  (emocional, social, metal, cultural, etc.), ¿y quién mejor que tú para conocer lo que te gusta y conviene?, porque comienzas a pensar a largo plazo. Aunque muchas veces la toma de decisiones sobre tu futuro puede generar en ti conductas de desorientación, rechazo, antipatía, aislamiento o angustia por definir tus aspiraciones para desarrollarte como persona adulta.

 

La toma de decisiones implica principalmente dos aspectos importantes: conocerte a ti mismo, conocer tus aptitudes (es decir aquellas habilidades físicas o intelectuales en las que posees mayor destreza), tus intereses o aspiraciones (aquellos logros que te impulsan a comprometerte, a invertir parte de tu tiempo y de tu entusiasmo por logarlos) y tu manera de ser y de comportarte (tu personalidad, tu originalidad). Y el asumir compromisos que te motiven y comprometan a alcanzar tus metas. Ya que de estás dependerá tu éxito como adulto.

Además el contexto en el que te desarrollas juega un papel importante, porque pueden existir diversas circunstancias que a veces puedan limitar o cambiar tus planes (dejar de estudiar, comenzar a trabajar, embarazarte, tener un hijo, etc.), Imagenpor eso es necesario emplear un proyecto de vida para la realización óptima de tus metas, sueños, ideales, porque tú haces tú presente y día a día construyes tu futuro. El proyecto de vida es una manera de organizar y reconstruir el tiempo, en éste caso el tiempo de tu vida, el cual no se encierra sólo a la vida académica como en algunos casos se suele creer, ya que existen otras actividades en las cuáles también hay que involucrarse, las cuales te permitirán conocerte más a ti mismo y convivir con otro tipo de personas con intereses similares a los tuyos como: los deportes, bailes, el cine, la pertenencia a ciertos grupos o clubs de lectura, pintura fotografía, etc. Que implica la planeación en “todas las áreas de tu vida”, en primer plano de forma general y después fragmentándolo en sub-metas que te plantearás a medida que transcurra el tiempo.

Pero para lograr el éxito en la realización de dichas metas es necesario tener claros: valores, buena autoestima, tomar decisiones pasó a paso, aprender a cumplir metas a corto plazo e ir disfrutando del éxito obtenido al máximo, ya que eso será un logro a tu favor. El ir construyendo un proyecto de vida, permite mayor seguridad y control, ante el futuro, puesto que tú mismo estás planteando expectativas y de esta manera puedes buscar opciones y medios necesarios para alcanzar lo que te propongas, es algo así como la frase tan famosa del “Ya  me  vi”, es cómo te ves en tu futuro, ya que de esta manera podrías plantear a tus  padres, profesores, amigos y familiares, las maneras en que ellos puedan bríndate su apoyo y en caso de que te sientas inseguro sobre qué hacer, puedas comunicarlo y/o visitar a un especialista que te ayude a clarificar tus dudas y plantees una visión “clara” de lo que esperas . . .

 

¿Qué hacer para plantear mi futuro?

ü Comienza por elaborar un plan diario de actividades dividido por horas y de esta manera aprovechar al máximo tú tiempo.

ü Elabora un plan semanal, mensual y/o un proyecto de vida general, siguiendo estos pasos:

  • Ø Reconoce lo que puedes hacer mejor y lo que más te gusta hacer.
  • Aptitudes: habilidades físicas o intelectuales en las que posees mayor destreza.
  • ImagenIntereses o aspiraciones: logros que te impulsan a comprometerte, a invertir parte de tu tiempo y de tu entusiasmo por logarlos, que te gustaría hacer.
  • Manera de ser y de comportarte, tu personalidad, tu originalidad, tu empeño. (Puedes acudir al departamento de Orientación Educativa, para  que  te  den  asesoría,  sobre que opciones tienes)

 

  • Ø Establecer la meta definiendo claramente los pasos a seguir y el límite para cada paso.

 

  • Ø Realiza las metas a corto plazo.

 

  • Evalúa el resultado de cada una de esas metas y corregir las fallas en caso de haberlas, ya que para todo hay opciones, así que no cierres tu vida a una sola expectativa.

 

Mtro. Psic. Oscar J.  Trejo Capula

Terapeuta Cognitivo-Coductual

Especialista en adicciones y adolescentes.

Centro SEPIMEX

Tel. 56-89-14-19


[1] Canción “Mente roquera” del TRI.

[2] Canción “Cuando seas grande” Miguel Mateos.