Pros y contras del estrés

Imagen

 

Estrés. Es algo que escuchamos y experimentamos todos los días. Pero, exactamente, ¿qué es el estrés y por qué tiene una connotación tan negativa?

El estrés es una tensión provocada por situaciones agobiantes que puede llegar a ocasionar reacciones emocionales y fisiológicas. Tiene una función evolutiva bastante importante; en situaciones amenazantes existen diferentes “sistemas de alarma” en nuestro cerebro que indican la liberación de hormonas para preparar al cuerpo para pelear o escapar de la situación  amenazante. Con esta reacción se puede incrementar nuestra presión arterial, aumentar el ritmo cardiaco y acelerar la respiración. 

Cuando sabemos que el estrés tiene una función importante para nuestra supervivencia, nos podemos preguntar la razón por la cual el estrés es algo tan negativo como  todos creen. La problemática del estrés radica en lo que una persona evalúa o no como una situación amenazante. Una persona puede sufrir de estrés únicamente en situaciones que son realmente amenazantes a la vida o integridad física propia o de seres queridos;  en este caso el estrés que experimenta se puede considerar como normal y los efectos fisiológicos del estrés no tendrán un efecto dañino en su cuerpo. Cuando por el otro lado, una persona percibe como amenazantes situaciones de la vida cotidiana como lo son el tráfico, la resolución de problemas en el trabajo, etc. los efectos del estrés se vuelven permanentes y por lo tanto tendrán efectos dañinos en el cuerpo de la persona; en este caso se puede hablar de un  estrés crónico o permanente.

Además de los efectos fisiológicos, estudios recientes han encontrado que el estrés tiene también Imagenefectos en las habilidades cognoscitivas, como la memoria, la atención y la capacidad de aprendizaje. El estrés puede mejorar la memoria de una persona, sin embargo, esto sucede únicamente cuando el evento o información a recordarse y el estrés suceden al mismo tiempo; en cambio cuando la información se aprendió anteriormente al momento estresante será más difícil recordarla. Por ejemplo, cuando un estudiante llega tarde a un examen, tenderá a recordar con claridad todo el proceso para llegar al examen,  ya que esto sucedió al momento de experimentar el estrés; sin embargo, durante el examen le será más difícil recordar la información solicitada ya que la aprendió uno o varios días antes del evento estresante.

Así como en la memoria, también existen efectos del estrés sobre la forma en la cual se utiliza la información aprendida. Cuando una persona no está experimentando estrés, tiende a ser más flexible al utilizar la información que conoce y a resolver problemas de forma más creativa. En cambio una persona que  está sometida a estrés tiende a utilizar la información que ya conoce de la misma forma, como en un piloto automático, ya que de esta forma la capacidad cognoscitiva está libre para lidiar con la situación amenazante. Por ejemplo, cuando una persona requiere llegar rápidamente a algún lugar y está estresado al respecto, tomará la ruta que siempre toma sin considerar que probablemente es una hora con más tráfico y una ruta alterna sería más recomendable. Sin embargo, si se encuentra en una emergencia es probable que al tomar la ruta de costumbre, pueda durante el trayecto planear que hará una vez que llegue a su destino.

En conclusión, el estrés tiene tanto su lado bueno como el malo. Es de suma utilidad en situaciones peligrosas ya que prepara al cuerpo y a la mente para enfrentarlas. Sin embargo, puede también tener efectos dañinos en el cuerpo y hacer más difíciles las tareas mentales que se requiera realizar en las actividades diarias. Para poder disminuir estos efectos negativos del estrés (cuando se padece crónicamente), es necesario aprender a manejarlo adecuadamente. Para esto, es importante aprender a relajar el cuerpo  y cambiar la forma de pensar para  que las situaciones de la vida diaria no sean percibidas como amenazantes.

Algunas cosas que podemos hacer para disminuir el estrés en nuestras vidas son:

  • Respirar profundamente varias veces: respirar lo más profundo que podamos y mantener el aire en el cuerpo unos segundos antes de expulsarlo.
  • Apretar pelotas anti estrés lo más fuerte posible y después soltarlas rápidamente.
  • Tomarse un rato al día para hacer una actividad totalmente placentera que no se relacione con las obligaciones diarias.Imagen

ELABORADO POR

Lic. Mariana Zavala Mota

Terapeuta Cognitivo-Conductual

mariana@sepimex.com.mx

 

Centro SEPIMEX

http://www.sepimex.com

Anuncios

Autor: SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México "Enciende tu bienestar" www.sepimex.com.mx

1 comentario en “Pros y contras del estrés”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s