ENTENDIENDO EL PERFECCIONISMO

¿Cómo es considerado un perfeccionista?

Se les atribuye ser demasiado controlados, desconfiados, reservados, contenidos, e incluso que les cuesta adaptarse a los cambios.

Pero… ¿Cuál es el origen?

El primer factor es cuando el niño está rodeado por figuras de autoridad que dan mucha importancia al cumplimiento de las reglas sociales y familiares. Y el segundo factor es que hay tanta importancia a lo que debería de ser, que olvidan que el niño también tiene pensamientos y sentimientos, por lo tanto les restan importancia. Esto da como resultado que el niño no se sienta querido, y que para poder serlo, tendrá entonces que cumplir con todas las reglas y de manera perfecta.

Y… ¿Cómo saber entonces que características son propias de un perfeccionista?

Un perfeccionista cognitivamente hablando:

  • Tienen la esperanza de ser recompensados por sus acciones
  • Creen que el control total es posible
  • A mayor control, mayor madurez.
  • Piensan siempre en el futuro
  • Se fijan mucho en los extremos
  • Aseguran que no existen las coincidencias
  • Imagina los peores desenlaces
  • Aseguran consecuencias negativas a dar pasos en falso
  • Tienen miedo a ser humillados, a perder el control, a ser rechazados, e incluso a lastimar a alguien.

Un perfeccionista conductualmente hablando:

  • Hace esfuerzos sutiles pero constantes para controlar todo en el mundo exterior (e interior)
  • Buscan garantía de la seguridad
  • Siguen leyes y normas
  • Casi nunca son rechazados en las relaciones amorosas
  • Se adaptan rápidamente a los grupos sociales por seguir sus reglas
  • Cuentan con un amplio autoreglamento
  • No demuestran sus sentimientos, ya sea minimizándolos, evitándolos, o ignorándolos.

Un perfeccionista emocionalmente hablando:

  • Sentimientos intensos de deber, responsabilidad y justicia
  • Preocupación excesiva y constante

¿Cómo se relaciona un perfeccionista con otras personas?

Se adaptan rápidamente a las personas con las que se encuentren, no dejan lugar o motivo para ser criticados por los otros y logran que la gente siempre piense bien de ellos.

Día a día quieren mandar, les gusta tomar las decisiones sobre cualquier tema, controla el tiempo, hace esperar a la gente y tiene la última palabra en las conversaciones, por lo tanto con el tiempo esto va generando un deterioro en sus relaciones interpersonales, laborales, familiares y sociales.

Entonces…¿El perfeccionismo es bueno o malo?

Ellos mismos y la sociedad lo consideran positivo por que son personas adaptables, que cumplen, que hacen las cosas bien, que son responsables, etc.

Dependiendo de la intensidad del perfeccionismo es cuando puede tornarse una característica negativa, ya que la convivencia con las personas es poca, se enfocan a sus pensamientos y a hacer las cosas tan bien que invierten demasiado tiempo en ellos y olvidan la importancia de la familia, de los amigos o de cumplir en tiempo. Se tornan criticones e intolerantes.

¿Cuál es el tratamiento para el perfeccionismo?

  • Admitir los propios errores
  • No justificarse y aceptar
  • Vencer el miedo y la vergüenza
  • Controlar y modificar los pensamientos
  • Plantearse metas realistas y con tiempos
  • Entrenamiento en habilidades sociales

¿Cómo convivir con un perfeccionista?

Es probable que el perfeccionista lo critique constantemente y le diga que nunca hace las cosas bien. Hasta ahorita y por más que haga no logra que se comprometa con la relación. Ha pensado que no lo conoce lo suficiente, que es frío y reservado. No acepta cambios, es demasiado difícil persuadirlos. Se siente culpable por no llegar a ser igual de ordenado. Jamás le gana una discusión y no cede. Invierte demasiado tiempo para el trabajo y lo establece como prioridad.

Ante estas situaciones es importante que no crea que usted es responsable de las acciones del perfeccionista, recuerde que él era así desde antes de conocerlo a usted. No se comprometa con el a algo que no podrá cumplir, sino, ellos lo toman personal. Explicarles claramente y concretamente el por que no se podrá llevar sus peticiones. No ceder ante la presión que el perfeccionista ejerce, tome su tiempo, piénselo y decida. No presionarlo para convencerlo o echarle la culpa, hay que presentar argumentos sustentables y darle la razón donde sea lógico.

¿Es posible que un perfeccionista cambie? ¿Dónde se puede acudir a tratamiento?

La información presente en este artículo es una breve descripción del perfeccionismo, sin embargo conlleva mas características y más ciclos en los que está inmerso, por lo tanto es necesario abordar las características propias de la persona y las áreas específicas donde se les dificulta para así poder diseñar un tratamiento personalizado.

Es posible que un perfeccionista tenga mejorías y es posible que los familiares logren una convivencia más positiva con él.

Si buscas ayuda, hoy es un buen día para empezar, y SEPIMEX está para servirte.

Paola Villaseñor

Terapeuta Cognitivo Conductual

Centro SEPIMEX

paola@sepimex.com.mx

56891419

Anuncios

Autor: SEPIMEX

Servicios Psicológicos Integrales de México "Enciende tu bienestar" www.sepimex.com.mx

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s